Tecnologías

9 ejemplos de proyectos TIC exitosos

Todos los emprendedores TIC van detrás del sueño de llegar a salir a Bolsa, o al menos de alcanzar una capitalización que los haga millonarios y famosos. Hay muchos que no lo consiguen, pero unos pocos tocan el cielo. Hay ejemplos evidentes. Aquí menciono algunos de ellos que leo en un interesante artículo de Expansion.com, que, como vereis, ya manejan cifras astronómicas, que a  algunos hacen pensar en una nueva burbuja tecnológica.

  1. Snapchat, de mensajes. Valorada en 4.000 millones de dólares.
  2. Pinterest, una red social para compartir imágenes, con 50 millones de usuarios. Valorada en 3.800 millones $
  3. King/Candy Cruch, un juego tipo puzzle que facturó el año pasado 358 millones de euros.
  4. Dropbox, de almacenamiento en la nube, con 200 millones de usuarios y un valor de 6.000 millones de euros.
  5. Box, que compite con Dropbox, con 20 millones de usuarios, que facturará este año 100 millones $
  6. Square, de pagos por móvil y factura más de 100 millones $
  7. Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico, que espera salir a bolsa en NY por no menos de 60.000 millones $
  8. Spotify, de música en streaming, que factura más de 400 millones € y vale 3.000 millones €, a pesar de que aún pierde dinero.
  9. Rovio/Angry Birds, que es un juego muy conocido, que factura más de 200 millones $ y está valorada en más de 4.000 millones $

Is Facebook down?

Hoy me aseguraban mis hijos treintañeros que Facebook ya no cuenta con la simpatía de los jóvenes. Será el inicio de su declive? Por si acaso, yo no compraría sus acciones en bolsa.

Apple: el valor de la innovación

Hoy leo que se calcula que Apple vende el iPhone a un precio que multiplica por 6 su coste.

La moraleja es clara: las empresas que innovan, sea en su producto o mejor en general en su modelo de negocio, reciben un premio a cambio. Ese premio se llama altos márgenes.

Apple es un paradigma de la innovación, y de los altos márgenes.

El universo digital se expande sin pausa

Leo algunos datos sorprendentes que demuestran que el mundo se hace más y más digital cada día. Dos ejemplos:

– Cada 20 meses se duplica el volumen de datos almacenado en los sistemas informáticos mundiales.

– En todo el mundo están ya conectados a Internet unos 12.000 millones de dispositivos.

Las redes sociales, una información valiosa

Las grandes corporaciones (y por qué no las pequeñas) ya están empezando a usar las redes sociales (y en especial las tres grandes: Twitter, Facebook y LinkedIn) como sustituto de los antaño sesudos estudios de mercado.

Se trata de “poner un micrófono” en casa de los clientes (e incluso de aquellos que no lo son) para saber lo que hablan, y de deducir sus necesidades, quejas y las tendencias del mercado. Incluso hay empresas que ya están haciendo participar a sus clientes es encuestas para recabar más directamente su opinión sobre nuevos productos o iniciativas.

Las redes sociales son el gran medio de comunicación del siglo XXI. Hay que aprovecharlas.

Competir en un mundo digital

Leo un artículo en la revista digital McKinsey Quarterly titulado Competing in a digital world: four lessons from the software industry que me parece la pena comentar.

Defienden los autores (Hugo Sarrazin y Johnson Sikes) que en el actual mundo digital la industria del software puede inspirar a empresas de cualquier otro sector interesantes ideas de cambio y mejora.

Citan cuatro:

1. Pasar de ofrecer productos a ofrecer plataformas

Plataformas entendidas como ofertas de servicio de valor que incluyan a otros proveedores, de modo que los clientes reciban una solución más global y mejor adaptada a sus necesidades. Que no resuelvan sólo un problema concreto, sino todos los problemas o necesidades en un área determinada.

Cada sector ha de adaptar a idea a su contexto, pero parece poderosa.

Cuanto mayor sea el número de proveedores integrados en la plataforma, mejor, porque mayor será la capacidad de venderla.

2. Acelerar las ventas pensando y probando nuevos modelos de negocio.

Entender bien el valor del cliente a largo plazo y tenerlo en cuenta en la política de precios para buscar ofertas más atractivas a la vez que más “fidelizantes”.

3. Acelerar el ciclo de lanzamiento de productos y cocrear con los clientes.

No esperar a tener los productos acabados sino lanzarlos en test e implicar a los clientes en el desarrollo y lanzamiento. Llevar el I+D a la calle. Atraer a los clientes e investigar y desarrollar con ellos.

La clave es rapidez y oportunidad. Y mejora continua.

Se trata, en suma, de escuchar a los clientes e incluso de ir más allá y darles un cierto grado de control.

4. Adoptar esquemas organizativos más ágiles.

Conceptos como el de las organizaciones planas, los equipos de proyecto, la colaboración, transparencia o tolerancia al error, han de ser asumidos  por cualquier organización que quiera progresar en esta era digital.

 

 

La era post-PC

Por si alguien dudaba que hemos entrado de lleno en la era post-PC, que mire la evolución de las cotizaciones bursátiles de Microsoft, Intel o HP, por decir tres iconos de la era PC.

¿Cómo está la economía española?

Ayer lunes comí con un empresario sueco del campo de las nueva tecnologías asentado en Nueva York que está pensando en crear una filial en Barcelona para disponer de un equipo de desarrollo informático bueno y barato (comparado con otros países), y lo primero que me preguntó fue cómo estaba la economía española. Creo que lo convencí, pero sin duda nuestra situación es un factor negativo a la hora de conseguir inversión extranjera.

El empresario (por cierto, vestido con tejanos) ve en Barcelona una buena oportunidad de disponer de un equipo cualificado que le permita vender sus servicios y productos en Europa y Latinoamérica. La ciudad es un eje de doble proyección, sobre la Unión Europea y sobre Lationoamérica, por razones obvias en ambos casos. Y tiene calidad de vida para atraer talento extranjero, y viveros de talento propio cada vez más apreciados. Hay que aprovechar eso.

La barrera más importante, romper con los prejuicios sobre el país (burocracia, pereza, oscurantismo). La gente de los negocios no cree que España sea un país con estándares similares a cualquier país occidental. Es todo cuestión de venderse mejor. Y de que las administraciones apoyen sin fisuras la llegada de empresas extranjeras. Será un factor decisivo para salir de la crisis y permitir que el país se incorpore de pleno derecho al mundo de los negocios del siglo XXI.

Lo tenemos todo (o casi todo), ahora se trata dde saber venderlo y saber aprovecharlo.

Hacia una Revolución de los Recursos Naturales

Inspirado en un artículo de la revista electrónica McKinsey Quaterly, de Dobbs, Oppenheim y Thompson.

En los próximos 20 años, 3.000 millones de personas se incorporarán a la clase media, que pasará de 2.000 a 5.000 millones de personas. ¡La presión sobre los recursos naturales será enorme!

La humanidad se enfrenta a un reto sin precedentes. Necesitamos una “Revolución de los Recursos”, porque de lo contrario sufriremos un encarecimiento insoportable de los recursos e incluso se puede dar el desabastecimiento. Hablamos de cuestiones básicas como alimentos, agua, electricidad o petroleo.

Hemos de confiar en que seamos capaces de encontrar vías de innovación que permitan incrementar la productividad con la que obtenemos y consumimos los recursos, e incluso nuevas fuentes de recursos naturales. En el siglo XX ya se superó ese reto, aunque no alcanzaba las dimensiones del que ahora tenemos por delante. Nos jugamos mucho. La supervivencia de la humanidad, ni más ni menos.

Pero detrás de toda amenaza existe una oportunidad.

Se trata de desarrollar o mejorar cosas tan concretas como turbinas, métodos de extracción de petroleo o gas, baterías, nuevas fuentes de energía, semillas, métodos de riego más eficientes, etc.

Existen muchas areas de oportunidad, pero las tres más importantes son:

  1. Eficiencia energética en edificios (aislamiento, sistemas de calefacción y refrigeración, sistema de tratamiento de agua…)
  2. Eficiencia en explotaciones agrícolas (semillas, métodos de cultivo, sistemas de riego…)
  3. Eficiencia en la cadena de consumo de alimentos (sobre todo evitando las pérdidas en dicha cadena; se pierde un 20-30% a lo largo de la cadena)

Son tres áreas en las que hay mucho por hacer y mucho por ganar.

Algunos datos para la esperanza:

– Otis ha desarrolado un ascensor que consume el 75% menos de energía

– Wal-Mart ha reducido drásticamente los costes de envasado de sus proveedores

– Se está desarrollando acero de alta resistencia que pesa menos y consume menos recursos

 

 

¿Cómo recuperar empleo en la economía española?

Hoy leo en La Vanguardia que la OIT afirma en un informe que la transformación de España en una economía verde generaría 2.000.000 de empleos de ahora a 2020.

No sé si la cifras serán creíbles, pero estoy convencido que por ahí hay un camino inequívoco hacia la recuperación del país.

Cuanto antes lo tengamos claro y nos pongamos a trabajar en esa dirección, mejor.