20 de octubre de 2009

Crisis en dos ondas

Recibo señales contradictorias de la evolución de la crisis. Unas sugieren el tímido inicio de la recuperación y otras apuntan a una profundización de la crisis. Creo que ello se debe a que en la crisis que padecemos se combinan realmente dos crisis: una coyuntural y otra estructural. Nos encontramos, por tanto, afectados por la suma de dos ciclos de recuperación, uno más corto, de carácter coyuntural, y otro más largo, de carácter estructural.

Me atrevo a decir que estamos en fase de recuperación (muy tímida) en la primera de ellas, pero aún lejos de la recuperación en la segunda. De ahí las señales contradictorias que nos confunden.

Apuesto por una recuperación más clara del ciclo corto en 2010, pero no antes de 2011 en el ciclo largo.

Entender la situación es el primer paso para gestionarla. Desde el punto de vista empresarial, creo que hay que actuar de forma distinta respecto a ambas ondas. Frente a la crisis coyuntural hay que protegerse, pero frente a la estructural hay que adoptar cambios de profundidad para innovar y aprovechar la ola de despegue cuando llegue.

En el plano de lo concreto, es coyuntural reducir el número de productos que vendemos o recortar la plantilla, o reducir el apalancamiento o la estructura, pero es estructural renovar la estrategia, cambiando el posicionamiento o la gama de productos, o modificando drásticamente la organización, externalizando procesos o apostando por un nuevo perfil de directivos para abordar seriamente los mercados internacionales, por ejemplo.

Comentario: