29 de agosto de 2012

Ruiz Mateos: el ejemplo de lo que no debe ser un empresario

Siempre trato de defender a los empresarios, porque creo que es una figura denostada en la sociedad española. La imagen del empresario está asociada a imágenes como la avaricia, la trampa, el despotismo, etc.

Es injusto que sea así, porque la gran mayoría de los empresarios son personas trabajadoras y valientes que defienden su empresa honestamente y que respetan a sus trabajadores y las normas legales y sociales del entorno en el que se mueven, a la vez que velan, claro está, por sus propios intereses y tratan de maximizar su beneficio, como debe ser.

Pero hay casos claros de empresarios que no son así, sino que son hipócritas, marrulleros, ventajistas, estafadores y cobardes. Y un caso claro de todo ello y más es José María Ruiz Mateos, que actualmente ha declarado la bancarrota de sus empresas, dejando a sus acreedores en la estacada, y que está inmerso en numerosos pleitos de todo orden, uno de ellos por estafa, que es ahora noticia en los medios de comunicación españoles.

Ruiz Mateos destruye con sus apariciones (¿por qué los medios le acercan los micrófonos?) el trabajo de apostolado del buen empresario que muchos hacemos día a día. ¡Qué pena!

  1. Ignacio Fernández Candela dice:

    El simplismo, el olvido selectivo sobre la trayectoria empresarial de D. José María Ruiz-Mateos (con veinte años de antecedentes intachables antes de la expropiación delictiva de su Holding Rumasa y veinte años posteriores hasta la quiebra de Nueva Rumasa), es de una repulsiva demagogia que solo puede ser esgrimida por ignorantes o malintencionados incapaces de crear un ápice de riqueza y empleo frente a la obra ingente de su talento empresarial y financiero sin parangón en España.

    Su ejemplo es absolutamente inhumano, porque si usted y su mediocridad-así me hablan sus palabras que denostan un empresario paradigmático- hubiera tenido que responder frente a ataques constantes y destructivos desde posiciones ocultas y con total indefensión, su identidad personal y empresarial estarían hundida en esa simpleza con que ha definido al Sr. Ruiz-Mateos.

    Le sugiero que pase por el blog de La verdad oculta de Nueva Rumasa, para echar un somero vistazo al libro XX Aniversario del Holding un año antes de la canallesca expropiación.

    A ver si se le cae la cara de vergüenza,¿Usted empresario, dice? empresario de tres al cuarto y algo ignorante o mucho de las inhumanas condiciones en que el empresario número 1 de España tuvo que desarrollar siempre su trabajo.

    Por otro lado, esté al hilo de los acontecimientos para conocer hasta qué punto es responsable el Sr. Ruiz-Mateos de lo que sucede ahora.

  2. pacolopez dice:

    Su lenguaje lo dice todo.
    Mis lectores son lo suficientemente inteligentes para saber de qué pie cojea cada uno.
    He experimentado personalmente el “buenhacer” del “señor” Ruiz, y no me retracto de un ápice de lo expresado.
    Insisto: un sinvergüenza.

  3. Ignacio Fernández Candela dice:

    “Dejad a los guias ciegos que guíen a ciegos”; es cierto que el necio siempre encuentra incondicionales porque la mediocridad es así de complaciente.

    Puedo decir que además de necio, no llega a la suela de los zapatos a D. José María, ni es capaz de la honestidad y la humildad que durante décadas demostró sin ningún problema.

    El ingenio es para usted una quimera personal y sus logros son ínfimos ante la grandiosidad de una obra financiera y empresarial que es lógico que no pueda valorar. Me importa un bledo, tratándose de usted.

    Se están generando soluciones para las problemáticas y gente como usted espolea el esfuerzo porque D. José María se crece con las dificultades y la crítica de los vulgares; a mí me pasa lo mismo. Muchas gracias.

Comentario: