España

Grecia-UE, la gran partida de póker

Yo creo que Grecia y sus acreedores están condenados a entenderse. Actualmente están jugando una gran partida de póker de la que ambos quieren salir ganadores. Y todo es un teatro para poder justificar ante sus respectivos ciudadanos y ante el mundo que han salido perdedores, pero que se ha llegado al mejor acuerdo posible. Y al único posible. En el que ambas partes han salido perdedoras, y que eso permite convertir la derrota en una victoria. De lo contrario a Grecia le esperaría la bancarrota y a los acreedores, y en especial a la Union Europea, un gran desprestigio y una considerable crisis del euro (yo creo que a estas alturas no supondría su desaparición).

Bien y a la primera

Hacer las cosas bien y a la primera parece algo imposible en España. Es una cuestión de CULTURA (en mayúsculas). Somos zafios, chapuceros. Nos fiamos de la palabra, hacemos las cosas a ojo. ¿Alguno de ustedes, queridos lectores, ha visto a alguien con quien está hablando de una determinada tarea, la que sea, tomar notas de lo que se habla? Yo no. En consecuencia las cosas hay que repetirlas varias veces y acaban haciéndose a la quinta, pero nunca (o casi nunca) bien y a la primera.

Cuando hablamos de la baja productividad de un país pensamos en robots o cosas raras, pero no, se trata de algo tan sencillo como esto: hacer las cosas bien y a la primera, dejar lo hablado por escrito y respetarlo.

Emprender desde dentro de la empresa

Tanto los empresarios como los ejecutivos y técnicos de las mismas han de aprender a emprender desde dentro de las empresas. Creo que las empresas establecidas deben retarse a sí mismas antes de que lo hagan otros. Y qué mejor que hacerlo con sus propios empleados. Al menos con aquellos más inquietos y mejor preparados.

Hay que promover y creer en el intra-emprendimiento.

Para los empresarios es la mejor vía a la innovación radical. Y a la recuperación del espíritu de conquista y de aventura, muchas veces perdido en los negocios de siempre, grandes barcos que navegan lentos y pesados, a menudo rumbo a una muerte segura en los mares de la obsolescencia. Fomentar el emprendimiento desde dentro es no perder a sus mejores elementos. Es evitar que un día les digan que los dejan para iniciar una nueva aventura.

Para los empleados es una opción de emprendimiento con mayores garantías de éxito, más segura, sin dejar de tener riesgo.

Eso sí, exige una amplitud de miras por ambas partes.

¡Fomentemos el intra-emprendimiento!

Son 4 cosas

Continuamente me enfrento a los vicios de esta sociedad española, que nos conducen a una grave pérdida de productividad en nuestro quehacer diario. No es alta teconolgía, son buenos hábitos.

Por ejemplo, la puntualidad. La mayoría de las reuniones que tengo no empiezan a la hora que se fijó. Yo procuro estar 10 minutos antes, pero no es raro que la mayoría llegue después de la hora fijada. No es extraño que perdamos entre un cuarto y media hora en cada reunión.

Otro ejemplo: anotarse las cosas. Tomar notas no parece gustarle al español medio. Las cosas se dicen pero no se apuntan, por lo que normalmente se hacen mal y hay que repetirlas. ¿Verdad que sería fácil solucionarlo? Pues no, aquí somos así de “listos”. Ahora mismo estoy reformando mi casa. ¿Creen que el aparejador o los distintos “industriales” anotan lo que acordamos? No… eso sería muy fácil. Lo “memorizan” (es un decir) y así ocurre que las cosas hay que repetirlas varias veces. ¡Sería f¡tan fácil solucionarlo! Todos nos iríamos antes a casa a descansar. ¿O es que entonces no sabríamos que hacer con el tiempo que nos sobrase…?

Guerra de divisas

Estamos entrando en una etapa económica que va a estar caracterizada por una guerra de divisas. La inició Estados Unidos, al dejar caer el dólar. Y ha llegado a unos niveles tales, que está obligando a incorporarse al campo de batalla a casi todos los países del mundo, que no pueden dejar que sus divisas se revaloricen en exceso contra el dólar, perjudicando sus exportaciones (porque el comercio mundial se hace esencialmente en dólares, empezando por el del petroleo).

Los contendientes son los gobiernos de todos los países del mundo, y aunque las armas son de todo tipo, la más importante es la política monetaria de sus respectivos bancos centrales. Los que peor lo tienen son los países que están en un proceso de reducción de tipos para impulsar la economía, porque es muy difícil atraer dinero a la propia divisa cuando se están bajando los tipos de interés.

A currency, a flag and an army

La Unión Europea está obligada a seguir adentrándose en el camino de la integración si quiere de verdad ser una “unión” y no poner en peligro su identidad y su papel en el mundo. Para eso necesita completar un triángulo esencial: tener una moneda común (algo que el euro cubre, al menos parcialmente, porque no todos los integrantes de la Unión lo poseen), una bandera (en teoría ya existe, pero no así el sentimiento real de pertenencia) y un ejército (algo que leo que está planteando Juncker, y que no será nada fácil, pero que sería un paso decisivo en la dirección correcta, en mi opinión).

Mientras no se lleven a cabo esos avances, Europa seguirá perdiendo puestos en la carrera global. Y eso no puede permitírselo.

Lágrimas por José Manuel Lara Bosch

José Manuel Lara ha muerto con apenas 68 años y hoy he derramado lágrimas por él.

José Manuel fue mi primer jefe. A los 22 años, en 1976, entré en Planeta como adjunto al director general, que era el hijo del dueño, él.  José Manuel tenía sólo 30 años (nos llevábamos sólo 8 años).

Me siento un privilegiado por haber podido trabajar a su lado durante 4 años. De hecho, esos años me inocularon la pasión por los libros y por el negocio editorial, que pasados muchos años me llevaron a crear mi propia editorial, un negocio que exige vocación y generosidad.

A pesar de que había heredado la empresa de su padre (el carismático José Manuel Lara Hernández), o quizás por eso, JMLB era un editor de una pieza, una persona brillante que bordeaba la genialidad. Creo no exagerar si digo que era una fuerza de la naturaleza. Recogió la obra de su padre y la elevó a un nivel inusitado, haciendo frente a todos los retos estratégicos que se cruzaban en el camino. Espero que sus sucesores sepan continuar con su legado y engrandarlo al menos al mismo nivel que él lo hizo. Los españoles debemos agradecerle que creara el grupo editorial líder de los contenidos en castellano en el mundo y lo situara entre los 10 mayores grupos editoriales del planeta.

Descanse en paz.

Grecia y la UEM: Condenados a entenderse

El nuevo gobierno griego está condenado a entenderse con la UEM y viceversa.

Se trata de un moroso que no puede pagar pero que necesita llegar a un acuerdo, y de unos prestamistas que quieren cobrar pero que han de ser realistas y darle una salida al deudor, por su propio bien.

La clave, en mi opinión, será que Grecia sea capaz de presentar un programa creíble de medidas que sitúen a la economía griega en una senda de crecimiento equilibrado y que devuelvan las cuentas públicas a un escenario sin déficit. Es en eso en lo que han de trabajar los nuevos gobernantes griegos. La cuestión es si serán capaces.

El fracaso implicaría la salida de Grecia del euro, y a nadie le interesa.

Cómo dejar crecer a Grecia sin ahogarla…

Ahora Europa se enfrenta a un gran dilema: cómo dejar crecer a Grecia sin ahogarla. Pero Grecia se enfrenta a otro aún más complicado: acabar con la austeridad salvaje, pero convenciendo a los que le prestan dinero (comprando su deuda) de que va a poder devolver el dinero prestado. Porque cualquier deudor es libre de decidir aumentar su nivel de gasto, pero no debe olvidar que los posibles prestamistas son también libres de dejar de prestarle dinero.

¿Cómo lograr un equilibrio que deje satisfechas a ambas partes? Ese es el gran desafío al que se enfrenta Grecia y con ella Europa.

¿Y si la victoria de Syriza en Grecia es lo mejor que le puede pasar a Europa?

Me pregunto si la posible victoria de Syriza no puede ser una llamada de atención a Europa para avanzar de verdad en la unión fiscal e incluso política, algo que necesita hacer hace mucho tiempo.

Algo ha de forzar un cambio en el statu quo. ¿Por qué no Syriza?

De hecho creo que es menos fiero el león de lo que parece. Y Grecia no saldrá adelante si no adopta un planteamiento radicalmente diferente y rompedor.

Igualmente creo que Podemos es una bendición para España. No creo que gane las elecciones por mayoría absoluta, pero como mínimo va a hacer pensar a una clase política anquilosada, la calificada como “casta” por la misma Podemos.