31 de agosto de 2020

Hay que invertir en fondos alternativos en detrimento de la renta variable

Soy socio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y recibo semanalmente su revista OCU Inversiones, de lectura rápida y fácil y que aconsejo a mis lectores por sus comentarios siempre prudentes y acertados.

Pues los expertos de la OCU confían en obtener un 5% de beneficio medio anual en sus carteras de renta variable (RV) en los próximos 10 años, la mitad del beneficio que venían pretendiendo y obteniendo en los años pasados.

Para mi, que ya tengo 66 años, los próximos 10 años ya podéis imaginar que son muy importantes.

¿Qué decisión tomé a finales de 2019 (incluso antes de la Covid) y veo corroborada por noticias como la que os acabo de exponer? Pues vender una parte importante de mi cartera de RV y pasarme a los fondos de activos alternativos, y eso es lo que estoy haciendo en los últimos 9 meses y seguiré haciendo los próximos años, en la esperanza de conseguir una rentabilidad anual de dos dígitos.

Estoy convencido de que la inversión en fondos alternativos no cotizados, a pesar de no ser líquidos y de prometer un retorno a largo plazo (de 5 a 10 años) es actualmente la mejor opción que existe en el mercado financiero.

Y no hace falta irse a gestoras extranjeras. En España existen gestoras muy profesionales que ya han demostrado que saben invertir en ese tipo de activos. Eso sí, activos ubicados en su mayoría fuera de España, porque hoy en día concentrar el riesgo en nuestro país es suicida, dadas las circunstancias.

En definitiva, si estás dispuesto/a a asumir la liquidez que supone y el largo plazo de retorno, y puedes acceder a ellos, no dudes en invertir en fondos alternativos, reduciendo tu exposición a RV.

Estoy hablando de fondos de (entre otros):

– Venture Capital

– Private Equity

– Infraestructuras

– Venture Finance

En gestoras como (entre otras):

– Altamar

– Arcano

– Inveready

– Qualitas

– Suma Capital

Incluso la mayoría de bancos se ha puesto a comercializar directa o indirectamente estos fondos. Habla con tu banco.

Si tienes dudas, házmelas llegar y trataré de ayudarte.

24 de agosto de 2020

La Covid-19, una prueba para todos

La pandemia del coronavirus está siendo una prueba para todos a todos los niveles. No solo para el impresentable presidente de los EEUU, sino para nuestra sociedad, nuestros gobiernos, nuestras empresas e incluso nuestras familias. ¿Pasaremos esa prueba? ¿Saldremos mejores de ella? Creo que aún no lo sabemos, pero está dejando en evidencia nuestras debilidades y fortalezas. Y a la vez que es una amenaza es una oportunidad.

Yo al menos confío en que sirva para que nos libre de Trump. Aunque, si soy sincero, no estoy al 100% seguro de que así sea. Veremos.

Por de pronto, a nivel social y empresarial, nos está haciendo a todos cuestionarnos muchas cosas.

De lo que estoy seguro es de que después de esta pandemia, de esta enorme crisis, nos enfrentaremos a un futuro completamente distinto al que esperábamos.

Yo quiero creer que mejor.

Y, por cierto, a lo mejor nos sirve para abordar con seriedad el gran problema del mundo: la sostenibilidad del planeta.

31 de julio de 2020

Vergüenza nacional: 56.000 millones para el AVE, 3.700 para Cercanías

No sé si hay alguien que se extrañe de que en España no se tenga confianza en la política y los políticos, o de que en Catalunya la mitad de la población se sienta maltratada por el Estado y se declare independentista. Hoy leo una reseña sobre el gasto público español en infraestructuras ferroviarias en los últimos 30 años.

En lineas de AVE se han gastado unos 56.000 millones de euros. Líneas que tienen una media de uso bajísima. Y el plan pendiente prevé invertir 73.000 millones más. Espero que mis lectores no se mareen con estas cifras, porque realmente son mareantes. Y obscenas, si se me permite.

En el mismo período en las líneas de trenes de Cercanías se han invertido ¡solo uno 3.700 millones! Siendo que los usuarios que utilizan la red de Cercanías son el 90%

Pero, además, de esos magros 3.700 millones, Madrid ha obtenido casi la mitad y Catalunya solo el 17%.

Creo que no hace falta añadir más.

31 de julio de 2020

Renault, una inversión de libro

Renault ha registrado sus mayores pérdidas históricas. Se presentan como una combinación del impacto del coronavirus, de los malos resultados de su participada Nissan y, en general, del proceso salvaje de reconversión a la movilidad sostenible que está experimentando el sector. Todo eso es cierto, pero me da la impresión de que su nuevo presidente, el italiano y expresidente de Seat Luca di Meo, habrá tenido algo que ver en que se hayan cargado las tintas. Es algo muy típico que sucede cuando llega a la cúspide de una empresa un nuevo y ambicioso directivo. Se encuentra ante una situación complicada, en un momento en que los accionistas ya están mentalizados de que las cosas van mal, y el/ella aprovecha para limpiar la contabilidad a fondo.

Yo creo en Di Meo, que ha demostrado en Seat que sabe hacer bien las cosas. Estoy seguro de que desde aquí, en el fondo de la crisis, el nuevo presidente va a dar a los accionistas de Renault muy buenas alegrías en los próximos años.

24 de julio de 2020

Atención al cuestionamiento de las tecnológicas que puede estar empezando a producirse

No solo por que en la UE se quiere que tributen por los beneficios aquí producidos.

En estos días el propio Congreso norteamericano ha llamado a declarar a los líderes de las grandes tecnológicas (las FAANG: Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) y se empiezan a cuestionar sus políticas comerciales en algunos países.

¿Será esta la primera señal de que su escalada está llegando a su fin, o al menos va a hacer una pausa?

Veremos.

24 de julio de 2020

Estamos en el inicio de una nueva era de guerra fría

Es una guerra fría entre Estados Unidos y China, la gran superpotencia mundial y la nueva superpotencia emergente. Ese enfrentamiento va a estar presente en los próximos años (al margen de que en noviembre gane Trump o sea desbancado por Biden) y sus consecuencias son inciertas.

Para la Unión Europea serán tiempos de equilibrios diplomáticos complejos. Acertar en el posicionamiento puede reportarle pingües beneficios. Equivocarse puede ser fatal. El peor escenario servía enemistarse con ambos.

Veremos también qué papel juegan Rusia, Brasil e India.

Hay mucho capital político y económico en juego.

La gran cuestión es: ¿Qué nos depara al resto del mundo si la actual China dominada por el Partido Comunista Chino se hace con el control de la Tierra? Hoy por hoy solo pensarlo me pone los pelos de punta.

23 de julio de 2020

El imparable Elon Musk

He de reconocer que me equivoqué. Siempre pensé que Tesla no se haría un hueco entre los grandes del automóvil, y que uno de ellos la absorbería. Parece que no va a ser así, al menos por ahora. Incluso puede que sea Tesla quien absorba a alguna de las grandes que se quede rezagada, en el proceso de consolidación del sector que se apunta imparable.

Elon Musk ha sido capaz de resolver los problemas de producción y los problemas de rentabilidad (ya empieza a ganar dinero), y la cotización sigue subiendo como un cohete, haciendo que su valor bursátil supere a muchas de las grandes del auto y de otros sectores, y que Musk se afiance entre los más ricos del mundo.

Sin duda es el nuevo Rey Midas, porque su cerebro no para de imaginar nuevos retos y ponerlos en marcha.

Sr. Musk, me quito el sombrero ante usted.

Hoy por hoy el siglo XXI es el siglo Musk.

21 de julio de 2020

Desunión Fiscal Europea

Cuando la Unión Europea debería evolucionar hacia la Unión Política y Fiscal más que nunca, me encuentro con la noticia de que Grecia se apunta al club de los países de la UE que conceden condiciones fiscales ventajosas a los jubilados, en detrimento de los demás países de la Unión.

Es un episodio más en una UE en la que se practica la competencia fiscal desleal más que la homogeneización fiscal.

Ahora otros países deberán plantearse hacer lo mismo. Ya lo hacen Portugal o Italia. España aún no.

En momentos en que necesitamos que todos hagamos un esfuerzo fiscal, los jubilados, que son (somos), en muchos casos, un grupo de privilegiados, verán bajar sus impuestos. ¿Tiene sentido?

Pero no hay que ir muy lejos para ver que en la propia España existe una competencia fiscal desleal entre comunidades autónomas…

21 de julio de 2020

Acuerdo con condiciones

Tenemos acuerdo en la Unión Europea. Un paso de gigante para tratar de salir adelante en esta crisis.

Para España, 140.000 millones de euros, con condiciones y controles, que hemos de reconocer que nos irán muy bien, porque somos demasiado dados a despilfarrar el dinero cuando nos llega en masa.

No se quiere volver a hablar de los «hombres de negro», pero se parecerán mucho.

Las consecuencias de todo esto, así como el futuro de esta maldita pandemia, siguen siendo una incógnita.

4 de julio de 2020

Empresas ambidiestras

¿Eres un empresario ambidiestro?

Parece que es lo que toca ahora. Me entero del nuevo término en conversaciones y artículos que me llegan del País Vasco, aunque probablemente sea un término generalizado que hasta ahora yo no conocía.

Lo traigo aquí para que lo conozcan mis lectores.

¿Qué es una empresa ambidiestra o un empresario ambidiestro? Pues aquel que sabe gestionar a la vez pensando en la crisis presente, recortando gastos y reduciendo costes y aplazando proyectos, para poder resistir, y también es capaz de pensar en el futuro, en la innovación y el crecimiento, sin renunciar a ellos, y tomando todas las medidas de las que sea capaz ahora para que ese futuro no se esfume.

Me parece una idea magnífica y totalmente actual. Incluso creo que se lo puede dar una vuelta más y tratar de unir las medidas de cambio y adelgazamiento actualmente obligadas con la asunción de nuevos modelos de actuación y de negocio que permitan avanzar hacia el futuro, abordando cambios, nuevas maneras de hacer, que quizás no eran posible antes de esta crisis.

La crisis es mala. No podemos negarlo. Pero a lo mejor tiene su lado bueno si nos permite quitarnos las ataduras, los pesos que llevábamos encima, que no nos permitían abordar un cambio drástico, que probablemente ya estaba en nuestra mente, pero nos veíamos incapaces de abordar.

Estoy hablando de cambiar de personas, de productos, de clientes, de ubicaciones, de almacenes, de oficinas, de forma de vender, de manera de fabricar, de manera de facturar, de sistemas informáticos, de imagen de marca, de mercado…. ¡Son tantas cosas las que antes habíamos dicho que haríamos de otra manera si pudiéramos…! A lo mejor ahora, por culpa de la crisis, o gracias a la crisis, podemos. ¡Puedes! Anímate, busca los recursos. A lo mejor es la única forma de salir adelante.

Asume el riesgo. ¿Qué tienes que perder?