26 de enero de 2015

Cómo dejar crecer a Grecia sin ahogarla…

Ahora Europa se enfrenta a un gran dilema: cómo dejar crecer a Grecia sin ahogarla. Pero Grecia se enfrenta a otro aún más complicado: acabar con la austeridad salvaje, pero convenciendo a los que le prestan dinero (comprando su deuda) de que va a poder devolver el dinero prestado. Porque cualquier deudor es libre de decidir aumentar su nivel de gasto, pero no debe olvidar que los posibles prestamistas son también libres de dejar de prestarle dinero.

¿Cómo lograr un equilibrio que deje satisfechas a ambas partes? Ese es el gran desafío al que se enfrenta Grecia y con ella Europa.

24 de enero de 2015

¿Y si la victoria de Syriza en Grecia es lo mejor que le puede pasar a Europa?

Me pregunto si la posible victoria de Syriza no puede ser una llamada de atención a Europa para avanzar de verdad en la unión fiscal e incluso política, algo que necesita hacer hace mucho tiempo.

Algo ha de forzar un cambio en el statu quo. ¿Por qué no Syriza?

De hecho creo que es menos fiero el león de lo que parece. Y Grecia no saldrá adelante si no adopta un planteamiento radicalmente diferente y rompedor.

Igualmente creo que Podemos es una bendición para España. No creo que gane las elecciones por mayoría absoluta, pero como mínimo va a hacer pensar a una clase política anquilosada, la calificada como “casta” por la misma Podemos.

19 de enero de 2015

Una semana interesante en las bolsas

Esta semana es especial por lo que respecta a los mercados financieros. El jueves se espera que el BCE informe de su actuación en relación a la compra de deuda. Se maneja una cifra de 500.000€. Si se confirma habrá una reacción positiva de las bolsas europeas, y por contagio de las del resto del mundo. Si no se confirman las expectativas (no sería la primera vez con este BCE rehén de Alemania), entonces caerán estrepitosamente. El inversor se encuentra ante una primera encrucijada.

Pero es que hay otro hito en la semanita: el domingo 25 serán las elecciones griegas, con una perspectiva inquietante, la victoria de la demonizada Tsiritza, con posiciones de extrema izquierda que incluyen un riesgo de salida del euro. Quizás (y esa puede ser una cuestión clave), un riesgo percibido por el mercado muy por encma de lo razonable).

Si el BCE cubre las expectativas y no gana Tsiritza, tendremos alzas importantes. Si el BCE defrauda y gana la izquierda populista griega, será la hecatombe. Al menos eso dice el guión oficial. Pero puede que alguna de las dos cosas no ocurra…

En cualquier caso estamos ante una apasionante encrucijada. En la que se puede ganar mucho dinero o perder también mucho. Ganarán los más valientes y los que sepan leer entre las lineas de la realidad económico mas allá de lo obvio. Sin duda es un gran reto.

9 de enero de 2015

Tipos legales en España para 2015

El tipo de interés legal del dinero se fija en el 3,5%

El tipo de interés legal de demora se fija en el 4,375%

Son dos datos a los que a menudo hay que recurrir y conviene tenerlos presentes.

8 de enero de 2015

¿Quien liderará el sector de los trenes de alta velocidad?

Se trata de un mercado potencial enorme. Para muestra el Ave a la Meca. Y nos queda la esperanza de que las empresas españolas puedan jugar un papel de liderazgo, aprovechando su experiencia en la red Ave nacional. Pero les ha salido un temible competidor: China. Las empresas chinas del sector aspiran a llevarse el goloso pastel. Y apuestan fuerte.

Las espadas están en alto.

7 de enero de 2015

Xiaomi, el nuevo rey midas

Xiaomi, un fabricante de smartphones a $300 chino valorado en 45.000 millones de dólares, ha sido capaz de meterse en un mercado dominado por el duopolio Apple-Samsung y está a punto de commoditizarlo, es decir, de convertirlo en un mercado en el que todos los productos sean muy similares y se compita por precio. ¿Cómo lo ha hecho? Parece que con dos bazas: 1) unos costes bajos (made in China); y 2) incorporando servicios en sus móviles que le proporcionan ingresos extras.

Por otro lado, todo ello no sería posible sin el importante hecho de que su mercado doméstico (China) es de dimensiones gigantescas. Una ventaja con la que hasta ahora contaban sólo los norteamericanos.

Apréndete este nombre, querido lector. No tardarás en tener un teléfono chino… :)

2 de enero de 2015

Los bajos precios del petróleo han venido para quedarse; ¿es bueno o malo?

Desde luego la caída del precio del petróleo está marcando la agenda económica en este inicio de año. Parece lógico pensar que se producirá un frenazo en las inversiones en energías alternativas e incluso en las inversiones en la exploración de petroleo en general, aunque ni será algo inmediato ni tampoco que dure años. Per sí que impactará al menos en 2015.

Aunque no todo será negativo. La caída del coste del petróleo y sus derivados tendrá un efecto positivo en todas aquellas industrias que los consumen como materia prima o fuente de energía, y también tendrá un impacto positivo en el bolsillo de los consumidores, dejándoles más liquidez libre para consumir.

Luego aunque aquellos sectores que salen favorecidos con un petróleo caro lo notarán negativamente, pero otros muchos lo experimentarán positivamente. E incluso de rebote las propias petroleras lo notarán en positivo porque el consumo aumentará.

En conclusión, yo soy más optimista que pesimista en relación a lo que la caída del petróleo puede suponer para la economía global en 2015. Es más, puede ser el impulso que nos faltaba para dejar atrás del todo la crisis del 2008. En especial en España, consumidora neta de petróleo de forma directa, y favorecida de forma indirecta por la reducción del coste del transporte que animará a mas turistas a venir a visitar nuestro hermoso país…

22 de diciembre de 2014

Top ten technology disruptive trends

The M&A american firm Corum offer a whitepaper about this topic in www.CorumGroup.com/10Trends

Let me just offer to my readers the list of trends:

1. Online exchangers, which connect creators and consumers.

2. Information security, to build barriers to the data and process intruders.

3. Internet of things, just to spread Internet to everything.

4. Enmeshed systems, which are a mixure of software and hardware, and will oblige us to apply new names to new concepts.

5. Data connected networks, beyond the big data wave.

6. Digital force multipliers, that help to convert traditional firms into tech firms.

7. Omni-channel marketing, that means a totally new way of managing communication with the marketplace.

8. Mobilization, from desktop to mobile.

9. Digital currency flow

10. Advanced manufacturing

All of these trends are changing the current business ecosystem and meaning plenty of threats and opportunities to any company.

22 de diciembre de 2014

A vueltas con qué es invertir bien en bolsa

Invertir bien la bolsa es un 33% método, un 33% información y un 33% intuición.

Hay que seguir un método y hay que estar informado, de eso no hay duda, pero tan importante como ello es tener “olfato”, intuición. Los mejores inversores son intuitivos y valientes. Y necesitan un poco de suerte. Aunque la suerte los ha de pillar trabajando, como en tantos otros ámbitos de la vida.

Porque el buen inversor debe tratar de anticiparse a los movimientos del mercado, y entrar antes de que éste suba, o salir antes de que caiga. ¿Que eso cómo se concreta? Pues, por ejemplo, consiguiendo estar dentro los días de mayores subidas del año, y fuera los de mayores bajadas. Solo con eso ya se aseguraría una buena rentabilidad. Cuando digo estar dentro quiero decir estar con un porcentaje de bolsa respccto al total de la cartera más alto del habitual; y viceversa, cuando me refiero a estar fuera quiero decir estar con un porcentaje en bolsa por debajo del habitual. Estar al 100% o al 0% es algo materialmente utópico; salvo que al inversor se le aparezca la Virgen María…

Por otro lado, cuando ya han pasado esos días de alzas o bajas record, el inversor ha de resignarse a aceptar que ya no hay nada que hacer, que ya son irrecuperables. Y de nada sirve entrar el día después de un alza record, o salir después de una gran bajada. Se trata mas bien de lo contrario, de entrar después de una gran bajada y de salir después de una gran subida. Hay que ser valiente para hacerlo, pero las probabilidades de acertar son más altas de lo normal (es decir, superiores al 50%). Resumo: si ayer subió fuerte, yo vendo; y si bajo fuerte, yo compro.

Eso si, como he dicho al principio, información y método. No saltarse los stop loss o stop profit que se tenga decididos. La avaricia rompe el saco. No hay nada mejor para la salud mental del inversor que respetar las normas y olvidarse de las posiciones desechas. Sólo mirar adelante. Otra cosa es acertar en qué porcentaje de oscilación es el que debe marcar los stop… Pero ese ya es tema para un futuro post.

Felices fiestas a mis lectores.

20 de diciembre de 2014

7 cuestiones estratégicas que hay que tener presentes en la era digital

Releo un artículo del McKinsey Quarterly de mayo de 2014, de Martin Hirt y Paul Willmott titulado Startegic principles for competing in the digital age, y entresaco una lista de 7 cuestiones que los autores afirman que definen el terreno de batalla estratégico que la era digital plantea a cualquier empresa:

1. Mayor presión en precios y márgenes. Como consecuencia de la transparencia alcanzada por la mayoría de mercados, los negocios se están commoditizando a marchas forzadas. Ahora más que nunca se hace esencial encontrar el “toque especial”, el plus de valor que se consiga transmitir a los clientes para justificar que te compren, a pesar de que siempre tendrán una opción de precio igual o más barata.

2. Competidores que salen de todos lados. La era digital está destruyendo las barreras entre sectores, y todos invaden el terreno de todos. Google se mete en pagos y quien sabe si pronto en banca. Apple en contenidos. Amazon se pone a editar. Twitter desembarca en el eCommerce… Por citar sólo los más conocidos. La era digital obliga a redefinir incluso cuáles son los sectores económicos.

3. Globalización de verdad: mercados globales con competidores globales. Se impone la dinámica de “el ganador se lo lleva todo” y en consecuencia, los mercados que se crean se reparten entre muy pocos competidores, y rebasan las fronteras. De hecho no saben de fronteras, poniendo en jaque el propio sistema político y regulatorio mundial. La era digital sube a un nivel superior el concepto de economías de escala. Quienes alcanzan una escala planetaria los primeros se hacen inalcanzables para los demás. Tratar de imitarlos, tratar de competir con él o ellos (uno o unos pocos) es económicamente suicida. Aunque ya ha pasado en algunos segmentos del mercado, en muchos otros aún ha de pasar. El próximo futuro va a ser movidito… Especialmente en banca, seguros, media, telecomunicaciones y viajes. Para los gestores de empresas es un gran reto. Para los inversores una gran oportunidad si saben apostar al caballo ganador.

4. Modelos de negocio que se basan en la integración de la cadena de valor con piezas de otros, como si de un Lego se tratar (plug and play). Y por tanto se montan rápido y con muy baja inversión. Un ejemplo claro son las startups que se basan en servicios ofrecidos por Google o Amazon, por ejemplo.

5. Creciente desencaje de la oferta y la demanda de talento. La continua sustitución de personal administrativo o poco cualificado por procesos informáticos automatizados, hace que las empresas estén simultáneamente despidiendo empleados de procesos simples que son “automatizados” y contratando empleados de diferente cualificación para acelerar la digitalización de procesos. Y estos últimos perfiles son escasos frente a la enorme y creciente demanda de los mismos.

6. Creciente homogeneización de la oferta y la demanda en el mundo. ¡Es la globalización, idiota!, podríamos decir. Es un fenómeno imparable que hace del mundo cada vez más un solo pueblo, en la manera de consumir y en la manera de dar respuesta a esa demanda. La oferta y la demanda es cada vez más digital, y la digitalización no admite fronteras, salvo las del idioma, que están resueltas a través del idioma universal de facto que es el inglés. Los consumidores de cualquier país del mundo compran cada vez más en cualquier país del mundo. Podríamos llegar a decir que no les importa dónde compran, ni se preocupan. Compran lo que quieren a quien quieren. Y es problema del proveedor llegar a ellos con su mensaje y con su producto o servicio. Y muchos consumidores compran allí donde se encuentren, y quieren seguir comprando al margen de que cambien de país. Hay muchas empresas que ya lo han entendido; otras no. De nuevo, no hace falta resaltar el reto que ello supone para encajar en los sistemas legales y fiscales que ahora regulan el mundo, eminentemente nacionales. La gobernanza mundial tiene planteado un importante reto, que las nuevas generaciones le van a obligar a afrontar. Veremos qué resulta de todo ello.

7. Y, por último, todo eso pasa en un entorno de continua y frenética evolución de los modelos de negocio. Las ventanas de oportunidad son cada vez más cortas. Los modelos de negocio pierden validez a veces en cuestión de meses, no años. Las empresas menos que nunca pueden dormirse en los laureles. Y eso aplica a cualquier sector, no sólo el tecnológico. Por ejemplo, el sector del automóvil va a cambiar hacia el del servicio de movilidad personal en los próximos años, afectando a los actuales constructores de autos, y a un conjunto de sectores que giran alrededor del automóvil, desde los taxistas a las aseguradoras o los talleres.

En conclusión, estamos en un mundo económico y empresarial en el que es imposible aburrirse. En el que hay muchas oportunidades pero también muchas amenazas. Que obliga a leer bien el entorno y innovar continuamente en los modelos de negocio aplicados. Es la era de la reinvención continua.