24 de diciembre de 2011

¿Navidad de esperanza?

Aunque las perspectivas de recuperación en el año 2012 son muy reducidas, veo signos de esperanza en esta Navidad.

Leo una encuesta de McKinsey que apunta a una mejora leve de perspectivas, sobre todo en Norteamérica. Y una estabilización en Europa. Todo, desde luego, en un escenario de crisis. No hablo de salir ya dando saltos de alegría, ¡ojo!.

Es por eso que sigo recomendando a los inversores prudentes pero que quieran estar presentes en las bolsas para la recuperación de cotizaciones que vendrá con fuerza cuando se generalice el sentimiento de superación de la crisis, que se posicionen en acciones estadounidenses.

Por cierto, acabo citando los cuatro grandes obstáculos al crecimiento que en la mencionada encuesta citan los ejecutivos de todo el mundo (por orden):

  1. El bajo consumo
  2. La alta volatilidad e incertidumbre
  3. El miedo a la quiebra de algunos estados
  4. La falta de crédito

Los tres primeros son, en gran parte, consecuencia del miedo. Es decir, son un elemento que se retroalimenta. Si se consigue romper ese círculo vicioso, saldremos de esta crisis.

En todo caso, deseo a mis lectores una FELIZ NAVIDAD.

Comentario: