3 de diciembre de 2016

Cómo clasifico los proyectos que me presentan

Continuamente estoy viendo proyectos de negocio que me presentan directamente o en diversos foros. En función del enfoque del proyecto los clasifico en cuatro tipologías, que se corresponden a cómo los imagino en la campana de Gauss que acaba siendo la inversión en capital riesgo:

  1. Potenciales unicornios: planteamientos innovadores y ambiciosos apoyados en un equipo excelente de fundadores, que suponen un negocio potencialmente globalizable y  difícilmente replicable (hasta ahora no he encontrado ninguno)
  2. Startups oportunistas: Startups basadas en aprovechar una ventana de oportunidad para hacer mejor o más rápido lo que ya hacen otros, o abordar un nicho marginal de mercado con el apoyo normalmente de la tecnología de Internet y las redes sociales (es la startup típica)
  3. Negocio: Posible buen negocio (no startup), normalmente con menos riesgo implícito, pero con menos upside
  4. No negocio: Mal negocio, que no tiene visos de sobrevivir a medio plazo

Obviamente, en aquellos proyectos que creo que no son negocio no invierto, pero en los negocios, quizás buenos, pero no con filosofía startup, tampoco. Existe un tipo de inversores para ese tipo de proyectos y otro para startups.

1 de diciembre de 2016

Expect the unexpected

Me gusta esta expresión que acabo de leer en el informe de un banco referida a la presidencia de Trump y sus posibles efectos colaterales.

29 de noviembre de 2016

Qué podemos esperar de la economía en 2017

Si la política no aporta mayor incertidumbre y cambios heterodoxos de rumbo, que es algo que podría pasar, ante la oleada de populismo que asola el planeta, 2017 apunta a ser un año tranquilo en el que el crecimiento mundial continuará e incluso aumentará levemente (los analistas vaticinan un 3,2%, algo superior al 3% que se espera para 2016).

¿Qué aportará de nuevo?

Pues principalmente el regreso de la inflación y el cambio de ciclo de los tipos de interés. Eso no quiere decir que se conviertan en un problema, pero sí que empezarán a subir. Se supone que también lo harán los salarios.

¿Y las bolsas? Pues deberían mantenerse sostenidas, si la subida de tipos es lenta y los beneficios empresariales se aguantan bien, como debería ser en Europa y quizás menos en América. Aunque en Estados Unidos la procesión irá por barrios, porque en función de la política que adopte el gobierno norteamericano, habrá sectores y empresas más favorecidos que otros. Esos sí, si se produce un recorte de impuestos de sociedades y se facilita la repatriación de fondos de las grandes multinacionales, la bolsa americana puede experimentar coyunturalmente en cierto boom.

Como siempre habrá que estar atentos.

29 de noviembre de 2016

Proyectos de negocio o de unicornio

Cuando me presentan proyectos de empresas (startups) enseguida discrimino si estoy ante un proyecto de negocio o ante un proyecto de unicornio. Me explico.

Obviamente nadie tiene certeza cuando se plantea una aventura empresarial de adonde conducirá, pero sí que se puede deducir a priori de su planteamiento, si en el mejor de los casos estamos ante un buen negocio o podemos estar ante un nuevo “unicornio”, una empresa que puede llegar a ser valorada por encima de los 1.000 millones de dólares.

Es importante hacer esa distinción al inicio, porque hay que mirar los proyectos con distinto prisma.

26 de noviembre de 2016

Trump: ¿bomba de relojería?

Mucho me temo que el nuevo presidente de Estados Unidos llevará a la humanidad a tiempos revueltos. Sus decisiones económicas y sobre todo políticas me hacen temer por una era post-Trump muy dura.

Ojalá me equivoque.

¡Ah! Y supondrá una época gloriosa para China y Rusia, que sin duda nos conducirá a una nueva especie de guerra fría, con dos frentes: China-Rusia por un lado y Estados Unidos-Europa por otro. No es un panorama que me entusiasme.

Y un último vaticinio: yo creo que Trump no acabará su mandato presidencial. Veremos si acierto.

26 de noviembre de 2016

Quo vadis Europa?

Europa debe ser consciente de su posición de liderazgo mundial. Si no económico, sí ideológico. Todos (o casi todos) los habitantes del mundo querrían vivir en Europa. Europa supone sólo el 6% de la población mundial, pero el 20% del PIB mundial y ¡el 50% del gasto social mundial! Las cifras hablan por sí solas. Y dan que pensar.

26 de noviembre de 2016

¿Para cuándo el traspiés de China?

Yo creo, como muchos, que China dará un susto en algún momento; la cuestión es cuándo. Obviamente, cuando pase, las bolsas mundiales se tambalearán.

Yo confío en Asia, pero me asusta China. Creo que no se puede prescindir de las bolsas asiáticas (mediante fondos o ETF) pero hay que diversificar. Invertir exclusivamente en China me parece demasiado arriesgado.

26 de noviembre de 2016

Del acceso a la información

Acabo de recibir de uno de mis bancos un documento de casi 200 páginas relativo a la estrategia bursátil para 2017. Me lo mandan por correo electrónico.

Un documento de esas características no puede leerse en la escasa pantalla de mi ordenador portátil. Ni en la de un PC de sobremesa al uso. Me estoy planteando comprar un Mac de sobremesa de gran formato de pantalla, porque de no hacerlo me será imposible leer ese tipo de informes, muy interesantes, porque te permiten profundizar con sosiego en los temas, que de lo contrario sólo leo en diagonal.

Eso sí, se agradece mucho cuando los autores incluyen un resumen de conclusiones, de media docena de páginas como máximo.

Es obvio que el papel ha de seguir desapareciendo. Y que todos acabaremos teniendo en casa ordenadores de gran pantalla donde leeremos estos contenidos.

Apple está ganando esa batalla, por lo que percibo. Yo soy un convencido.

7 de noviembre de 2016

La polución urbana, un problema grave ya

Hace unos días he estado en Hanoi y he experimentado la evidente contaminación del aire debido a su infernal tráfico. La mayoría de personas se cubre la boca con una máscara a modo de protección ante un aire irrespirable. Yo mismo experimenté un molesto picor preludio de le entrada del humo negro en los pulmones. Por nada del mundo viviría en esa ciudad, en la que viven 8 millones de peronas.

Pero no es un fenómeno aislado. Muchas otras ciudades están o han estado en estado de emergencia por polución. Hace unos meses Pekín, recientemente Madrid y ahora mismo leo que le está pasanso a Nueva Delhi, que ha obligado a cerrar colegios y donde los extranjeros se plantean dejar la ciudad.

En Hanoi y Delhi es fruto de la densidad de población y de las costumbres locales, de la que me gustaría destacar algo que se da en la mayoría de urbes en los países en desarrollo: no existen aceras para plantearse andar por la ciudad y los servicios públicos de transporte som deficientes, por lo que todo el que puede se mueve con un vehículo a motor. Normalmene una motocicleta, pero también un coche. Quien ha xperimentado el tráfico de Hanoi, Marrakech o El Cairo, sabe de que hablo.

no podemos seguir así, si no queremos pagar un alto precio. Los recién nacidos ya lo están notando en muchos de esos países.

17 de octubre de 2016

Religión vs. derecho y economía

Acabo de leer el informe del sector del libro en España en 2015 y me sorprende comprobar que en dicho año se publicaron en el país 10,5 millones de libros de religión y sólo 2,3 millones de derecho y ciencias económicas. Al menos en número de títulos publicados la cosa está más igualada, porque se publicaron 2.978 títulos de religión y 3.286 de derecho y economía.