25 de abril de 2013

¿Se apaga la llama de Apple?

Apple era una empresa excelente. Y esa excelencia la llevó a encabezar la lista de las empresas más valiosas del mundo. Ahora se cuestiona su futuro. Yo creo en Apple. Apple es una empresa ejemplar, pero como todas las empresas líderes, su modelo de gestión debe seguir renovándose y reinventándose continuamente. Nadie puede dormirse en los laureles. Y Apple ha cambiado el mundo, y posiblemente volverá a cambiarlo en los próximos años. Su próximo objetivo es la televisión. Yo creo que cambiará el modo en que entendemos la televisión. Cambiará el concepto, como hizo con los teléfonos móviles (iPhone) y las tablets (iPad).

Apple es y seguirá siendo parte inseparable del siglo XXI.

En mi libro Empresas que van solas, que pueden encontrar los lectores en Libros de Cabecera,  menciono a Apple como una de las “empresas que van solas” que en consecuencia son líderes estables en su industria, con un modelo de negocio y una cultura diferenciados y sostenibles.

Comentario: