6 de diciembre de 2007

Los mayores de 50 años van a ser la solución a la economía

En Estados Unidos calculan que la generación que llaman de los baby boomers, es decir, de los nacidos entre 1946 y 1964, se va a convertir en el grupo social mas influyente en los próximos años.
Gente preparada, abierta al cambio y a la innovacion, y que es aun aprovechable para el trabajo; los norteamericanos ya están pensando en como sacan provecho de todo ello.
En España estamos afrontando un negocio similar. Las empresas que se preparen para sacar provecho a este fenómeno, tanto desde el lado de la demanda, ofreciendo los productos y servicios que desean estos ”viejos”, como desde el de la oferta, ofreciendo puestos de trabajo adecuados a los trabajadores de mas de 50 años.
Estas personas están  redefiniendo el concepto de jubilación. LA mayoría quiere optar por una jubilación activa: haciendo cosas, trabajando, disfrutando a la vez del ocio y de las oportunidades de entretenimiento que estén a su alcance. Por otro lado, van a exigir un mejor servicio sanitario: más flexible y más cercano al paciente. Van a consultar en Internet la información que hable de sus dolencias. Van a tomar más control sobre sus dolencias. Van a ser más exigentes. Van a establecer comunidades de personas con similares síntomas o dolencias. Desconfían de los médicos, que han dejado de ser intocables, y han pasado a ser humanos, profesionales con dudas y errores, como cualquier otro profesional. Y algunos mejores y otros peores. Va a ser todo un reto para el sector sanitario y hospitalario, tanto público como privado.
Aunque en los países europeos, con una pensión publica asegurada (¿asegurada?), la mayor parte de los jubilados elegirán los 65 años como edad de referencia, habrá quien trate de jubilarse parcialmente antes de esa edad (ya los hay, y muchos), y de no jubilarse del todo hasta los 75 años, si la salud se lo permite.
En Estados Unidos estiman que en 2015 más de un tercio de la fuerza laboral tendrá más de 50 años. Ojo al dato.
El futuro hay que construirlo con los “jubilados”. Y todos nosotros hemos de redefinir nuestro futuro como “jubilados”.
Yo, de hecho, con mis 53 años, trato de actuar en consecuencia. Me considero un “jubilado parcial”, o un “semi-jubilado”. Trabajo, pero para mi y a mi ritmo. Mientras tanto, trato de disfrutar de la vida. A partir de los 50 años, uno entra en la pendiente de caída, y empieza a ser consciente de que le quedan menos años de los que ha vivido. Yo firmaría ahora mismo por que me quedaran 25 años con buena salud, mental y física. ¿Para cuando una empresa que acepte esta propuesta? “Contrato final” podría llamarse. Yo estaría encantado de escuchar una oferta de acompañamiento en estos mis últimos 25 años. Todo incluido; all inclusive como dicen en los hoteles caribeños.

Comentario: