15 de julio de 2007

La demanda global de energía y la producción de CO2

¿Podemos ser optimistas?
Necesitamos serlo.
Acabo de leer un informe que asegura que hacia el año 2.020 la demanda global de energía puede ser reducida  a la mitad.
Y que, en consecuencia, el crecimiento anual de la producción de CO2 se reduciría al 0,9% anual, es decir, bastante menos que el 2,4% anual que crece ahora.
Se trata de poner en marcha medidas que suponen una mayor productividad a la generación de frío, calor, agua caliente, o movimiento cinético, por ejemplo. Y medidas que cambien el modo en que hacemos casas o fabricamos acero.
¿Será posible? ¿Será suficiente para parar el deterioro medioambiental de este hermoso planeta?
Si no por nosotros, al menos lo hemos de intentar por nuestros nietos.

Comentario: