2 de julio de 2012

¿Gratis total? No, gracias

Creo que la política de “gratis total”, en cualquier ámbito de la vida, es un gran error. El “gratis total” indiscriminado conduce irremisiblemente al derroche.

En España estamos pagando las consecuencias. Y tratando de paliarlas, con el copago sanitario, por ejemplo.

El problema es que los ciudadanos se han acostumbrado al sistema, y les cuesta admitir que el consagrado principio se rompa. El “gratis total” es para ellos un derecho inalienable. ¿Quien lo paga? No es su problema…

  1. Greyaccountant dice:

    Totalmente de acuerdo. “¿Quién lo paga?. No es su problema…..” Pero al final lo pagamos TODOS. Creo que la política del “gratis total” es intrínsecamente mala porque genera un derroche innecesario de recursos. Un mínimo coste por los servicios, aunque sea simbólico, implicaría una utilización más eficiente de los mismos.
    Eso sí, respetando a aquellos colectivos (como los jubilados) que ya tienen problemas para llegar a fin de mes a pesar de la política de servicios públicos gratuitos.

  2. Jose Luis Rodríguez dice:

    No os lo perdáis. El otro día coincidí con mi familia en un restaurante con un grupo que, debido al elevado volumen de su conversación, no pude evitar identificar como funcionarios de educación que estaban celebrando el final de curso. Una de ellas comentó: ¿sabéis que lo del euro por receta a nosotros no nos toca? ¿Ah no? -comentó el grupo?-, no, -respondió el vociferante maestro- porque como nosotros vamos por Muface, y no vamos por el Servei Català, pues no nos afecta, ja ja ja… Y todos rieron a carcajada, mientras daban buena cuenta del bogavante a la brasa con el que, al precio de carta de 40 euros, se estaban homenajeando. Ahí queda eso.

Comentario: