17 de junio de 2009

La Cuenta de Resultados como instrumento de gestión

Hoy he estado analizando un proyecto de empresa en el que han ofrecido invertir. La información económica que me presentaban mostraba una proyección de la Cuenta de Resultados a muchos años, que no me decía nada. El Margen Bruto que indicaba no descontaba todos los costes directamente relacionados con el negocio, ni se desglosaba por tipo de productos o por los clientes más importantes. Las cifras que mostraban no conducían a nada, y desde luego no ayudaban a gestionarla.

Definir bien al Cuenta de Resultados, de modo que el Margen Bruto o margen de aportación quede claro, y a poder ser desglosado por todos los negocios que se dan dentro de un empresa, es un ejercicio esencial para entenderla.

Una empresa es, al fin y a la postre, un negocio (o varios sumados) que producen un Margen Bruto, que debe contrastarse con los Costes de Estructura para acabar de calcular el Beneficio de Explotación o Beneficio antes de Intereses e Impuestos, o EBIT. Si el o los negocios no producen un Margen positivo, difícilmente la empresa irá bien. Si producen un Margen positivo, pero éste es inferior al coste de estructura, la cosa puede tener solución, ajustando dicho coste. Es esencial, por tanto, separar ambos conceptos. En momentos de crisis puede ocurrir que el Margen Bruto generado por los negocios de la empresa no dé para cubrir el coste de estructura, y haya que reducirlo. No es algo grave. Lo grave es cuando las empresas ni siquiera generan Margen Bruto; entonces si que es mejor cerrar. Aunque a menudo es un problema de algunos productos o clientes, y hay que saberlo para cortar por lo sano cuanto antes. Las manzanas podridas pueden estropear todo el cesto. Pero hay que saber cuales están podridas. Muchos empresarios pierden sus empresas porque no tienen ni idea de cuál es, de verdad, su Cuenta de Resultados.

Mi libro La Cuenta de Resultados (Editorial Libros de Cabecera) trata de ofrecer una guía a esos empresarios, para ponerle solución a ese problema.

  1. Greta dice:

    Buenas tardes, tengo una pregunta. Nos ha llegado una factura de hace años y requieren su pago. Yo contabilice su albarán -pendiente de recibir factura en aquel momento-, pero al acabar el 2010 lo volteé con el OK de los auditores. El proveedor me pide justificancion de por qué no le pago una factura de 2009, estoy obrando correctamente? considero que no puedo atender ya a esta factura. Según tengo entendido los ejercicios cerrados lo permiten cuando la factura tiene una antigüedad de más de 12 meses, en este caso la factura tiene incluso más de 20 meses.

  2. pacolopez dice:

    Greta, no entiendo tu pregunta. Si la factura es correcta y crees que debe ser pagada, tendrás que contabilizarla y pagarla, ¿no?

  3. alex dice:

    Estoy en Latinoamérica y la presentación de los estados financieros y de resultados es diferente a la española. Pregunto: Cual es el Coste de estructura y como calculo “ROPE (return on people employed)”?

  4. pacolopez dice:

    El coste de estructura está compuesto de todos aquellos costes que no tienen una relación directa con los ingresos de la empresa. Los principales componentes son los gastos de personal no directo y los gastos generales.

  5. Ignacio dice:

    Buenos días Mr Lopez.

    Quería preguntarle que opina ud. sobre elaborar una cuenta de resultados analítica, partiendo mayormente de la información del sistema de gestión, en lugar de desde la contable?

    Slds, N

  6. pacolopez dice:

    Ignacio,
    Normalmente la cuenta de resultados de gestión debe hacerse partiendo de la información de la contabilidad analítica. Básicamente porque el dato del coste del producto o servicio que damos como ingreso no nos lo proporciona la contabilidad general sino la analítica. Y si no tenemos ese dato, no tenemos una CR válida.
    Espero haberse explicado.
    Un saludo,
    Paco

Comentario: