31 de julio de 2014

Los inversores individuales pierden siempre porque no diversifican sus inversiones

Leo que la Goethe University de Frankfurt ha descubierto que la principal razón porque los inversores individuales suelen ser malos inversores es porque no diversifican sus inversiones. Me alegra comprobar que es así, porque es lo que siempre he pensado y predicado. Diversificación y disciplina de venta al superar unos límites (al alza o a la baja) siempre he defendido que son la clave de un inversor prudente.

29 de julio de 2014

Vamos a tomarnos el cambio climático en serio?

Me alegro de leer que la Casa Blanca ha publicado hoy un informe en el que por primera vez los Estados Unidos reconocen que hay que tomar medidas para detener el cambio climático ya.

Más vale tarde que nunca.

Esperemos que no sea demasiado tarde.

26 de julio de 2014

No es buen momento para el negocio de Retail

Supongo que se debe al avance del comercio electrónico, con Amazon por delante de todos, pero ni mucho menos el único, pero el negocio del Retail (comercio minorista) no está pasando por sus mejores tiempos. Las cuentas de Tesco, en UK, o de Walmart en los EEUU, ambos gigantes mundiales del Retail) no han sido nada buenas. Lo mismo ha ocurrido con El Corte Inglés en España.

Lo dicho, mantenerse alejado del negocio de Retail en la bolsa.

26 de julio de 2014

El chasco de Amazon

Amazon acaba de anunciar sus resultados del 2º trimestre de 2014. Suponen unas pérdidas incluso más abultadas de lo que los analistas esperaban. La compañía crece en ventas (80.000 millones de dólares) pero no sabe lo que son los beneficios. El chasco en la bolsa ha sido de órdago. Con caídas superiores al 10%.

Y el problema no son sólo las pérdidas sino la impresión de que no se sabe cuál es su estrategia, salvo la de crecer en ventas y disparar a todo lo que se mueve. Por ejemplo, entrando en la venta de alimentos frescos o creando un smartphone.

En Bloomberg hablan de Amazon como un “black box”, una caja negra.

Muchos inversores que confiaban en la empresa han acabado hartos y vendiendo sus acciones. Ese es mi caso. Estamos hartos de apostar por la promesa eterna. Es posible que la estrategia funcione a largo plazo, pero también es posible que todo se derrumbe como un castillo de naipes. Otras veces ha pasado. La empresa no para de crearse enemigos. Em muchos frentes. No sólo el del libro. Y algunos son muy fuertes.

¡Hasta la vista, baby!

25 de julio de 2014

¿Por qué no invertir en Airbus?

Leo un informe que recomienda la inversión en el fabricante europeo de aviones. Yo no lo voy a hacer. ¿Por qué? Porque creo que este tipo de empresas son demasiado susceptibles a riesgos geopolíticos, que hoy más que nunca están a la orden del día. Eso le pasa, en general, a la industria de la aviación, líneas aéreas incluidas. Prefiero empresas más discretas, con menor perfil público; aquellas que ganan su dinero en silencio. Eso es, una manera de bautizar mi política de inversión que usaré a partir de ahora es esa: invertir en campeones silenciosos. Voy a aplicarla a rajatabla a partir de ahora.

23 de julio de 2014

Es posible que las acciones estén caras, pero ¿hay otro sitio donde invertir?

Los analistas e inversores empiezan a cuestionarse si las acciones están caras. La ansiedad se nota en el ambiente. Pero el problema es, en mi opinión, que los niveles de liquidez son muy altos (en relación a la media histórica) y los inversores no tienen alternativas válidas donde invertir (en general).

Solución: invertir muy selectivamente, de forma cauta y crítica, por ejemplo en acciones con un PER inferior a 15 en general, o a 20 en empresas o industrias con una tasa de crecimiento de dos dígitos, y confiar en que el siguiente paso de los mercados sea estabilizarse, pero no caer a plomo. Incluso seguir subiendo, si los resultados publicados fueran buenos, e implicaran una caída de PER.

23 de julio de 2014

Invertir en startups, ¿cuestión de intuición?

Acertar a la hora de invertir en una startup es algo muy difícil de racionalizar. Aunque no por ello hay que dejar de intentarlo.

Yo creo que hay que tratar de reducir la cuestión a lo más básico (rebuscando en la maraña de presentaciones y números que los emprendedores nos ponen delante): qué se pretende vender en esencia, a quien se le pretende vender y a quien se ha de desplazar o ganar en la lucha por el dinero del cliente. ¿Es razonable pensar que la propuesta de valor al cliente de la nueva empresa tenga éxito (es decir, produzca ventas crecientes y beneficios suficientes)? ¿Es razonable pensar que ese éxito sea asumible en un período de tiempo aceptable? ¿Son la posición de mercado y la rentabilidad sostenibles en el tiempo?

Por desgracia no siempre nos hacemos bien esas preguntas; que son sustancialmente intuitivas. Y por desgracia son muchas las inversiones que responden negativamente a ellas, pero nos damos cuenta cuando ya es tarde, porque ya hemos invertido un dinero que entonces vamos a perder.

Y no sólo hay que hacerse esas preguntas para no invertir, sino también, siendo más positivos, para cambiar el enfoque del negocio y entonces hacer la inversión con un poco más de posibilidades.

23 de julio de 2014

¿Es la globalización una barrera contra una posible guerra mundial?

Me pregunto si la globalización, con el tramado de relaciones económicas y culturales y el intercambio intenso de personas y mercancías entre todos los países del mundo no hace más difícil el estallido de conflictos bélicos mundiales como los vividos en el siglo XX. El actual conflicto ucraniano es, quizás, una muestra de ello.

21 de julio de 2014

¿Viven las grandes marcas de la ignorancia de los consumidores?

Según leo, un reciente estudio concluya que SI. Cuanto más informados están los consumidores, más consumen marcas blancas, ya que éstas son igual de eficaces para lo que se persigue y mucho más baratas. Un ejemplo que dan son las aspirinas de marca CVS (un cadena de tiendas) y las de Bayer, que cuestan tres veces más. Pero hay muchos más ejemplos. En España podemos verlo con los consumidores que siguen optando por las marcas conocidas de alimentación frente a las marcas blancas de la distribución. Y lo mismo en artículos de limpieza.

En definitiva el consumidor desinformado, por desconocimiento o pereza, compra la marca consolidada y conocida porque compra seguridad. Paga el proceso de control que dicha marca ha hecho, y que de ese modo se evita.

O sea que venden confianza, prestigio. ¿A un precio muy caro?

21 de julio de 2014

El paro también preocupa en los Estados Unidos

Leo en Bloomberg que en los EEUU también están preocupados por el paro, sobre todo el de larga duración, y por la falta de movilidad entre estados a la hora de buscar trabajo, así como de las políticas gubernamentales.

Sugiero a mis lectores la lectura (en inglés) del artículo al que me refiero, que encontrarán en http://www.bloombergview.com/articles/2014-07-21/u-s-unemployment-demands-new-ideas?alcmpid=view

En todos lados cuecen habas.