22 de octubre de 2009

Dirigir es estar a mano

Hoy me decía mi amigo y colega Gabriel Ginebra que cuando a alguien se le pregunta qué es lo que más valora de un jefe, la respuesta más repetida es “que esté disponible cuando se le necesita”.

¿Están los jefes realmente a mano cuando se les necesita? No basta con decir “ya sabes que mi puerta siempre está abierta”, hay que estar realmente disponible.

Hay jefes que apenas están un 25% de su tiempo en el despacho. ¿Están disponibles realmente?

Las nuevas tecnologias (email, blackberry, móvil, portátil…) alejan mas que acercan a las personas. ¿Vamos en la dirección adecuada?

Comentario: