21 de abril de 2012

Todo es cuestión de confianza

No descubro nada nuevo si afirmo que la economía se basa en la confianza. Y también en la confianza que los inversores extranjeros tengan en un país. Apunto un dato que leo en el boletín Ocu Inversores: “Desde marzo de 2011 hasta comienzos de febrero de 2012 los inversores extranjeros han realizado desinversiones (en España) por cerca de 96 mil millones de euros…”

Ahí es nada.

Esto explica muchas cosas y se explica por una sola: desconfianza. De eso se trata: de recuperarla.

Comentario: