Bolsas y mercados financieros

Tesla y la burbuja

Coincido con la tesis sobre Tesla que plantea la revista OCU Inversiones que acabo de recibir.

No sé si hay una burbuja en las bolsas de valores en el mundo, pero sí que estoy convencido de que hay algunos valores que no tardarán en explotar; Tesla, sin duda, es uno de ellos. Cualquier día la veremos caer estrepitosamente: la acción y la propia empresa. Y acabar en manos de una o varias de las grandes marcas del automóvil. Y si no, al tiempo.

No recomiendo a ningún inversor prudente que invierta en ella.

Donald Trump es irrelevante para los grandes empresarios norteamericanos

Aconsejo a mis lectores que lean (en inglés) el artículo de la revista New Yorker que les adjunto: Da interesantes pistas sobre lo que se está cociendo en Washington. Que nos interesa a todos…

¿Donde están los confines de Amazon?

Amazon es una gran empresa, con un valor en bolsa de más de 470.000 millones de dólares. Su ambición no tiene límites. Su objetivo estratégico es abarcarlo todo, expandiéndose sin pausa por los confines de sus negocios. Ahora, por ejemplo, leo que quiere entrar en el negocio mayorista. Antes entró en otros muchos, siendo el último más conocido el comercio físico, especialmente cuando adquirió la americana Whole Foods.

Pero hay un dicho muy viejo que me viene a la cabeza: “Quien mucho abarca, poco aprieta”. Y creo que viene al caso. No se puede ser bueno en todo, y Amazon llegará un momento en que su estrategia la debilitará en lugar de fortalecerla. ¿Cuando será? No lo sé, pero me temo que, a este ritmo, será pronto.

Una de las soluciones para evitar que el exceso de dispersión en los negocios te debilite, es hacer como Google, que creó Alphabet, para separar sus distintos negocios y dar más margen a su desarrollo autónomo, sin que lastraran al negocio principal.

Veremos si lo que digo se cumple, y cuando.

Quo vadis, dólar?

El dólar está cotizando a 1,14 dólares por euro. Es un cambio que yo no esperaba, y que está afectando a las carteras de valores que mantienen una posición destacable en dólares, más que la propia cotización de esos activos.

Los analistas están divididos tanto en cuanto a las razones de esa situación como a las perspectivas para lo que queda de año.

En definitiva, un riesgo más para los que quieren gestionar una cartera de valores.

Valores desorbitados

La empresa Snap está cotizando por debajo del precio con el que salió a bolsa.

Que pase eso, aunque es comprensible, porque el mercado es soberano, no es nada bueno para animar a otras empresas a salir a bolsa. Aunque sí que es bueno para poner un poco de sensatez en las valoraciones con las que se están haciendo operaciones corporativas, sobre todo en empresas tecnológicas, y sobre todo en Estados Unidos.

Se acercan buenos tiempos para la banca en España

Creo que no digo nada novedoso, pero he pensado que valía la pena destacarlo. Y recordar cuatro factores que juegan a su favor en estos momentos en España:

  1. La reducción de la competencia
  2. La mejora del sector inmobiliario
  3. La subida de los precios de los inmuebles
  4. La prevista subida de tipos

Menos competencia

Cada vez son menos las entidades financieras que compiten en el mercado español. La adquisición de Popular por Santander es el último episodio de ese cambio.

Mejora del sector inmobiliario

Las empresas que se dedican al negocio inmobiliario en España son ahora más sólidas financieramente y en general tienen las ideas muy claras de lo que quieren. Los nuevos promotores saben lo que se hacen y se han lanzado a nuevas promociones con renovado ímpetu. La banca, ya escarmentada, está dispuesta a financiarlos porque necesita ese negocio, pero todo apunta a que lo está haciendo en condiciones razonables. Las cuentas de resultados de las entidades irán demostrándonoslo en los sucesivos trimestres.

Subida de precios de los inmuebles

Es un hecho que los inmuebles de todo tipo están recuperando precios mes a mes. Ocurre con las viviendas, pero también con los locales y oficinas, e incluso con las naves industriales. Eso si, a tasas muy distintas según dónde están situados.

En general, esa recuperación de los precios ha de servir a las entidades financieras para ir deshaciéndose de sus stocks de inmuebles (sobre todo viviendas) con mayor facilidad y a precios razonables, por lo que la mejora de balances ha de ser palpable a finales de este ejercicio.

Subida de tipos

El BCE no va mantener los tipos tan bajos por siempre. La FED americana está ya subiendo los suyos. En Europa es cuestión de tiempo. Probablemente a partir de 2018 si se confirma el crecimiento económico de 2017. Todo ello es positivo para los márgenes bancarios.

En resumidas cuentas, buenas noticias para los bancos, que ya se van plasmando en sus cotizaciones bursátiles.

Amazon sigue marcando la pauta

Hace tiempo que vengo diciendo que el futuro del comercio electrónico pasa por la combinación de venta online y presencia física en la calle, con más o menos tiendas dependiendo del tipo de producto que se pretende vender.

Amazon lo tiene claro, y lo viene demostrando. Sobre todo en el ámbito de la alimentación. Es por eso que acaba de comprar la cadena norteamericana de alimentación premium (comida sana a precio más alto del normal) Whole Foods Market.

Es un aviso para todas las tiendas online, y un camino a seguir por todos aquellos operadores online de tamaño mediano o grande.

En el fondo es una manera más de demostrar que la venta online no es más que un hijo díscolo de la venta física. La cuestión es vender de la mejor manera posible, siempre que sea rentable, y hacerse con clientes fieles, ofreciéndoles lo que buscan. Es decir, lo de siempre….

A vueltas con el valor del Banco Popular

¿Cómo medir el valor de un banco cuando el principal activo es la confianza de los clientes?

La confianza de los clientes es eso: confianza; algo intangible. Algo que, además, puede variar drásticamente de un día para otro.

Difícil tarea la de los que deben medir eso.

Además, es perverso pensar que en un banco con activos deteriorados (es decir, susceptible de que sus clientes pierdan la confianza en ellos de un día para otro) deba explicitarse y hacerse público ese deterioro, porque se entra en un círculo vicioso letal: cuanto más se expanda ese aviso de deterioro, más se pierde la confianza de los clientes y más se agudiza el deterioro.

La lección que todos debemos aprender es que en el mundo empresarial la REPUTACIÓN  lo es todo. Y en la banca muchísimo más.

Abercrombie&Fitch: la caída de un símbolo

La que fue marca de éxito en el pasado, con largas colas en sus tiendas, está en venta, con su cotización por los suelos. Sus gestores no supieron aprovechar el éxito, que ahora se ha demostrado efímero.

Es un caso que debe servir de ejemplo de cómo un negocio debe tener pilares más sólidos que una moda o un momento. Perdurar significa estar continuamente innovando para asentarse no en un capricho pasajero sino en una propuesta de valor permanente. En la 5ª Avenida de Nueva York, Inditex/Zara tiene una de sus mayores tiendas. Mientras la estaban preparando para abrir, las colas de A&F tapaban la fachada de Zara. Ahora le deben estar ofreciendo la empresa por dos duros…

CEOs carismáticos

Leo un artículo de Bloomberg en el que el autor menciona un libro sobre los CEOs carismáticos y que se salen de lo común. Y me pregunto si los inversores se ofuscan con estos CEOs carismáticos.

Dos casos para pensar:

  • Jeff Bezos, CEO de Amazon
  • Elon Musk, CEO de Tesla

Ambos son cuestionados, pero sus compañías son un éxito en la bolsa, a pesar de que sus resultados actuales no lo justifican. Todo es “humo”. Todo es futuro. Todo es confianza en su historia, en su ambiciosa apuesta.

Bezos quiere hacer de Amazon el gran retailer mundial.

Musk quiere que se el líder de la nueva generación de coches eléctricos.

Creo que en ambos casos el valor de sus empresas tiene una  gran dependencia de ellos como personas o personajes. Eso es muy arriesgado para el inversor buen padre de familia.

Veremos cómo acaban estas historias.