27 de octubre de 2018

Banco Santander está mejor de lo que la bolsa piensa

La banca no está pasando sus mejores momentos, y menos la española, en estos días en que el Tribunal Supremo ha sembrado la confusión con sus sentencias sobre el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en relación a las hipotecas, dejando abierta la posibilidad de que la banca deba pagar de forma retroactiva ese impuesto (lo que sería un mazazo para la credibilidad de nuestro país frente a la comunidad empresarial en general y la inversora en particular, aunque el populismo se congratule de la posibilidad de castigar a la banca). La banca está, sin duda, en horas bajas. En especial en España. No ha sabido, ni sabe, venderse como un agente imprescindible del progreso económico.

En ese contexto, Santander, que es la representación personalizada de la banca en España, sufre las consecuencias en su cotización bursátil. Le ayuda a ello que sus beneficios dependan de Brasil, pendiente de unas elecciones, y de UK, pendiente del Brexit.

Pero yo creo que el mercado está sobrevalorando los riesgos, y que el banco está mejor de lo que los inversores piensan.

En los próximos meses lo iremos viendo:

  • El negocio en España, va bien. Al margen de la decisión del Tribunal Supremo sobre los impuestos de las hipotecas. Incluso si fuera contraria a los bancos, Santander sería de los menos perjudicados.
  • Las elecciones en Brasil con mañana, y ahí se acabará la incertidumbre. Además probablemente ganará Bolsonaro. Pero yo creo que aunque no ganase, la incertidumbre acabaría. Haddad lo podría hacer mejor de lo que se piensa.
  • Gran Bretaña: Todos confiamos en que el Brexit encuentre una salida. Parece mentira que nadie presente una solución ingenios apara el problema del Ulster, que es el último obstáculo. Yo creo que se encontrará una solución antes de fin de año.
  • Por último USA, que ha sido un problema para el banco en el pasado, parece que va por buen camino.
27 de octubre de 2018

China, país de unicornios

No es que hayan aparecido en China esas criaturas fantásticas. Se llaman unicornios a las startups que valen más de 1.000 millones de dólares. Todos los países quieren tenerlos.

Pues resulta que 4 de los 5 mayores unicornios actuales son empresas chinas. Y entre ellas las dos mayores. Eso demuestra una vez más el empuje de la economía y la sociedad china. Y nos reafirma en que China es la segunda mayor economía del mundo y que aspira a ser la primera.

¿Cuáles son esos dos unicornios chinos? Pues dos empresas de las que muchos de mis lectores seguro que no han oído hablar. La nº 1 es Ant Financial, que se deica a los pagos por Internet, y que dicen que vale 150.000 millones de dólares (M$). La nº 2 es Bytedance, que posee varias app con millones de usuarios registrados, y que dicen que vale sólo la mitad: 75.000 M$.

Son cifras que marean, y que nos hacen ser escépticos en relación a las valoraciones de las empresas tecnológicas (sobre todo cuando Bytedance, por ejemplo, nunca ha ganado dinero), pero que están ahí.

Los chinos siguen asombrando, dando miedo, y quizás envidia.

En términos bursátiles, no hay duda de que no hay más remedio que seguir apostando por China. Es allí donde se está creando valor de forma más evidente en estos momentos.

27 de octubre de 2018

Brasil: ¿Haddad o Bolsonaro?

En términos económicos parece que no haya duda: Bolsonaro. Los inversores internacionales prefieren la supuesta ortodoxia del candidato de derechas frente a la heterodoxia del de izquierdas.

Pero, ¿pueden estar equivocándose? Bolsonaro es un político extraño, poco fiable. Él mismo reconoce que no sabe de economía. Los mercados apuestan por su futuro ministro de economía. Pero, ¿le dejará seguir una senda económica correcta?

Quizás la elección de Haddad no fuera tan catastrófica para la economía al fin y al cabo. A veces los políticos de izquierdas son la mejor alternativa para hacer frente a medidas estructurales inaplazables, como es la reforma del sistema de pensiones brasileño. Son medidas impopulares que se aceptan mejor a los políticos con mayor base social.

Una buena resolución de las elecciones brasileñas, y un rumbo adecuado de la economía brasileña con el nuevo gobierno que salga de las elecciones, es una premisa imprescindible si queremos que los mercados financieros recuperen la calma.

23 de octubre de 2018

China sigue imparable

Yo soy de los que siguen creyendo que en Occidente exageramos cuando penalizamos a las bolsas chinas porque la economía china, por ejemplo porque “sólo” ha crecido en el último trimestre un 6,5%

China ya es un gigante. La segunda economía del mundo. Una tasa de crecimiento del 6,5% para una economía del tamaño de la china es una barbaridad. Estados Unidos (la primera) se mueve alrededor del 2-3% como máximo. Y es lógico. No es lo mismo crecer un 2,5-3,0% cuando eres una economía relativamente pequeña, como la española, que cuando eres un gigante como EEUU. Eso pone en contexto lo destacable del crecimiento chino.

En conclusión, creo que las bolsas chinas seguirán evolucionando positivamente a largo plazo, aunque coyunturalmente los analistas e inversores occidentales les vuelvan la espalda.

23 de octubre de 2018

Calma y visión a largo plazo

Este momento bursátil permite separar con claridad a los inversores oportunistas de los inversores de largo plazo. los oportunistas o cortoplacistas venden y salen del mercado como gatos escaldados. Los inversores de largo plazo mantienen la calma y siguen apostando en su cartera, si siguen creyendo que son buenas compañías a las que el mercado, cuando se disipen todos los temores actuales, volverá a reconocer su valor.

Y si la cartera está compuesta de fondos de inversión, la situación es la misma. Si confiamos en los gestores a los que hemos confiado nuestros ahorros, hemos de mantener la calma. Las aguas siempre vuelven a su cauce.

Única excepción: compañías o fondos en los que apostamos con un punto más de riesgo y el mercado los está penalizando por encima de nuestro nivel de stop. Esos hay que venderlos, sin dolores no remordimientos. Apostamos y perdimos. Lo bueno es que lo hayamos hecho en una pequeña porción de nuestra cartera. De forma que podamos asumir la pérdida sin problemas.

¿Qué nivel es el de stop a adoptar? Cada inversor tiene el suyo, pero yo me lo pongo entre un 20 y un 30%, según el activo en cuestión.

Lo que tengo claro es que los problemas actuales más visibles:

  • Guerra comercial
  • Brexit
  • Italia

van a tener solución a medio plazo.

La guerra comercial se diluirá cuando llegue a un tope, o cuando los americanos sensatos saquen a Trump de la Casablanca. Las próximas elecciones legislativas serán una piedra de toque. Una victoria de los demócratas ya daría una buena señal.

El Brexit se acabará resolviendo. El problema de Irlanda del Norte requiere una solución ingeniosa, que estoy seguro de que se encontrará. La posibilidad de una anulación del Brexit la descarto.

Italia está escenificando una pataleta, y el gobierno populista demostrando que ellos mandan más que la Unión Europea. Pero nada más. Cuando se le dé la razón, como a los niños mimados, se acabará el llanto.

En conclusión, lo dicho: mantengamos la calma. Y los más valientes incluso deberían comprar. Cuando se gana más dinero en bolsa es comprando cuando nadie compra.

20 de octubre de 2018

¿Crisis o corrección de las bolsas?

Los cuatro riesgos que afrontan los mercados financieros en estos momentos son:

  1. Recesión en China, y el mensaje que ello supone para la economía mundial, aparte de los posibles riesgos de su propia economía
  2. Probabilidad de un Brexit duro, con las consecuencias en Gran Bretaña y de rebote en la UE
  3. Actitud populista de Italia y su repercusión en la UE y en la propia economía italiana (que tiene una deuda equivalente al 150% del PIB)
  4. Falta de liquidez como consecuencia de la política de la FED y de otros bancos centrales, unido a un alza de los tipos de interés y su impacto en las compañías y las administraciones endeudadas del mundo, y en especial de los países emergentes

Leo artículos diversos al respecto y la opinión mayoritaria es cauta pero optimista. No se ve una crisis, sino una corrección. Veremos si es cierto.

20 de octubre de 2018

El fenómeno Netflix

Quien iba a decir que Netflix llegaría a los 137 millones de clientes. Es una cifra extraordinaria, que explica que la compañía se haya colocado en la cúspide de las compañías de la nueva economía.

Veremos cómo le sienta la llegada al mercado de nuevas ofertas que competirán con ella con fuerza como va a ser el relanzamiento del negocio de video por parte de Apple, o el push que Amazon está haciendo incluyendo el servicio Amazon Video en el paquete de sus clientes de Amazon Prime. Aparte, claro está de la competencia de todas las compañías de telecomunicaciones, que ven en la suscripción a servicios de contenido su tabla de salvación ante un mercado de las comunicaciones convertido en una commodity.

18 de octubre de 2018

Tormenta en las bolsas

Las bolsas mundiales están en horas bajas, por la suma de diversos factores. Es el momento de conservar la calma e mantener la posición a largo plazo. Todos los estudios demuestran que quienes permanecen invertidos sin perder la clama obtienen las mejores rentabilidades a largo plazo. Dicho esto, si usted se ha puesto unos niveles de stop en sus posiciones, entonces respételos y venda.

12 de septiembre de 2018

La diferencia entre quebrar o relanzar es la contabilidad

Estos día he leido en la prensa la historia de la cadena de tiendas de electrodomésticos Miró. El gerente actual, que la ha sacado de la quiebra, comentaba que al hacerse cargo del negocio se sorprendió de que no se llevaba una cuenta de resultados por tienda.

¿Cómo es posible que alguien tenga un negocio de venta de lo que sea, con una cadena de tiendas, y no sepa cuánto gana o pierde en cada una de ellas? Pues eso pasa en España en pleno siglo XXI. Parece mentira, pero es así. El resultado ya lo sabemos: un negocio floreciente que se va a pique en cuanto hay que “hilar un poco fino”.

Aquí lo fácil es la contabilidad “del gancho” o sólo orientada a cumplir con lo imprescindible: declarar (lo mínimo, eso sí) a Hacienda…

El resultado: un país pobre y miserable en el que se dilapidan muchos esfuerzos y en el que hacer empresa, y sobre todo hacer gran empresa, es trabajo de titanes.

4 de septiembre de 2018

Amazon ya es también un banco. ¡Tiembla sector bancario!

Amazon no deja títere sin cabeza. Su entrada en el negocio bancario era cuestión de tiempo, y ya es un hecho. Su excusa: facilitar la vida a los clientes y proveedores de su plataforma de comercio electrónico, líder mundial.

En eso no hace sino seguir los pasos de su rival chino Alibaba, que ya es un gigante también en el negocio bancario.

Aunque aún no ha constituido formalmente un banco, ni ha comprado una entidad ya existente, Amazon se lanza a velocidad de crucero a ello. Ya opera en pagos con Amazon Pay, en “cajeros” con Amazon Cash, en préstamos con Amazon Lending, e incluso emite tarjetas y se está planteando entrar en seguros. Las cifras de negocio ya son estratosféricas, como todo lo que hace está empresa realmente global, con una base de clientes gigantesca, probablemente la mayor del mundo.

Las vicisitudes que estamos viendo en bolsa que sufren los bancos están explicadas en parte por esto. Les ocurre lo mismo que a otros sectores donde ha aterrizado el monstruo americano. Incluso explica titulares como el que ayer nos anunciaba que el banco español BBVA está ofreciendo productos alimentarios en su web. ¿Adonde va a llevar todo esto? Estamos en tiempos de mudanza, amigo Sancho…