19 de agosto de 2014

Pido ayuda a mis lectores

Estoy traduciendo del inglés un libro que espero que podamos publicar en nuestra editorial (Libros de Cabecera) el próximo otoño. Su título es OVERFISHED OCEAN STRATEGY, y mis dudas de traducción empiezan con el título. Lo he traducido como LA ESTRATEGIA DEL OCEANO ESQUILMADO, pero no me convence del todo, y me atrevo a pedirle a mis lectores que me manden alternativas a tal traducción si se les ocurren.

El libro, escrito por una empresaria y profesora del este de Europa, pretende dar las claves de cómo deben actuar las empresas para sacar partido a un futuro en el que se están agotando las materias primas, por un lado, y la capacidad de tratamiento de los residuos por otro. Un futuro en el que la premisa de que se va a poder seguir consumiendo a partir del consumo ilimitado de los recursos y generando toneladas de recursos (la economía de usar y tirar) se ha acabado.

A partir de ahora mismo hemos de diseñar los productos de otra forma y plantear los negocios de modo que sean realmente reciclables y su vida útil se alargue. Se acabó la sociedad del consumo y del derroche.

19 de agosto de 2014

Suiza va bien

Nunca he sacado rendimientos interesantes de mis inversiones en la bolsa suiza, pero hay que reconocer que son un país admirable. Sus datos macroeconómicos son envidiables. Y parecen vacunados contra la incertidumbre y la volatilidad. Quien quiera evitar sustos, que escoja acciones suizas. Y cuanto más grandes, mejor.

7 de agosto de 2014

Mantener la calma ante una bolsa a la baja

Parece que la bolsa espere a bajar a que yo me tome unos días de vacaciones. Empecé mis vacaiones hace unos días y las bolsas no paran de bajar desde entonces. Esto mismo me ha pasado otras veces.

Por desgracia, no es por mi culpa que bajan, sino por la acumulación de malas noticias que hacen prever un futuro menos halagüeño del que se descontaba en las cotizaciones. Y como muchos inversores habían acumulado pingües plusvalías, se apresuran a deshacerse de sus acciones.

Mi filosofía, reconozco que cómoda, pero mo por ello menos  meditada, es procurar no precipitarse en estas situacioness. No perder la calma. De entrada no hacer nada. Es poco aconsejable vender ahora, porque las caídas suelen ser excesivas. Se da un cierto ‘efecto pánico’ en estas circunstancias, que empuja a muchos a vender más allá de lo razonable. Además, yo siempre me digo (no sé si para conformarme) que cuando alguien vende es porque alguien compra. Sin duda alguien bien informado y buen gestor. Si yo no vendo de alguna manera estoy haciendo lo mismo que ese comprador, quedarme con las acciones. A estos precios, no debe ser tan malo.

Y por último, quiero creer que las circunstancias que se están dando para justitificar esta crisis (básicamente Portugal y Rusia) no dejan de ser de carácter europeo (no global) y periféricas. Yo apuesto por que se superarán en poco tiempo. Espero que para finales de agosto o inicios de septiembre pueda ser un comprador que aproveche las gangas que esta caída deje.

Mientras tanto, ¡a disfrutar mis vacaciones!

4 de agosto de 2014

Qué han de hacer las empresas para entrar realmente en la era digital

Un extraordinario artículo que me ha remitido la consultora McKinsey lo resume magistralmente en 7 puntos:

1. Incrustar en la visión estratégica las posibilidades de digitalización del modelo de negocio con la máxima ambición. Literalmente sugieren: aspire a lo que pueda parecer imposible, porque en esta era digital no existe lo imposible. Lo imposible ocurrirá mañana; hoy ha de pensar usted más allá de lo imposible. En suma, sus objetivos han de poner nerviosos a su equipo…

2. Contratar expertos en el mundo digital, que probablemente no están en su su empresa ni en su sector, y son mucho más jóvenes que usted. Y hacerlo con amplitud de miras, siendo creativo en las formas. Los genios digitales son difíciles de contratar y mucho más de mantener dentro de una organización clásica. Pero sin ellos no avanzará. El éxito consiste en crear equipos mixtos, de profesionales de dentro y de fuera de la empresa, de expertos en el sector con expertos en nuevas tecnologías, darles libertad y dejarles experimentar.

3. Proteger los avances y proteger el conocimiento generado, estableciendo canales que empapen a toda la organización. Implicar a toda la dirección en el empeño.

4. Cuestionarlo todo. Como si se empezara desde cero. Toda la cadena de valor. Empezando por el modelo de negocio, siguiendo por la relación con el cliente y acabando con los procesos de soporte.

5. Ser rápidos y monitorizar el proceso con datos. Se acabaron para siempre los plazos de desarrollo de producto superiores s un año, e incluso los de meses se contrastan enseguida con la experiencia de clientes. El tiempo es oro.

6. Priorizar los avances para poner más énfasis y recursos en aquellos cambios que vayan a tener más impacto económico. No dejarse deslumbrar por los techies. Sin matar su espíritu transgresor, hay que ponerle cifras de retorno y rentabilidad a sus ideas. A veces puede ser más interesante la modificación de un poco glamouroso proceso interno que un espectacular cambio en el proceso de venta.

7. Pero no pierda de vista al cliente, porque todo lo que contribuya a mejorar su experiencia de compra redundará en una mayor fidelidad y en definitiva será beneficioso para la empresa.

Mis lectores coincidirán conmigo en que es un valioso material para construir la agenda estratégica imprescindible hoy en día.

1 de agosto de 2014

El tango del default de Argentina

Intento entender qué pasa en realidad con la suspensión de pagos de Argentina, y no consigo entenderlo. Me da la impresión de que el gobierno argentino, encabezado por su ministro de finanzas, está jugando a un juego que le gusta jugar, en el que también participan los bancos tenedores de sus bonos y un juex norteamericano.

¡Un bonito teatro en el que los inversores de  medio mundo, y en especial los españoles somos meros espectadores!

Eso sí, mientras tanto llevamos dos días de bolsas hacia abajo.

1 de agosto de 2014

Trabajo part-time

Las cifras de trabajadores part time en Estados Unidos son superiores al 20% y en Alemania casi están en el 30%

¿Es el trabajo part-time la forma de abordar el problema del desempleo en el futuro? Grandes empresarios, como Larry Page de Google, Carlos Slim de América Móvil o Richard Branson de Virgin, están sugiriendo que se avance en ese sentido. La pregunta es si realmente esa es la solución, o sólo un parche.

31 de julio de 2014

Los inversores individuales pierden siempre porque no diversifican sus inversiones

Leo que la Goethe University de Frankfurt ha descubierto que la principal razón porque los inversores individuales suelen ser malos inversores es porque no diversifican sus inversiones. Me alegra comprobar que es así, porque es lo que siempre he pensado y predicado. Diversificación y disciplina de venta al superar unos límites (al alza o a la baja) siempre he defendido que son la clave de un inversor prudente.

29 de julio de 2014

Vamos a tomarnos el cambio climático en serio?

Me alegro de leer que la Casa Blanca ha publicado hoy un informe en el que por primera vez los Estados Unidos reconocen que hay que tomar medidas para detener el cambio climático ya.

Más vale tarde que nunca.

Esperemos que no sea demasiado tarde.

26 de julio de 2014

No es buen momento para el negocio de Retail

Supongo que se debe al avance del comercio electrónico, con Amazon por delante de todos, pero ni mucho menos el único, pero el negocio del Retail (comercio minorista) no está pasando por sus mejores tiempos. Las cuentas de Tesco, en UK, o de Walmart en los EEUU, ambos gigantes mundiales del Retail) no han sido nada buenas. Lo mismo ha ocurrido con El Corte Inglés en España.

Lo dicho, mantenerse alejado del negocio de Retail en la bolsa.

26 de julio de 2014

El chasco de Amazon

Amazon acaba de anunciar sus resultados del 2º trimestre de 2014. Suponen unas pérdidas incluso más abultadas de lo que los analistas esperaban. La compañía crece en ventas (80.000 millones de dólares) pero no sabe lo que son los beneficios. El chasco en la bolsa ha sido de órdago. Con caídas superiores al 10%.

Y el problema no son sólo las pérdidas sino la impresión de que no se sabe cuál es su estrategia, salvo la de crecer en ventas y disparar a todo lo que se mueve. Por ejemplo, entrando en la venta de alimentos frescos o creando un smartphone.

En Bloomberg hablan de Amazon como un “black box”, una caja negra.

Muchos inversores que confiaban en la empresa han acabado hartos y vendiendo sus acciones. Ese es mi caso. Estamos hartos de apostar por la promesa eterna. Es posible que la estrategia funcione a largo plazo, pero también es posible que todo se derrumbe como un castillo de naipes. Otras veces ha pasado. La empresa no para de crearse enemigos. Em muchos frentes. No sólo el del libro. Y algunos son muy fuertes.

¡Hasta la vista, baby!