Emprendimiento o emprendedores

¿Crecimiento o rentabilidad?

Las empresas en general y sobre todo las startups se cuestionan permanentemente si deben priorizar el crecimiento o la rentabilidad. En el ámbito del capital riesgo hasta ahora casi no se ha cuestionado que lo que debería priorizarse era el crecimiento, pero están cambiando los tiempos y cada vez más compañías están priorizando la rentabilidad.

No es una tendencia exclusiva de Europa o España, sino que está pasando un poco lo mismo en la meca del emprendimiento, los Estados Unidos.

En mi opinión hay que combinar períodos de crecimiento con períodos de recuperación de la rentabilidad, al menos por dos razones:

  1. Demostrar que el negocio puede ser rentable
  2. Evitar la dilución que implica la entrada continua de nuevo capital y nuevos socios

Cómo clasifico los proyectos que me presentan

Continuamente estoy viendo proyectos de negocio que me presentan directamente o en diversos foros. En función del enfoque del proyecto los clasifico en cuatro tipologías, que se corresponden a cómo los imagino en la campana de Gauss que acaba siendo la inversión en capital riesgo:

  1. Potenciales unicornios: planteamientos innovadores y ambiciosos apoyados en un equipo excelente de fundadores, que suponen un negocio potencialmente globalizable y  difícilmente replicable (hasta ahora no he encontrado ninguno)
  2. Startups oportunistas: Startups basadas en aprovechar una ventana de oportunidad para hacer mejor o más rápido lo que ya hacen otros, o abordar un nicho marginal de mercado con el apoyo normalmente de la tecnología de Internet y las redes sociales (es la startup típica)
  3. Negocio: Posible buen negocio (no startup), normalmente con menos riesgo implícito, pero con menos upside
  4. No negocio: Mal negocio, que no tiene visos de sobrevivir a medio plazo

Obviamente, en aquellos proyectos que creo que no son negocio no invierto, pero en los negocios, quizás buenos, pero no con filosofía startup, tampoco. Existe un tipo de inversores para ese tipo de proyectos y otro para startups.

Proyectos de negocio o de unicornio

Cuando me presentan proyectos de empresas (startups) enseguida discrimino si estoy ante un proyecto de negocio o ante un proyecto de unicornio. Me explico.

Obviamente nadie tiene certeza cuando se plantea una aventura empresarial de adonde conducirá, pero sí que se puede deducir a priori de su planteamiento, si en el mejor de los casos estamos ante un buen negocio o podemos estar ante un nuevo “unicornio”, una empresa que puede llegar a ser valorada por encima de los 1.000 millones de dólares.

Es importante hacer esa distinción al inicio, porque hay que mirar los proyectos con distinto prisma.

Saber decir que no

Google y Facebook le dijeron que no a Yahoo en el 2000 y el 2006 respectivamente, y acertaron.

Yahoo le dijo que no a Microsoft cuando quiso comprarla por 44.600 millones de dólares en 2008, y se equivocó.

desde luego, una buena lección para cualquier emprendedor.

El marketing en la era digital y las sillas ergonómicas

Alguno de mis lectores se preguntará qué tiene que ver una cosa y otra. Es que esta mañana me ha contactado un empresario que vende sillas ergonómicas por Internet (www.ofisillas.es) para ofrecerme una de sus sillas a cambio de que lo mencionase en este blog. Aparte de sorprenderme positivamente que me hagan ese ofrecimiento, lo he rechazado porque nunca he “cobrado” por escribir un blog. No obstante, me gusta sentirme parte de la nueva era del marketing a través de las redes sociales y ser considerado lo que ahora se llama un influencer. Es decir, un prescriptor de un producto, debido a su prestigio e independencia. Precisamente por la importancia de esa independencia, rechazo cualquier regalo por mencionar a alguien. Yo sólo menciono a quien me parece que merece la pena.

Aún así veis que estoy mencionando a ofisillas. Lo hago por dos razones: porque me ha halagado su propuesta (debo reconocerlo), y porque he entrado en su web y me ha gustado, tanto como está diseñada como las sillas ergonómicas de oficina que vende. Porque hay que reconocer que la calidad de la silla en la que la mayoría de nosotros estamos sentados durante la mayor parte de nuestro horario laboral es un elemento clave en nuestra productividad y en nuestra salud. Podríamos decir que las sillas están algo olvidadas en el ámbito de la mejora de la productividad, y no debieran estarlo, al menos en las tareas de cuello blanco.

En conclusión, que sin querer mencionar a ofisillas, la he acabado mencionando, e incluso animando a mis lectores a echarle una ojeada a su oferta en beneficio de sus espaldas y traseros.

EL Pirineo como motor económico

Estas dos semanas pasadas mis hijos y yo hemos hecho la Ruta Transpirenaica en bicicleta BTT. Ha sido una experiencia inolvidable. Me ha hecho pensar en el gran motor económico que podría ser para toda el área prepirenaica desde Llansá a Hondarribia (Girona a Guipuzcoa) que recorre. Ya lo es de alguna manera, pero creo que podría serlo mucho más. Señalización, puntos de apoyo mecánico, hospedaje, arreglo de caminos, son muchas las cosas que se podrían hacer para que el recorrido y la experiencia mejoraran y facilitaran un acceso más generalizado. No sólo de catalanes, sino de ciclistas del resto de España y del extranjero. Podría llegar a ser un segundo Camino de Santiago.

La verdad es que no hay nada como la bicicleta para ver y disfrutar del paisaje, del entorno maravilloso que es nuestro Pirineo. Y qué placer llegar a los hoteles, pensiones, hostales, albergues, campings o casas rurales después de una etapa agotadora. Y qué orgullo llegar a Hondarribia (Fuenterrabía) y ver el Cantábrico después de haber dejado atrás el Mediterraneo.

Animo a los implicados: Estado, Comunidades, Diputaciones, Consejos comarcales y Ayuntamientos afectados, a que se pongan a ello. El turismo en España ha de ganar en propuestas diferenciadas y de calidad.

Lo que yo he visto ha sido consecuencia del esfuerzo aislado de unos cuantos.

Para empezar de Javier Piriz, un cacereño amante de la bicicleta y la montaña, que mantiene un blog Zinaztli. Cicloturismo de montaña con alforjas.  Javier explica en su blog todo el recorrido de la Transpirenaica en 17 etapas duras pero cómodas, que permiten acabar a mediodía a quienes vayan más fuerte, o hacerlo con comodidad a quienes estén más flojitos. Yo tengo 62 años y acababa a mediodía. Eso sí, con la ayuda de mi bici Orbea eléctrica con sistema Bosch que ayuda al pedaleo. Además de la explicación detallada de cada etapa, Javier también tiene registrado el recorrido en la App Wikiloc, lo que permite, sólo con un smartphone (nosotros lo llevábamos sujeto en el manillar), seguir al mínimo detalle y de manera muy fácil el recorrido.

En el recorrido, hay preciosas casas rurales (Albanyá) u hoteles (Pont de Suert, Llavorsí), con apoyo al ciclista, pero también hay pueblos con muy mala solución como Bagá o Noves de Segre en Lleida.

Animo a todo el que quiera hacerla a que se prepare un poco, se imponga unas fechas y lo haga.

¡Ah, y si no dispone de 17 días, también se puede hacer en 15 días, con un poco de esfuerzo o de trampa! O, desde luego, hacerla parcialmente.

El boom del private equity

Leía este fin de semana que la española Nmas1  ha levantado un fondo de private equity de 400 millones de euros, para invertir en compañías españolas de tamaño medio, en operaciones de entre 30 y 50 millones de euros. Me ha hecho pensar en lo positivo que es desde la perspectiva de la maduración y crecimiento de la empresa media española, que es una de las mayores carencias de nuestra economía. También lo veo positivo como instrumento de colocación de las carteras de inversión de family offices y particulares.

El único damnificado que veo es la banca, tanto por el lado del pasivo, porque se les escapará dinero de la banca privada (los más listos aconsejarán invertir en estos fondos), y por el lado del activo porque este es un paso más en la invasión que están sufriendo en su negocio los bancos. Aunque siempre hay un lado positivo, la banca va a ir reduciendo sus balances con movimientos como éste, y cada vez vamos a ir a bancos más lean. Bancos más sanos, lo que es bueno para todos.

Consejos para startups

Leo en Expansión 10 consejos de un famoso inversor israelí que rezumen sentido común y criterio, y con los que coincido al 100%, y me dan pie a comentar algunos de ellos aquí.

El equipo de emprendedores es mucho más importante que la idea de negocio

Ayer presentábamos el libro Cómo cerrar operaciones de financiación con éxito y Manuel Matés, mi amigo y traductor del libro, y socio en la edición del mismo, me preguntaba cuál era la primera cosa que consideraba cuando evaluaba un proyecto de startup y yo le respondía: las personas. Este inversor israelí opina lo mismo. Las personas son lo más importante. Los inversores deben conocer a los emprendedores. A veces nos centramos mucho en el negocio y los números, y poco en el carácter de los emprendedores, su implicación y su capacidad de gestionar una empresa. Y eso es lo más importante. Un negocio muy innovador con emprendedores mediocres es mucho peor que un negocio menos rompedor pero con emprendedores excelentes.

Los emprendedores deben “casarse” con su proyecto

Una startup requiere un enorme compromiso. Los fundadores han de dejarse la piel. Y si los inversores ven dudas en ese sentido, no van a confiar en ellos. Las ideas de negocio innovadoras no son nada fáciles de implantar, y hay que estar al pie del cañón 24 horas al día 7 días a la semana. Sólo así se conseguirá hacerse un hueco en el mercado, afinar el producto y la propuesta de valor (después de cambiarla 1000 veces si es necesario) y convencer a los clientes.

Hay que saber comunicar bien y saber escuchar

Los emprendedores han de saber comunicar su propuesta de valor. A los inversores y a los clientes, e incluso a los profesionales a los que quieran implicar en la aventura. Si son varios fundadores, al menos uno ha de ser un buen comunicador. Y hay que acostumbrarse a ser rechazado, pero ajustar el discurso y volver a insistir.

Y para ajustar el discurso y ajustar la propuesta hay que saber escuchar. A los inversores y a los clientes. Y saber discernir cuando tienen razón y cuando no la tienen. Ningún extremo es bueno. Ni decir que sí a todo ni decir que no a todo. El emprendedor ha de saber escuchar y discernir lo que mejora su propuesta de lo que la desvía de su visión. La inflexibilidad es mala; la excesiva flexibilidad también. Los inversores observan mucho la actitud de los emprendedores en este sentido.

Han de saber con quien compiten y asegurarse de que su propuesta de valor es claramente ventajosa

Sólo proponiendo a los clientes algo netamente mejor será el nuevo emprendedor capaz de desplazar a la competencia establecida. O de convencer al cliente de probar algo realmente novedoso y desconocido. Y en esto han de ser realistas. El emprendedor habrá de convencer también al inversor de que es netamente superior. Si no convence al inversor es probable que tampoco convenza a los clientes.

Los emprendedores han de calcular el valor de su proyecto y han de saber justificarlo

Es un aspecto crucial. La mayoría de emprendedores no hacen ningún esfuerzo por tratar de ligar su plan de negocio con el valor que argumentan que tiene su empresa. Eso es una mala señal. Los inversores quieren que el emprendedor les justifique y defienda su valor. Aunque no coincidan y lo discutan, ver cómo el emprendedor defiende el tamaño de su mercado, la cuota que pretende conquistar y los márgenes que cree que va a obtener, es un ejercicio esencial para valorar no sólo el negocio sino las personas que vienen a proponerlo y que pretenden llevarlo a cabo.

Han de pedir lo que necesitan y no derrochar el dinero

Los emprendedores han de justificar que piden lo que necesitan para un período y un plan concreto. Ni más ni menos. Pedir más es diluirse y correr el riesgo de derrochar el dinero. Y pedir menos es poner en riesgo la caja y precipitar la ronda siguiente. Pedir el dinero justo es un signo de buen criterio que el inversor aprecia. Aquí no vale, a priori, el “cuanto más me den, mejor”.

Y por último, han de centrarse en los clientes y no en los inversores

A los inversores nos gusta que los emprendedores nos atiendan e informen, pero no nos gusta que sea a costa de olvidarse del mercado y los clientes. Los clientes son lo primero, y el equipo de trabajo. Algunos emprendedores (malos emprendedores) no lo entienden así, y suele traer malas consecuencias, Lo malo es que los inversores nos solemos dar cuenta cuando ya no podemos hacer nada…

 

 

Masmovil, la gran oportunidad para una teleco americana para entrar en España

Masmovil Ibercom es una compañía pequeña/mediana de telecomunicaciones cotizada en el MAB, que se ha hecho un hueco en el mercado español tras la fusión del negocio B2C móvil de Masmovil con el negocio B2B de redes de Ibercom. La compañía crece a buen ritmo y apuesta por ser considerada un player más en el mercado español de las telecomunicaciones, después de las 3 grandes y de las medianas, como Euskaltel. Su valor en bolsa es muy asequible para cualquier compañía de telecomunicaciones que quiera entrar en el mercado español. Se me ocurren al menos tres posibles compradores: las norteamericanas AT&T y Verizon, ambas ansiosas de encontrar nuevas vías de expansión de sus negocios, más allá del mercado yanqui, saturado e hipercompetitivo, y la mexicana America Móvil, de Carlos Slim, que ya está muy presente en España con su posición de control en FCC, y no sería extraño que quisiera extender sus tentáculos a un sector, el de las telecomunicaciones, que le es incluso más próximo que el de la construcción y las infraestructuras.

En conclusión, Masmovil Ibercom puede ser una gran oportunidad de compra en el MAB, y puede que a medio plazo en el mercado continuo, al que aspira a pasar en cuanto le sea posible.

En medio del caos, la vida sigue

Las bolsas están desbocadas y puede parecer que la actividad económica y financiera de las empresas está detenida; pero no es así.

Sólo dos ejemplos, que a su vez animan a los emprendedores que están intentando sacar adelante proyectos innovadores:

– Microsoft acaba de comprar la empresa desarrolladora de teclados informáticos SwiftKey por 250 millones de dólares.

– Cisco ha comprado el proveedor de soluciones Internet of Things (Internet de las cosas) Jasper por 1.400 millones de dólares.

Las grandes de la tecnología informática tienen sus bolsillos repletos de dólares y están ávidos por invertirlos en empresas punteras que les permitan desembarcar en nuevos nichos de mercado y justificar sus astronómicas valoraciones. Esa es la gran oportunidad para nuestras startups y las de todo el mundo.