16 de enero de 2009

¿Cuándo sacaremos a los bancos de la UVI?

La banca, tanto en España como en otros muchos países, está en situación crítica. La caída vertical en el valor de la mayoría de activos, así como en aumento de las primas de riesgo, está socavando sus cuentas de resultados como si fuera un virus que corroe y para el que no se encuentra remedio.

Mientras no se encuentre una medicina efectiva que acabe con la enfermedad de los bancos y que los ponga en una fase real de recuperación, no podremos empezar a respirar tranquilos. Porque no sólo son ellos los que están en peligro de hundirse (algunos ya lo han hecho) sino que su enfermedad amenaza con llevarse por delante a todo el tejido empresarial. Sobre todo el industrial, que es el que tira de la economía de muchos países.

La fiebre de la banca está provocando una fiebre posterior y quizás más seria en la industria. Las empresas industriales se hunden irremisiblemente una tras otra. Algunas porque son débiles, otras porque son pequeñas y no pueden superar los elementos.

Estabilizar al enfermo bancario y asegurarnos de su supervivencia es algo esencial a corto plazo. Sólo así veremos como se supera el cansino ritmo al que actualmente se producen las concesiones de créditos, y como vuelve una parte de la confianza perdida en la economía por parte de los ciudadanos consumidores.

Solucionar el mal que ya hecho esta crisis en la confianza de los consumidores y en general en la de todos los agentes económicos no es nada fácil.

Como la economía es el resultado de las expectativas de los agentes económicos, hasta que éstas no se recuperen no empezará a vérsele una salida a esta situación que vivimos.

 

 

Comentario: