Libros

¿Es momento de invertir en bancos españoles?

Poco a poco van mejorando sus perspectivas de negocio, y de mejora de sus cotizaciones, pero los riesgos, a corto y a largo plazo, subsisten, tanto locales (economía española y europea) como tecnológicos (sector fintech).

Si ha de invertir en alguno, hágalo en Santander. Creo que es quien tiene un mejor balance rentabilidad-riesgo, al precio de cotización actual.

Saber decir que no

Google y Facebook le dijeron que no a Yahoo en el 2000 y el 2006 respectivamente, y acertaron.

Yahoo le dijo que no a Microsoft cuando quiso comprarla por 44.600 millones de dólares en 2008, y se equivocó.

desde luego, una buena lección para cualquier emprendedor.

¿Estamos a las puertas del fin del dinero negro?

Los avances a nivel mundial en la desaparición del dinero abren una esperanza a la posibilidad de la desaparición del dinero negro, con lo que ello supondría de salto descomunal en la economía mundial.

Se abre una ventana de esperanza.

La implantación del pago con móvil parece imparable, y se apunta como el principal enemigo de la economía sumergida, ya que cada vez habrá más países dispuestos a limitar las transacciones en metálico, y en algún momento a eliminarlas del todo.

La Eurozona ya ha tomado la decisión de ir eliminando los billetes de 500€. Algunos países, como Bélgica, han prohibido las transacciones por encima de una cantidad.

En ese contexto, hay un país, India, que está en el proceso de generalizar la banca por móvil y las transacciones por móvil, abriendo una puerta a la aparición de una economía sumergida que se estima en 460.000 millones de dólares, una cifra que supera el PIB de Argentina.

Tengo el placer de presentar el último libro de mi editorial Libros de Cabecera

¿Cómo se lo digo? El arte de las conversaciones difíciles

Las relaciones humanas conllevan intrínsecamente la comunicación entre personas. Este hecho tan normal parece fácil e inocuo. No obstante, si reflexionamos por un momento, confirmaremos que hemos aprendido a conversar de forma autodidacta, hecho que hace que nuestras habilidades de comunicación interpersonal tengan carencias que quizás desconocemos.

Enrique Sacanell, experto consultor en organizaciones empresariales, se dio cuenta de los problemas que la comunicación, aunque sea sin intención, pueden acarrear entre las personas. En los múltiples talleres y formaciones que Enrique imparte, confirma reiteradamente que una comunicación eficaz facilita el trabajo y evita muchos conflictos. Es por este motivo que decidió escribir¿Cómo se lo digo? El arte de las conversaciones difíciles. El impulso de cambios efectivos a través del diálogo, para explicar cómo funcionan las conversaciones y qué podemos hacer para dialogar de forma efectiva.

Este libro divulgativo y de ágil lectura está ilustrado con multitud de ejemplos. Los temas que trata, entre otros, son la gestión de las emociones en los conflictos, el arte del buen preguntar, cómo negociar y cerrar bien los acuerdos, qué hacer en caso de que nuestro interlocutor no quiera aceptar que forma parte del problema, la escucha activa, etc.

El propio autor nos explica el enfoque del libro en un vídeo que puedes ver pinchando aquí.

Captura de pantalla 2016-06-16 a les 18.54.22

La cuestión no es si explotará la burbuja china, sino cuándo

En China hay una triple burbuja que se retroalimenta: crédito-inmuebles-bolsas. Parece inapelable que en un plazo máximo de 2 a 3 años va a explotar. La cuestión es si lo hará más o menos violentamente y cuáles serán sus consecuencias.

Que la explosión sea controlada depende de la gestión que haga el gobierno chino. Pero no es nada fácil.

¿Qué pasará? Pues el escenario central apunta a una caída de la tasa de crecimiento del PIB (por debajo del 5%), pero los escenarios más pesimistas suponen crecimiento cero o negativo, en medio de disturbios sociales e incluso, porqué no, de una guerra civil en un entorno de cambio de régimen.

Obviamente las consecuencias en el resto del mundo de esos escenarios son malas o muy malas, porque supondrían un desplome de las materias primas y los países emergentes (que ya estamos viendo en parte en estos últimos meses) y un recorte del crecimiento mundial que podría llegar a una recesión global.

Creo que eso explica porqué las bolsas están como están. Debatiéndose entre los que auguran una continuidad del crecimiento mundial, con unos EEUU saliendo de la crisis y quienes ven muchos nubarrones en el horizonte, en un contexto de cotizaciones muy altas y expectativas de crecimiento de beneficios muy bajas. ¡Ah! y a todo eso se debe añadir la Espada de Damocles que supone la vuelta a un aumento de tipos de interés en algún momento cuando los bancos centrales cambien sus políticas, liderados por una FED que está ya en la senda de la subida (y que por eso es tan lenta, porque se ve responsable de una posible crisis mundial si de alguna manera se precipita en subirlos).

En conclusión, un mundo complejo y enmarañado al que hemos de acostumbrarnos, con una volatilidad altísima, con unos mercados que suben y bajan como montañas rusas.

El boom del private equity

Leía este fin de semana que la española Nmas1  ha levantado un fondo de private equity de 400 millones de euros, para invertir en compañías españolas de tamaño medio, en operaciones de entre 30 y 50 millones de euros. Me ha hecho pensar en lo positivo que es desde la perspectiva de la maduración y crecimiento de la empresa media española, que es una de las mayores carencias de nuestra economía. También lo veo positivo como instrumento de colocación de las carteras de inversión de family offices y particulares.

El único damnificado que veo es la banca, tanto por el lado del pasivo, porque se les escapará dinero de la banca privada (los más listos aconsejarán invertir en estos fondos), y por el lado del activo porque este es un paso más en la invasión que están sufriendo en su negocio los bancos. Aunque siempre hay un lado positivo, la banca va a ir reduciendo sus balances con movimientos como éste, y cada vez vamos a ir a bancos más lean. Bancos más sanos, lo que es bueno para todos.

¿Desaparecen las barreras sectoriales?

La economía y la empresa eran hace años ámbitos tranquilos, donde cada cosa estaba en su sitio y los conceptos que se enseñaban a los estudiantes eran claros y permanentes. Pero esa tranquilidad se ha acabado. Podríamos afirmar que nada es lo que era.

Por ejemplo, las empresas ya no se conforman con hacer negocio en un sector, sino que se mueven a otros sectores sin problema ninguno. ¿Ha entrado en crisis el tan alabado “zapatero a tus zapatos”? Parece que si.

¿Qué es lo que parece que importa ahora? ¿Cuál es la referencia sobre la que pivota el éxito? La marca, la imagen, la “cultura empresarial” que emana de una marca, y que se proyecta al mercado, a los consumidores. La idea es: si los consumidores ya me conocen, me son fieles, confían en mí, ¿por qué no les vendo más cosas?

Ninguna empresa puede estar tranquila en su sector, comparándose sólo con sus competidores más próximos, porque en cualquier momento puede venir un campeón de otro sector a hacerle la competencia.

Cada vez se dan más casos.

Ahora mismo puedo citar unos cuantos, y estoy seguro de que mis lectores podrán añadir muchos más: Google y Apple entrando en el mercado del automóvil, diseñando sus propios modelos de auto, apostando por los coches eléctricos y por los autónomos. U Orange entrando en el negocio bancario. Las tecnológicas (Facebook, Google, Apple) entrando en el mundo de las comunicaciones o de los pagos (Paypal, ApplePay). El eCommerce (Amazon) entrando en la logística o en los servicios informáticos.

La banca o el automóvil, sectores “de toda la vida”, grandes, sólidos, que ven como llegan competidores que no se podían imaginar tan solo hace unos años. Empresas modelo que ven tambalearse sus cimientos. ¿Cómo lo harán estos nuevos? ¿Cómo reaccionarán las empresas establecidas, se enfrentarán o pactarán con los invasores?

Estamos en tiempos interesantes.

Masmovil, la gran oportunidad para una teleco americana para entrar en España

Masmovil Ibercom es una compañía pequeña/mediana de telecomunicaciones cotizada en el MAB, que se ha hecho un hueco en el mercado español tras la fusión del negocio B2C móvil de Masmovil con el negocio B2B de redes de Ibercom. La compañía crece a buen ritmo y apuesta por ser considerada un player más en el mercado español de las telecomunicaciones, después de las 3 grandes y de las medianas, como Euskaltel. Su valor en bolsa es muy asequible para cualquier compañía de telecomunicaciones que quiera entrar en el mercado español. Se me ocurren al menos tres posibles compradores: las norteamericanas AT&T y Verizon, ambas ansiosas de encontrar nuevas vías de expansión de sus negocios, más allá del mercado yanqui, saturado e hipercompetitivo, y la mexicana America Móvil, de Carlos Slim, que ya está muy presente en España con su posición de control en FCC, y no sería extraño que quisiera extender sus tentáculos a un sector, el de las telecomunicaciones, que le es incluso más próximo que el de la construcción y las infraestructuras.

En conclusión, Masmovil Ibercom puede ser una gran oportunidad de compra en el MAB, y puede que a medio plazo en el mercado continuo, al que aspira a pasar en cuanto le sea posible.

Las empresas chinas salen de compras

Es un hecho que las empresas chinas están comprando empresas occidentales, pero se cuestiona el éxito de dichas operaciones. Principalmente porque algunas de las compradoras son empresas públicas que no se distinguen por su gestión y que lo hacen con lo que podríamos llamar poca prudencia financiera.

Un ejemplo: Chemchina, la mayor empresa química, de propiedad estatal, que vende 45.000 millones de dólares, pretende comprar la suiza Syngenta por 43.000 millones, con un préstamos de 50.000 millones. ¿No les parece una operación un poco forzada?

¿A dónde irá esto a parar?

Fusiones bancarias en España

Creo que va a haber fusiones bancarias en España si o si, y que probablemente se concrete alguna en este mismo año.

Hay bancos candidatos a ser absorbidos y otros a ser “absorbedores”.  Entre los potencialmente absorbibles mi principal candidato es Popular. Y si me hacen apostar por un posible absorbedor, yo digo que Caixabank.

Veremos si acierto.