18 de febrero de 2011

El estilo RUMASA (segunda parte)

El 28 de diciembre pasado incluía un post titulado El estilo RUMASA, en el que avisaba de la manera de actuar de la familia Ruiz Mateos, de la que yo mismo, a través de una scoeidad en la que paticipo, era víctima. Al día siguiente me llegó, de forma indirecta, una reacción de la familia, en la que menospreciaba mi blog y mi persona, lo que demostraba por un lado su estilo y por otro su preocupación por la situación ya tan deteriorada de su imagen.

Los diarios de esta semana lo explican todo, el “imperio” se tambalea, porque ya no pueden sostener el castillo de naipes en pie. No le viene nada bien a este pobre país. ¡Qué pena!

Pero aquellos “estilos” traen estos desastres. La pena es que a muchos proveedores honestos y prestamistas ilusos les van a hacer un agujero en sus bolsillos.

  1. alex dice:

    Ese modelo empresarial y esa tipología de empresario pseudopaternalista y algo coorporativista pertenece al pasado, a una España que dista ya mucho de ser la actual que se mueve en un entorno globalizado y no localista. Yo creo más en el empresario batallador que no regala duros a cuatro pesetas para captar inversionistas, que tiene un proyecto realista no fantasioso, que se comporta con caracter Prusiano y trabajador, no solo es echar horas en la empresa sino implica sacrificio de estatus personal en pro del éxito de un proyecto. Y que inspira confianza con su entrega y sacrificio.No se engañen la familia Ruiz Mateos no va a arruinarse si finalmente se llega a la liquidación del concurso de acreedores, arrastrará con ello a todos los inversores que se creyeron ese cuento piramidal y lo peor de ello creará una gran destrucción de tejido productivo del sector alimentario de nuestro país. Porque fueron muchas las empresas compradas desde esos fondos de capital piramidales.

  2. xavi dice:

    Recuerdo que para todos los profesores del IDEC, la emisión de pagarés de Nueva Rumasa, era EL EJEMPLO de una mala inversión. Nos preguntábamos hasta qué dia aguantaría….

Comentario: