2 de julio de 2012

El enfermo sigue débil

Poco nos dura la alegría en los mercados financieros actuales. Detrás de una buena noticia llega una retahila de malas noticias, y volvemos a las andadas.

Hay que aprovechar los buenos momentos para respirar, pero seguir a cobijo. Tardará mucho en amainar.

Comentario: