26 de febrero de 2012

¿Quien crea empleo?

A menudo leo y oigo declaraciones de personas que claman por que se cree empleo. No suelen decir a quien lo piden, o lo hacen a un genérico “gobierno”. A mi me pone de mal humor sentir esas memeces. ¡Librenos Dios de que el Gobierno cree empleos! Nos sobran empleos públicos y nos faltan empleos privados.

No es el gobierno quien crea buen empleo, ni los buenos empleos vienen del cielo. Los empleos los crean los empresarios de las pymes y los directivos de las grandes empresas, nos guste o no. Sí, son aquellos quienes se suele criticar por lo mucho que ganan, por lo “malas personas” que son; aquellos que las mismas personas que reclaman empleo parece que odien. Creo que es una situación triste y a la vez absurda.

En ese entorno de enfrentamiento entre la sociedad (o al menos una parte de ella) y los empresarios, no se producen en absoluto las condiciones para que se cree empleo.

El ambiente idoneo sería uno de confianza mutua entre empleados y empleadores. Y lo que hay es exactamente lo contrario.

  1. Esteban dice:

    El gobierno no solo crea empleo mediante la contratación directa. Ni el buen empleo es exclusivamente generado por la empresa privada (salvo que usted considere salarios miserables de 700€, empleo de calidad).

    El empleo lo crea la empresa (que no el empresario), y esta necesita de un ecosistema saludable a su alrededor para subsistir, para crecer y para aumentar el número de empleados que logran que esta funcione con su esfuerzo. Pero no todos los que conforman la empresa contribuyen a su buen funcionamiento, ni siquiera el empresario.

    Para que haya un ecosistema saludable, es necesaria la intervención del gobierno para que aplique políticas que creen un marco adecuado (por ejemplo, eliminando burocracia). Y es necesario que haya consumidores con un buen nivel de ingresos, ya que sin consumidores no hay empresa que subsista, salvo que se dedique exclusivamente a la exportación (y el problema finalmente es el mismo si el mercado al que se exporta no tiene consumidores con una buena renta).

    Y los consumidores, finalmente son trabajadores, así que estos también contribuyen a la creación de empleo. Baste ver como la caída de la demanda interna ha hecho cerrar muchas empresas (aunque siguiendo la lógica del empresario creador de empleo, deberíamos considerarlo también destructor).

    Es decir, la creación de empleo no depende exclusivamente de empresarios supermanes y salvadores ante los que debemos arrodillarnos, besando el suelo que pisan, para agradecerles el pan que nos dan. La creación de empleo depende del conjunto de la sociedad. No es lo mismo crear empleo en Sudán o Argelia o España u Holanda.

    Y los empresarios de mayor éxito, y los ricos, deben también su éxito a instituciones sociales que exigen la contribución de todos, pero que reparten de forma muy desigual sus recompensas.

    Lo lamento, pero es que yo también me canso de oír según que cosas…

  2. pacolopez dice:

    Lo siento Esteban, veo que no tiene una buena imagen de los empresarios. Probablemente por malas experiencias.
    Le agradezco su comentario, pero espero que me admita que si no hubiese empresarios (cero), no habría empleo (cero) en un sistema capitalista como el que tenemos (el menos malo de todos)…

Comentario: