Energías verdes

Automóvil: presente y futuro

Creo que el sector del automóvil va a experimentar cambios importantes en los próximos 10 a 20 años. En mi opinión se van a dar cuatro factores que tendrán una gran incidencia:

1. Se van a vender menos coches, porque las nuevas generaciones no compran coches al mismo ritmo que las pasadas, y el envejecimiento mundial juega también en su contra.

2. Se van a vender menos coches a largo plazo porque se va a evolucionar hacia el coche autónomo, en el que están trabajando Google y todos los fabricantes, de un modo u otro.

3. Se van a vender menos coches porque se va a primar el uso del transporte público, si se quiere parar el calentamiento global.

4. Y los coches que se vendan van a se eléctricos o impulsados por energías renovables de forma creciente en los próximos 10 a 20 años.

Sin embargo, es curioso que estemos viviendo una primavera en el sector, con unas tasas de crecimiento y rentabilidad altísimas. En EEUU, por ejemplo, General Motors, Ford y Fiat Chrysler han pasado de los problemas de finales de la década pasada a un paraíso de rentabilidad. De hecho, su revalorización en bolsa es notable en los tres casos, y especialmente en General Motors.

Es una situación típica con la que nos encontramos los inversores: una visión negativa a largo plazo con simultaneidad a un alza importante en el momento que estamos viviendo. No es fácil gestionar esas situaciones, pero ¡qué le vamos a hacer!

Los bajos precios del petróleo han venido para quedarse; ¿es bueno o malo?

Desde luego la caída del precio del petróleo está marcando la agenda económica en este inicio de año. Parece lógico pensar que se producirá un frenazo en las inversiones en energías alternativas e incluso en las inversiones en la exploración de petroleo en general, aunque ni será algo inmediato ni tampoco que dure años. Per sí que impactará al menos en 2015.

Aunque no todo será negativo. La caída del coste del petróleo y sus derivados tendrá un efecto positivo en todas aquellas industrias que los consumen como materia prima o fuente de energía, y también tendrá un impacto positivo en el bolsillo de los consumidores, dejándoles más liquidez libre para consumir.

Luego aunque aquellos sectores que salen favorecidos con un petróleo caro lo notarán negativamente, pero otros muchos lo experimentarán positivamente. E incluso de rebote las propias petroleras lo notarán en positivo porque el consumo aumentará.

En conclusión, yo soy más optimista que pesimista en relación a lo que la caída del petróleo puede suponer para la economía global en 2015. Es más, puede ser el impulso que nos faltaba para dejar atrás del todo la crisis del 2008. En especial en España, consumidora neta de petróleo de forma directa, y favorecida de forma indirecta por la reducción del coste del transporte que animará a mas turistas a venir a visitar nuestro hermoso país…

El libro “La Estrategia del Océano Esquilmado” ya está a la venta

Tengo el placer de explicar que nuestra editorial ya ha puesto a la venta en todo el mundo el libro La Estrategia del Océano Esquilmado, de la Dra. Nadya Zhexembayeva, que he tenido el placer de traducir del original “Overfished Ocean Strategy”.

El libro ha sido designado en Estados Unidos como uno de los 10 mejores libros de empresa de 2014.

Se trata de una llamada de atención a las empresas para que aceleren la innovación y la orienten hacia el paradigma de la nueva economía circular, basada en la concepción de los productos y servicios bajo la premisa de un uso óptimo de los recursos naturales y la energía y de una reducción drástica de los desechos y la polución. Es un libro que va a dar un impulso a las estrategias innovadoras de aquellas empresas que quieran liderar la economía de este siglo.

No es un libro más sobre el reciclaje o los productos verdes, sino que es un libro de management. La tesis de la autora es que hay que dejar de hablar de lo ecológico o lo verde como una cosa adicional o curiosa, incluso rara. Que hay que meter la idea de la renovación de los recursos en la mente de TODOS los empresarios. Y no porque así se salvará el mundo (que también) sino porque así salvarán su empresa. El que no lo haga, cuando se dé cuenta, se quedará sin empresa. El cambio de modelo viene como un tsunami, abanderado por las nuevas generaciones, por los nuevos tiempos.

Animo a mis lectores a buscar el libro en cualquier librería, en Amazon, o en la propia web de la editorial www.librosdecabecera.com

También animo a atender a alguna charla de la autora en Youtube.

 

¿Cuándo se acabará el petroleo?

No hace nada que dábamos por supuesto que algún día, cada vez más cercano, se acabaría el petróleo. Sin embargo, diversas tecnologías (como era quizás de esperar) han alejado el momento del agotamiento del grifo del petróleo. Y eso ha hecho que ahora ya haya quien empieza a cuestionarse si se agotará antes la oferta o la demanda de petróleo, y a apuntar la posibilidad de que se llegue a agotar antes la demanda que la oferta, lo que es realmente una novedad.

Lidl promueve alimentos asiáticos. ¿Y los productos españoles olvidados?

Vengo a escribir este post llevado por la ira, he de reconocerlo. No es algo normal en mi. Acabo de ver un anuncio de Lidl en televisión en el que promociona alimentos de Asia. ¡En lugar de promocionar alimentos españoles, que los hay y muy buenos, en todos los rincones del país, promociona alimentos del otro lado del mundo!

Tenemos a los productores de frutas con grandes excedentes debido al veto ruso, y tenemos grandes stocks de productos de todo tipo pudriéndose en los almacenes, o vendiéndose a precios ruinosos. Y vendemos productos asiáticos, que sólo para traerlos aquí dejan una huella medioambiental enorme.

Así no es de extrañar que nuestra balanza comercial empeore, como acaba de registrarse en el segundo trimestre.

¿Alguien se encargará de hacérselo saber a Lidl? ¿Los consumidores llegarán a boicotear a una cadena que actúa contra los intereses obvios del país que la acoge?

Así no saldremos nunca de la recesión, no haremos crecer nuestras empresas y no rebajaremos el paro que ahoga a nuestra sociedad…

Pido ayuda a mis lectores

Estoy traduciendo del inglés un libro que espero que podamos publicar en nuestra editorial (Libros de Cabecera) el próximo otoño. Su título es OVERFISHED OCEAN STRATEGY, y mis dudas de traducción empiezan con el título. Lo he traducido como LA ESTRATEGIA DEL OCEANO ESQUILMADO, pero no me convence del todo, y me atrevo a pedirle a mis lectores que me manden alternativas a tal traducción si se les ocurren.

El libro, escrito por una empresaria y profesora del este de Europa, pretende dar las claves de cómo deben actuar las empresas para sacar partido a un futuro en el que se están agotando las materias primas, por un lado, y la capacidad de tratamiento de los residuos por otro. Un futuro en el que la premisa de que se va a poder seguir consumiendo a partir del consumo ilimitado de los recursos y generando toneladas de residuos (la economía de usar y tirar) se ha acabado.

A partir de ahora mismo hemos de diseñar los productos de otra forma y plantear los negocios de modo que sean realmente reciclables y su vida útil se alargue. Se acabó la sociedad del consumo y del derroche.

Vamos a tomarnos el cambio climático en serio?

Me alegro de leer que la Casa Blanca ha publicado hoy un informe en el que por primera vez los Estados Unidos reconocen que hay que tomar medidas para detener el cambio climático ya.

Más vale tarde que nunca.

Esperemos que no sea demasiado tarde.

Petroleo, pero menos

En California creían que las reservas de petroleo alcanzables por la técnica del fracking eran de 14.000 millones de barriles, y se las estimaban muy felices, pero nuevos estudios han rectificado la cifra a sólo 600 millones.

En todos lados cuecen habas…

La 3a. Revolución Industrial, la de los recursos

Estamos a la puerta de una nueva economía basada en una mejora en el uso de los recursos naturales. Los recursos, a menudo, los infrautilizamos o malaprovechamos.

Las oportunidades que se presentan son enormes.

Un nuevo libro, totulado Resource revolution habla de cuales serán las vías por las que se conseguirá mejorar el aprovechamiento de los recursos:

– Sustitución de materiales escasos por otros más comunes, baratos o eficaces.

– Optimización de la producción y el uso de materiales.

– Virtualización de procesos.

Paradojas de la sostenibilidad californiana

California quiere distinguirse por ser un estado preocupado por el medio ambiente y la sostenibilidad, y en ese sentido ha sido y es pionero en su legislación, porque aparentemente la mentalidad de los californianos va en ese sentido. Y hay muchos detalles que parecen corroborarlo, como la profusión de Toyota Prius que utilizan los taxistas californianos. Sin embargo me encuentro con la paradoja de que los edificios de San Francisco tienen sistemas de calefacción central permenentemente que están permanentemente en marcha que no pueden se regulados individual ente y que hacen que sus habitantes tengan ventanas abiertas y vayan vestidos en pantalón corto y camiseta dentro de sus casas debido al exceso de calor. Ahorro y preservación del medio en algunas cosas pero derroche en otras. Es parte de la paradoja americana.