23 de febrero de 2010

Cazar talento barato

Esta situacion de crisis tiene pocas cosas buenas, pero quizás una de ellas es la posibilidad de recomponer las plantillas fichando talento a precios asequibles.
Ahora hay gente preparada dispuesta a cobrar menos y a asumir puestos de menos glamour. Los esquemas de retribución pueden estar más abiertos, con mayor componente variable e incluso la posibilidad de incorporar esquemas de acceso al capital.
Las pymes también pueden aprovecharse de esta situación. Quizás más que las grandes empresas, ya que éstas son rehenes de acuerdos laborales que les dan una menor flexibilidad en la contratación.

  1. Mariona Pastó dice:

    No es justo.
    Los que salimos ahora de las universidades estamos mucho más preparados que las generaciones anteriores: la mayoría habla inglés, conoce otro idioma, tiene experiencias internacionales, másters, etc., y todo éste esfuerzo que nos ha supuesto se compensa con peores condiciones retributivas e incluso con puestos de trabajo menospreciados…¿pero que podemos hacer? ¿exigir, cuando hay un paro juvenil que esta sobre el 30%? No, tenemos que callar y aceptar (e incluso a veces suplicar) porque lo importante de ahora es tener (cualquier) trabajo.
    Repito, no es justo.
    Saludos.

  2. Paco López dice:

    Coincido contigo en que no es justo, pero el país da lo que da. Nuestro tejido económico es pobre, y así hemos de aceptarlo, aunque algunos no nos resignemos, y los que menos los jóvenes.
    Si enriquecemos ese tejido, con empresas más fuertes, más globales, que aporten una diferenciación clara en sus productos y desarrollen ventajas sostenibles a nivel gloabl en el mercado mundial, sin complejos, entonces (y sólo entonces) nuestros jóvenes podrán desarrollar todo su potencial y accederán a puestos de trabajo bien valorados y bien pagados.
    Mientras tanto, administramos nuestras miserias.
    Es así de triste.

  3. David Soler dice:

    Mariona,
    si te sirve de consuelo (aunque no me gusta eso del mal de muchos) esa situación la vivimos muchos. No es justo para nadie.
    Esto va a costar mucho cambiarlo. La mentalidad no se cambia en dos días y, lamentablemente, en este país casi todo el mundo en este país aplica la picaresca en todo y la mayoría se aprovecha de cada situación, trantando de salvar su posición a costa del resto y, sobre todo, del futuro.
    Hasta los que tratamos de vender servicios profesionales nos encontramos con cada cosa que es indignante.
    Pero hay que tener confianza en el futuro…

  4. Guille dice:

    Os veo un poco pesimistas. Para intentar cambiar un poco esta percepción, el Consejo Superior de Cámaras ha lanzado una campaña para explicar casos de éxito y animar un poco el triste panorama español: http://www.estosololoarreglamosentretodos.org

Comentario: