my-bukkake.com
11 de octubre de 2019

166.000 aspirantes para 4.000 puestos de funcionario de Correos: Quo vadis España?

Es una noticia que me hace pensar. Estos son los pensamientos que me vienen a la cabeza:

  1. Los funcionarios de Correos deberían estar orgullosos de su puesto de trabajo, ya que tanta gente lo querría tener. ¿Lo están? ¿Actúan en consecuencia? A mi no me lo parece. Siempre que he interactuado con ellos me ha parecido que su motivación era muy baja, por no decir nula. Obviamente no es una muestra válida, pero me parece que mucha gente piensa lo mismo que yo.
  2. Si el estatus de funcionario no reuniera los privilegios que reune, y en especial la imposibilidad de ser despedido, ¿habría tanta demanda?
  3. ¿Piensan los candidatos que el puesto es un chollo? Creo que es obvio que si. O al menos en comparación con otras alternativas laborales que puedan tener a su alcance. Quizás lo que buscan es sencillamente «un trabajo para toda la vida», que es algo que ya solo está a merced de los funcionarios. Y quizás por eso no lo tienen los demás mortales. Y quizás por eso los funcionarios tienen el poder que tienen…
  4. Yo pensaba que la atracción del trabajo de funcionario había mermado en España, y que había gente que prefería ser ingeniero, lampista, técnico especialista, directivo, empresario… Pero me lo voy a replantear ante estas noticias.
  5. Obviamente el país tiene un problema si pasan estas cosas. Pero creo que esto ya lo sabíamos. Mucha gente prefiere un monótono trabajo en Correos que una carrera profesional que represente una oportunidad de progresar más allá de los trienios y demás privilegios funcionariales.

En fin, leer esto me hace ser más pesimista sobre nuestro futuro como país. Lo siento.

3 de octubre de 2019

Reinventar tu modelo de negocio: un libro interesante

Mi editorial acaba de publicar un libro francés que he tenido el placer de traducir, que aconsejo a todos los lectores que les interese entender cuál es el camino que ha de seguir una empresa para reinventar su modelo de negocio, ya sea una empresa existente o una empresa nueva.

El libro, fácil de leer y muy práctico, incluye 50 casos de empresas innovadoras que han reinventado modelos de negocio, desde Tesla a Blablacar, pasando por Ikea o Salesforce.

Merece la pena leerlo.

Lo podeis encontrar en cualquier librería grande, en Amazon o en la web de la editorial: www.librosdecabecera.com

¡Espero que os guste!

24 de septiembre de 2019

Toque de atención al sector turístico

¿Ha acabado un ciclo de crecimiento en el sector turístico?

La quiebra de la agencia de viajes-touroperador Thomas Cook puede ser una señal en ese sentido.

Por otro lado, la próxima salida a bolsa de AirBnB explica por dónde van los cambios en el sector, algo que lleva años siendo evidente.

Pero no todo se acaba aquí. Como ya he dicho en alguno de mis pasados post, la presión para limitar y encarecer los vuelos, en aras a contrarrestar las crisis climática, supone un tsunami que ahora mismo se está gestando y que golpeará al sector más pronto que tarde.

España, uno de los líderes mundiales en el sector turístico, se juega mucho en estos cambios. El único camino es la apuesta por la calidad y la sostenibilidad, cambiando grandes cifras de ingresos o visitantes por buenos márgenes y turismo sostenible y de valor. Además con eso salimos ganando también los habitantes de los lugares visitados por los turistas.

¡No queremos hordas de turistas borrachos, queremos viajeros que aprecien nuestro país y nuestra cultura! Creo que la mayoría pensamos así. Y es por ahí por donde está el futuro de nuestra industria turística.

22 de septiembre de 2019

El futuro tecnológico (y económico) es de Asia

No digo nada nuevo, pero he encontrado en un artículo de Xavier Ferràs en La Vanguardia una información que expresa de forma abrumadora la superioridad tecnológica que de forma imparable van a alcanzar en el futuro los países asiáticos, comandados por China.

La afirmación es la siguiente:

«Cuatro conglomerados asiáticos (Tokio, Seúl, Shenzhen y Pekín) superan en publicaciones científicas y patentes a la zona de San Francisco-San José»

A mí me ha impactado. Supongo que a mis lectores también.

22 de septiembre de 2019

«Poco a poco, el marketing será solo directo»

La frase no es mía sino que la copio de un artículo de Fernando Trías de Bes en La Vanguardia. La traigo a este blog para pasarle a mis lectores, porque creo que Fernando tiene razón… a medias.

Fernando afirma tal cosa en referencia al papel preponderante de Amazon en relación a los otros canales de venta tradicionales, apuntando que Amazon se está imponiendo a todos ellos. Pero quizás confunde Que haga uso del concepto de marketing directo, entendido como la ausencia de intermediarios, porque Amazon no deja de ser un intermediario.

Yo más bien creo que de verdad el marketing será solo directo en el sentido de que los creadores de productos y servicios (fijaos que no digo fabricantes), poco a poco, se limitarán a vender sus productos y servicios y directamente, prescindiendo de intermediarios, salvo muy pocas excepciones, que serán básicamente las grandes plataformas con catálogos universales que servirán a los clientes que no tengan claro qué o a quien comprar. Porque cuando lo tengan claro, lo harán directamente.

Y el marketing directo no se realizará solo a través de Internet, sino que se combinará con la presencia física repartida por el territorio, para acercarse al cliente y completar y mejorar tanto la experiencia de compra como la entrega y el servicio postventa.

Muchas marcas ya lo están enfocando así. Estoy pensando en Inditex, que basa su éxito en estas premisas, pero también en Mapfre, en el sector asegurador, o Danone en la industria alimentaria. Y hay muchísimos ejemplos más.

La propia Amazon acabará separada en dos empresas: una plataforma comercial que ofrecerá todos los productos mínimamente demandados del mundo, y una empresa que venderá sus propios productos. Es cuestión de tiempo. Simultanear las dos cosas no será posible. Alibaba tiene claro que solo es una plataforma comercial, y esas es la base de su éxito.

En cualquier caso el mensaje de Fernando va en la dirección adecuada: El marketing va a acabar con la mayoría de intermediarios, dejando solo a las grandes plataformas (pocas) y un pequeño espacio (mucho menor) para la oferta de catálogos muy especializados, seguramente acompañados de servicios y asesoramiento también muy especializados.

14 de septiembre de 2019

¿Son los intereses negativos la solución o el problema?

Me pregunto si los intereses negativos que ha establecido el BCE para el euro son la solución al problema de la ralentización del crecimiento económico o al contrario nos van a abocar a una crisis.

Bastantes analistas también se lo están preguntando.

Desde luego pagar por depositar dinero no es algo natural. Es anti intuitivo. Vamos, que mi abuela no lo entendería. Y mi experiencia me dice que las cosas que no entiende mi abuela, más pronto o más tarde se demuestra que son una camama.

Yo, por si acaso, voy a ponerme a cubierto poco a poco, en la medida que pueda.

14 de septiembre de 2019

¿Veremos el fin de la electricidad centralizada?

Creo que la respuesta es obvio: lo veremos. La cuestión es CUÁNDO.

La evolución de las energías sostenibles ya hace posible que los consumidores instalen en sus edificios sistemas de generación de energías sostenibles (solar y eólico, principalmente, pero quizás no exclusivamente). Y eso vale para viviendas, locales de negocio o naves industriales.

Existe, pues, un futuro escenario de electricidad descentralizada.

Me pregunto que pasará con el sector eléctrico cuando este escenario se vaya concretando más, y empiecen a perder clientes y a reducir su facturación.

Incluso es perfectamente realista un horizonte a largo plazo en el que la industria de la electricidad entre en crisis.

¡Otro sector clave de la economía actual sometido a la incertidumbre de un futuro de posible desaparición!

14 de septiembre de 2019

¿Coches eléctricos recargados por energía solar?

Por qué no…

Leo hoy que Toyota está experimentado con un Prius que recarga sus baterías con paneles solares. Parece que la tecnología de los paneles flexibles y ultrafinos lo hace posible.

Desde luego, ese es el camino.

La búsqueda del automóvil limpio y autónomo está cada día más cerca del objetivo.

14 de septiembre de 2019

¡Sobra petróleo!

Es curioso que a estas alturas de siglo estemos viviendo una situación respecto al petróleo, del que ha dependido y aún depende en gran medida el mundo, en la que todos tenemos la sensación de que sobra petróleo. Los precios no suben porque la producción mundial supera a la demanda.

¿Cómo hemos llegado esto?

Por el lado de la oferta porque se ha dado un fenómeno curioso: Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, se ha convertido en el mayor productor, de modo que su producción le da para cubrir su enorme demanda e incluso exportar lo que le sobra. Eso ha compensado de sobras las limitaciones políticas que se han impuesto a la producción de otros países, como Irán o Venezuela.

Por el lado de la demanda, porque el esfuerzo mundial por reducir el consumo de petróleo está empezando a dar sus frutos. Los vehículos (coches, aviones, camiones, etc.) se mueven ahora con motores mucho más eficientes, que han reducido drásticamente su consumo. Y el desarrollo de energías alternativas es imparable.

La pregunta es: ¿cómo va a reciclarse la economía del petróleo? Además, ¿van a quedar excedentes no consumidos de las reservas mundiales de petróleo? Los países productores deben estar meditando sobre ello. Sin ir más lejos, Arabia Saudita, que pretende sacar a bolsa su petrolera Aramco, que es sobre el papel la compañía más valiosa del mundo, está dudando sobre el momento y la oportunidad de dicha salida.

11 de septiembre de 2019

Es el momento de bajar bolsa e invertir en fondos no cotizados

Llevo un par de años convenciéndome de que las bolsas están demasiado volátiles y que el binomio riesgo-rentabilidad que ofrecen es peor que el que ofrece la inversión en fondos de inversión no cotizados. Y aunque desde hace unos 5 años apenas he invertido en cotizadas, limitándome a mantener la inversión que ya había realizado, ahora me he decidido a vender gran parte de mis activos cotizados y pasarme con más énfasis a los fondos no cotizados. Y cuando hablo de fondos no cotizados me refiero a fondos de capital riesgo y de private equity principalmente, invirtiendo en ámbitos que pueden ir desde empresas medianas en todo el mundo a inmuebles en renta, pasando por proyectos medioambientales.

El paso que voy a dar tiene un precio: la liquidez. Pero soy consciente de ello y estoy dispuesto a pagarlo. Aunque creo que una correcta diversificación limita bastante el problema.

¿Por qué creo que la inversión en bolsa no es una buena opción? Porque vislumbro un período de grandes cambios en al mundo de las grandes empresas cotizadas en los próximos 5 años. De hecho creo que en ese período el 50% de las empresas cotizadas dejará de hacerlo. Sea porque se fusionarán o serán absorbidas, o sencillamente porque algunas quebrarán.

Me hace pensarlo la sucesión de varios razonamientos que voy a tratar de exponer.

La raíz del cambio la encuentro en dos factores:

  1. La transformación social provocada por la evolución de los bloques y países, con la irrupción de China y en general los BRIC, las corrientes migratorias y el consiguiente populismo salvapatrias. El mundo cambia a marchas forzadas y la situación es convulsa. Todo ello se traduce en una enorme incertidumbre política, que genera una gran volatilidad en las bolsas.
  2. Los cambios radicales que vienen forzados por el objetivo inaplazable de la sostenibilidad del planeta. Se habla de que tenemos, como humanidad, una fecha límite que es el año 2030. La realidad es que el impacto ya lo estamos notando, y va a afectar a todo nuestro modelo económico y social.

Las dos principales consecuencias que observo de esos dos factores de cambio son:

  • Una reducción del comercio internacional, que a corto plazo viene provocada por las guerras comerciales, como la de Trump con China y el mundo en general, o la de Boris Johnson con la Unión Europea, todo en aras del nacionalismo populista que se extiende por el mundo. Pero que a largo plazo también viene afectada por las políticas medioambientales contrarias al comercio internacional digamos injustificado y que abogan por un consumo de proximidad, que quizás no debiera haberse perdido nunca. También incluye al turismo internacional. El impacto sobre los sectores del petróleo, las navieras, las líneas aéreas, el turismo, e incluso la industria alimentaria, no va a tardar en notarse.
  • Una consiguiente reducción de capacidades en muchos sectores, reduciendo la inversión y reorientándola hacia los nuevos escenarios. Eso implica, por ejemplo, el cierre de muchas fábricas de automóviles, concentrando la inversión hacia los vehículos limpios; pero también la reducción en el número de aviones y la concentración de la inversión en aparatos de menor consumo y contaminación; o la reducción y redefinición de la industria turística; por no hablar de la industria petrolera.

En resumidas cuentas, creo que las oportunidades de negocio, de generación de valor, no están en las grandes empresas, que deberán enfrentarse a grandes cambios, con las mochilas repletas de problemas de obsolescencia (de fábricas, de personal, de productos, de directivos,,,) sino en las empresas pequeñas y medianas suya razón de ser es precisamente el cambio y la innovación, sin pasivos.

En el pasado, el problema es que invertir en esas pequeñas y medianas empresas era muy difícil, porque no había canales estructurados y fiables de inversión, y ahora sí que los hay.

Hasta ahora podías llegar a compañías emergentes invirtiendo en el Nasdaq o en los mercados alternativos europeos que nacieron a su imagen y semejanza, incluido nuestro MAB. Está bien, pero no es lo que yo busco.

Lo que encaja en la idea de invertir en el futuro con empresas ágiles y gestores ágiles que pueden crear valor importante en un plazo de tiempo corto (para salir a bolsa o ser vendidas a una gran empresa) es la inversión en fondos de private equity o capital riesgo. Fondos donde, en mi modesta opinión, están ahora los mejores gestores. Fondos que están consiguiendo una binomio riesgo-rentabilidad netamente mejor que los fondos cotizados.

Y allí voy a dirigir mi cartera. Y recomiendo a mis lectores que hagan lo mismo, si pueden, con una parte de su cartera.