13 de Octubre de 2008

El mérito de Santiago Niño Becerra de anticipar el crash

Muchos de mis lectores se están fijando en que el 18 de enero de 2006 incluí el siguiente post en este blog:

“Hace unos días un amigo me hizo llegar un breve documento firmado por el catedrático de estructura económica de la facultad de economía del IQS de la Universidad Ramón Llull de Barcelona, Santiago Niño Becerra. El título del documento (de dos páginas) era El crash de 2010.
Las predicciones catastróficas del profesor Niño merecen sin duda alguna un comentario. Aunque me anticipo a decir que no creo que sus negros vaticinios se confirmen. No queriendo ello decir que la probabilidad de que se dé el escenario que nos presenta sea cero.
¿Cuál es ese vaticinio?
La posibilidad de que en 2010 el crecimiento del PIB mundial sea negativo. Aunque él mismo se anticipa a limitar la probabilidad de ese hecho al 20%.
Antes de analizar los factores que aduce como causa de ese decrecimiento, conviene empezar por preguntarse si necesariamente sería negativo, porque es posible que el mundo empiece a ver reducir su población global en esas fechas. Y de ser así, aunque el PIB mundial bajase, podría ocurrir que el PIB per capita no se redujese, sino al contrario.
Yo creo que una reducción del PIB no es necesariamente negativa, y sobre todo dudo de que esa reducción se produzca, salvo que viniera acompañada de una drástica reducción de la población mundial, cosa que tampoco creo que se vaya a dar.
El argumento de Niño se basa en los siguientes elementos, que voy a tratar de argumentar:
1) El endeudamiento mundial, público y privado es enorme y difícilmente puede aumentarse, por lo que el consumo puede sufrir un parón.
Creo que hay margen para aumentar ese endeudamiento, y que, salvo que haya una caída radical de la valoración de los activos que soportan ese endeudamiento (explosión de burbuja inmobiliaria), ese efecto negativo no debería producirse.
2) La conciencia del agotamiento de las reservas de petroleo, y su enorme impacto en todos los ámbitos de la economía, ahora sustentada en dicha fuente de energía y de materia prima.
Sin duda la conciencia del agotamiento del petróleo va a traernos una crisis en algún momento, pero no creo que provoque un crash. Confío en el descubrimiento de fuentes alternativa de energía y de materiales renovables, a un ritmo que se acompase con la desaparición del petróleo. Aunque hay que reconocer que éste es un peligro real.
3) La imposibilidad de que los EEUU sigan absorbiendo toda la oferta de productos del resto del mundo y en especial de Asia, así como que el dólar sea la moneda mundial de referencia, porque los gigantescos déficits fiscal y comercial de los EEUU ya no lo permiten.
Yo estoy convencido de que los EEUU aún tienen cuerda para rato, y sobre todo de que Europa y Asia van a relevar al menos parcialmente a EEUU en el papel de compradores mundiales, del mismo modo que sus monedas (el euro, el yen y el yuan) van a tomar un mayor protagonismo, pasando de un mundo centrado en el dólar a uno más repartido en tres zonas: dólar, euro y yen-yuan.
4) La destrucción de empleo industrial como consecuencia de la introducción masiva de tecnologías de información y comunicaciones (TIC).
Creo que hemos de dejar de pensar en una sociedad basada en el empleo industrial. El empleo lo hemos de identificar con los servicios. Y los servicios ya no son la excepción, sino la regla. Hay que ampliar el concepto de servicios si queremos entender la economía del siglo XXI.
5) El mercado ha pasado a ser el mundo entero, porque toda la economía global está interrelacionada.
Lo que Niño ve como un elemento de riesgo y favorecedor del crash, al acelerar la contaminación de un país a otro, puede verse como lo contrario. Creo que la interrelación puede facilitar la salida de la crisis, al permitirnos ser más eficientes en la recolocación de recursos.

En conclusión, se trata de una tesis valiente e interesante, que sin duda habrá quien comparta, sea total o parcialmente, pero creo que su probabilidad es muy inferior al 20% que el autor apunta.”

No cabe duda de que la predicción del profesor Niño Becerra estaba muy bien encaminada, como se está demostrando. Sobre todo por el punto 5. Apuntaba a la globalización e interrelación de las economías nacionales como un elemento de riesgo, elemento que está sin duda en la raíz de esta crisis.

Aunque aún no sabemos todo lo que llegaremos a saber un día de la crisis que ahora estamos viviendo, y sobre todo no sabemos aaún penas nada del modo como vamos a salir de ella, lo que es impepinable es que más pronto o más tarde vamos a empezar a salir, y que llegará un día en que sentiremos que la hemos dejado atrás y empezaremos a olvidarla.

La cuestión es si aprenderemos de los errores, y sobre todo si escucharemos con más atención a los buenos economistas como el profesor Niño.

Sirvan estas lineas de homenaje y reconocimiento.

  1. August Keller dice:

    para empezar un test

  2. Javier Reinoso dice:

    Pronosticos hechos en 2004, cuando nadie ni se olia que se venia:

    http://luppas.homeip.net/astrotaller/caja_de_pandora/crisis_2010.htm

    Habla de 2010, pues ahi sera un climax, como va a ser…

    Miles de mensajes desde 2003 avisando de esta crisis y cuando seria y como seria, la demostracion???, aqui, uan redireccion a google clara y verificable:

    www2010supercrisis.com

    http://www.thebestastrologysofware.com

    http://www.astrodreams.com/foros/

    http://www.astrodreams.com/foros/viewtopic.php?p=22985#22985

    Las cosas claras, muchismo antes, con muchos detalles de tiempos, videos, flash explicativos, articulos en revistas, etc…

  3. Kiko dice:

    le recomiendo

    http://cafradasfinancieras.blogspot.com

  4. Oscar LM dice:

    Lamentablemente, el tiempo esta dando la razon al profesor Nino Becerra.
    Asusta reconocer, que hoy a 15 de Marzo de 2010, no hay economista que le pueda rebatir un solo argumento, ni por supuesto que sea capaz de ofrecer alternativas, soluciones o lineas de accion.

    De momento, solo he oido palabras huecas, discursos vacios, reproches y el tan consabido e iberico ” esto ya se veia venir”

    Lo peor es lo que aun esta por llegar. Y aun hay quien no quiere abrir los ojos.

  5. Carlos - Valencia dice:

    Hoy a 7 de Junio 2010 el tiempo sigue dando la razón al Sr. Niño Becerra.

  6. José Trigo dice:

    ====================================================

    Me parece lamentable la actuación de los economistas en general, y de los catedráticos en particular.

    Centrándonos en Santiago Niño, me parecen sorprendentes algunas declaraciones.

    Puede versele en youtube afirmando que “No hay responsables de la crisis”, lo cual, para mí es surrealista e inadmisible.

    Quizá lo que más me escandaliza de este señor es que pronostica escenarios catastróficos para nuestra economía, sin ningún juicio crítico, con cára de póker.

    Como si fuera lo más natural del mundo aceptar tasas del 30% de paro.

    La conclusión que saco es que nuestros catedráticos de Economía son algo psicópatas, y desde luego, ni les suenan materias como la filosofía moral o la ética.

    ====================================================

  7. Ramiro dice:

    ¿Crash de 2010?
    http://ramiropinto.es/2010/10/25/crash-2010/

  8. Marc Roca dice:

    Hoy a 18 de Junio 2013.
    El profesor Santiago Niño Becerra sigue acertando la mayoría de sus predicciones.
    Olé!!

Comentario: