14 de abril de 2008

El mundo de las alianzas

En los tiempos que corren es consustancial al desarrollo de una empresa establecer una política acertada y decidida de alianzas.
En cada alianza nos enfrentamos a una oportunidad pero también una amenaza. Con cada aliado damos algo y recibimos algo. Una alianza empresarial se asemeja a un matrimonio. Y como un matrimonio pasa por una fase de noviazgo, una de casamiento, una de dudas y por fin una de consolidación, o por el contrario de divorcio.
Pese a sus peligros y dificultades, hoy en día no se imagina una trayectoria empresarial de éxito sin recurrir a una o varias alianzas.
Hoy en día las oportunidades se presentan cuando se presentan, y o se aprovechan o se evaporan. Aliarse a terceros ayuda a aprovechar las oportunidades. Es mejor una parte de algo que el 100% de nada.
Las alianzas de éxito pasan por las fases que citaba:
1. Elegir al aliado
2. Probar la alianza.
3. Formalizar la alianza.
4. Resolver los conflictos, con un poco de generosidad.
5. Gestionar la consolidación, o la separación
¡Quienes estamos felizmente casados sabemos algo de eso!

Comentario: