20 de Abril de 2017

Un libro que ningún directivo y sobre todo ningún emprendedor se puede perder

Mi editorial, Libros de Cabecera acaba de publicar un libro que merece la pena leerse: Emprender y liderar una startup, que es la traducción del libro del emprendedor e inversor norteamericano Ben Horowitz titulado The hard thing about hard things.

En el libro Ben explica su propia experiencia como CEO de una startup y recoge multitud de enseñanzas y consejos de gestión para emprendedores y directivos en general. Es como un master comprimido que merece la pena leerse.

Hemos hecho un gran esfuerzo para traducirlo, capitaneado por Manuel Matés, y creo que el resultado es excelente.

Puede comprarse en la web de la editorial (impreso o digital), en Amazon o en cualquier librería o cadena de librerías en España.

20 de Abril de 2017

Los emprendedores deben tener un plan B

Hoy he estado con un emprendedor quien, como la mayoría, se plantea el crecimiento de su incipiente negocio de forma independiente y con afluencia de capital que espera que se lo aporten inversores a los que convenza de la bondad de su proyecto. Era un negocio B2B basado en una tecnología nada disruptiva. De hecho pretenden meter las posibilidades de las nuevas tecnologías y de las redes sociales en un sector de toda la vida. No quiero entrar en más detalles porque no quiero que se identifique al emprendedor y la empresa; no se trata de eso.

Quiero resaltar que dicho emprendedor, como muchos, no había pensado en un Plan B si su búsqueda de capital no progresa, o si su negocio no levanta el vuelo como espera.

¿Y cuál es ese plan B? Pues, en mi opinión, buscar una alianza con un player del sector que ya esté establecido y le pueda proporcionar apoyos en cualquiera de tres ámbitos (o mejor en todos ellos): el comercial, el industrial y el financiero.

Es obvio que por ese camino se pierde total o parcialmente la independencia, y que se diluye parte del valor potencial de la empresa, pero es mejor ser poseedor una parte de algo que vale algo que del 100% de algo que no vale nada.

Los emprendedores deben pensar en esto.

21 de Marzo de 2017

¿Acabará Tesla en manos de uno de los grandes del automóvil?

Tesla, la innovadora fabricante de vehículos eléctricos del visionario Elon Musk, está en serias dificultades. Sigue necesitando capital y no es seguro que los inversores financieros estén deseosos de seguir poniendo dinero ante la gigantesca cifra de recursos que la compañía ha engullido desde su fundación.

La cuestión que surge es: ¿quebrará? ¿desaparecerá? Yo creo que la respuesta a ambas preguntas es NO. Especialmente a la segunda de ellas. Tesla o encontrará capital o encontrará un comprador antes de tener que afrontar una quiebra. ¿Quien sería ese comprador? Pues cualquiera de los grandes del automóvil: BMW, Daimler, Toyota, VW o General Motors creo que son los principales candidatos.

Estaremos atentos a los acontecimientos.

18 de Marzo de 2017

Agrolimen apuesta por África

El holding de la familia Carulla propietario de Gallina Blanca nos da una nueva demostración de visión estratégica apostando por el futuro más prometedor y próximo que tenemos: África.

El diario Expansión de hoy explica que Agrolimen, a través de su filial GBFoods y en alianza con Helios, un fondo de inversiones británico especializado en África, ha comprado el grupo nigeriano Watanmal, que factura 400 millones de dólares en 30 países africanos.

Agrolimen dispondrá desde este momento de un negocio que, una vez fusionado con sus propias actividades en África, facturará 500 millones de dólares y liderará el sector en el continente.

Chapeau por este grupo catalán que demuestra que las empresas españolas son capaces de jugar un papel importante en el escenario global en algunos sectores.

13 de Marzo de 2017

2017, el año del ¿y si…? para los inversores en bolsa

2017 ha empezado con cierto buen pie. Además, las previsiones de crecimiento del PIB mundial son optimistas. Se habla de +3,4%, algo por encima del +3,1% registrado en 2016. El optimismo es generalizado. La única duda es de carácter geopolítico. ¿Y si las cosas se tuercen porque las decisiones políticas suponen un freno a ese crecimiento?

Hay muchas razones que pueden llevar a pensar en ello. En Estados Unidos existe un gobierno imprevisible liderado por una persona imprevisible de la que se espera que cometa cualquier barbaridad en cualquier momento. Además, las bolsas están en máximos y se registra una tasa de pleno empleo, lo que conduce a un aumento del consumo y a un alza de la inflación. En Europa el futuro de la Unión Europea se siembra de dudas por el Brexit y los procesos electorales de Holanda, Francia, Alemania y quizás Italia, donde avanza un populismo antieuropeo que reniega de la Unión y del euro. En China se debe producir la reelección de Xi Jinping para un segundo mandato, lo que produce un cierto nerviosismo.

Además, en la vertiente monetaria, el banco central norteamericano, la FED, va a seguir subiendo el tipo de interés de referencia del dólar, al menos 2 veces en 2017, la próxima esta semana. Y a lo largo de 2017 irán creciendo las presiones, sobre todo procedentes de Alemania, para que el BCE acabe con el tipo de referencia 0% para el euro. Y la subida de tipos de interés puede atragantársele a la economía mundial. Sobre todo a los países y compañías más endeudados.

Obviamente, todo eso que acabo de decir puede producir una caída de las bolsas, y probablemente la producirá. No sabemos exactamente cuándo, aunque presumimos que sea entre el 2º y tercer trimestre.

La cuestión es ¿cómo será de grave? y, sobre todo, ¿será algo permanente o pasajero?

Yo me atrevo a apuntar la posibilidad de que sea pasajero, y de que en realidad sea una gran oportunidad de compra, si las peores perspectivas no se confirman. Porque, ¿y si resulta que 2017 es en realidad un año para la esperanza, un año positivo?

Veamos que puede conducir a la esperanza. En EEUU un año de crecimiento y consolidación, tanto del empleo como de los beneficios empresariales, en el que Trump se apacigua o lo apaciguan. Una Europa en la que al verle las orejas al lobo se da un impulso al europeismo y se avanza en el fortalecimiento de las instituciones europeas y del euro. Una China que, espoleada por su gobierno, sigue creciendo a buen ritmo, y hacia finales de año aprueba, en el congreso del partido de septiembre, las medidas estructurales que necesita para asumir su papel de liderazgo económico mundial.

Sé que algún lector me puede tildar de optimista en exceso, pero les pido que reflexionen sobre lo que digo. Aunque parezca mentira, el ser humano se crece ante las adversidades, y pienso que 2017 nos dará una lección en ese sentido.

Veremos.

6 de Marzo de 2017

El próximo martes 14, en El Corte Inglés de Portal de l’Angel en Barcelona, charlamos sobre nuestro libro de bolsa

A las 19.00 charlaremos de bolsa con los lectores del libro 30 acciones para invertir en bolsa en 2017 en la 6ª planta del centro de El Corte Inglés del Portal de l’Angel en Barcelona, en la Sala de Ámbito Cultural.

Te esperamos.

9 de Febrero de 2017

Trump, perro ladrador…

Se dice “perro ladrador, poco mordedor” y hay quien empiece a cuestionarse si el nuevo presidente de loa EEUU responde a ese modelo.

Bloomberg titula uno de sus recientes artículos Donald Trump, paper tiger

Veremos si efectivamente la era Trump se queda en eso…

19 de Enero de 2017

El yuan, ¿protagonista en 2017?

China va a continuar siendo el foco de atención de la economía mundial y en consecuencia de los mercados bursátiles, en 2017. Y en mi opinión lo va a seguir siendo especialmente por la evolución que siga su moneda: el yuan. El gobierno chino está tratando de gestionar el yuan para que su devaluación sea controlada, de manera que permita mantener un ritmo de crecimiento del PIB que sea el resultado de un descenso en el crecimiento de la exportación y un aumento del consumo interno. Los chinos están en lo que podríamos llamar “la 2ª Larga Marcha” (la primera fue la que preconizó Mao Tse Tung hace décadas). Esta es una marcha de cariz económico, que pretende que la economía china disminuya su dependencia de la industria y la aumenten los servicios, disminuya la dependencia de la exportación y aumente el consumo interno, disminuya la dependencia de la industria manufacturera básica y aumente la de valor añadido, disminuya la clase obrera y aumente la clase media, disminuya la importancia del sector público en muchos sectores (en especial en la banca) y aumente el sector privado… y todo ello, por supuesto, sin que cambie el régimen político. Es un reto muy difícil, pero en ello están. De que lo consigan depende la estabilidad de los mercados financieros en el mundo. Y uno de los elementos de regulación clave es el cambio de su divisa respecto al dólar.

Si los inversores chinos (o no chinos) ven peligrar en exceso la cotización, sacarán dinero de China a marchas forzadas, y eso agravará el problema creando un círculo vicioso. El resultado será una importación de inflación al país y mayores dificultades para llevar a cabo la agenda que acabo de describir, porque daría un impulso a corto a la competitividad de la industria manufacturera china, aparte de ser visto como una amenaza por el resto de países, que podrían reaccionar elevando sus restricciones al comercio con china. Es decir, una pesadilla global.

Todo ello, ahora, además está especialmente sensible por la postura negativa de Estados Unidos con Trump, que no olvidemos que es el mayor cliente de China.

Así que, ojo al yuan.

16 de Enero de 2017

La banca, esa apestada

Hubo una época en la que la banca era un negocio y pertenecer a ella era una pátena de intocabilidad  a la que aspiraban las familias españolas. Hoy ya no es así. Todo el mundo se aleja de la banca como si fueran apestados. Y desde luego que lo son, al menos en dos instancias muy poderosas: la opinión pública y el sistema judicial.

Yo no tengo ningún prejuicio  a favor de la banca. Si acaso lo tengo en contra. Pero, aún así, creo que estamos ahora en un extremo del péndulo de valoración de su imagen, y que estamos pasando a un punto algo irracional e injustificado.

Para mi ese punto se ha traspasado con la condena relativa a las cláusulas suelo. No acabo de entender porqué no es aceptable que el prestamista ponga unas condiciones a su préstamo a interés variable que incluyan un tipo mínimo. Y que no me digan los prestatarios que no sabían de su existencia.

Pero la veda está abierta y la caza al banco es ahora el deporte nacional. Acabo de leer que otro juzgado ha considerado inválida otra cláusula de un préstamo hipotecario. Desde luego, ellos se lo han buscado, obrando con prepotencia durante años y años. Pero habrá que ponerle fin a este linchamiento algún día, ¿no? Creo que la lección ya la han aprendido…

7 de Enero de 2017

Del beneficio a la caja (y 6): Conclusión

En resumen, pues, para gestionar hay que disponer de los cuatro instrumentos siguientes, al menos con la frecuencia que citamos a continuación:

  1. Desde principios de año, unos Presupuestos del ejercicio, que incluyan:
    • Cuenta de Resultados del ejercicio
    • Balance estimado a finales del ejercicio
    • Presupuesto de Tesorería del ejercicio
  2. Cada trimestre (idealmente cada mes) la Cuenta de Resultados, para saber el beneficio y el cash flow que se está generando.
  3. Cada semestre (idealmente cada trimestre) el Balance, comparado con el Balance al final del ejercicio anterior, para saber qué recursos financieros está requiriendo el negocio y cómo se están financiando.
  4. Cada mes la Previsión de Tesorería, con visión a tres meses, para mantener controlada la tesorería.

En fin, espero que esta serie aporte mi pequeño grano de arena a la comprensión del negocio por parte de los empresarios, y les inspire a mejorar su cuadro de mando.