28 de julio de 2013

Un futuro con menor recurso al crédito bancario

Han cambiado las cosas y las empresas españolas se habrán de adaptar a un futuro (que ya es presente) de menor acceso al crédito. Si se tiene en cuenta que, en general, los plazos de pago (y cobro) van a ir disminuyendo paulatinamente, de manera que se reducirá para muchas empresas el recurso al crédito a proveedores, nos encontramos ante una situación evidente: las empresas han de aumentar sus recursos propios: su capital y sus reservas. Cómo? Pues reduciendo el volumen de dividendos o aumentando el capital, con nuevas aportaciones de los anteriores socios o de nuevos socios, o de prestamistas no bancarios.

Habrá que asumir que el capital para los negocios ya no habrá que ir a buscarlo a loa bancos. Habrá que llamar a otras puertas….

  1. Ramón dice:

    Las empresas tendrán que hacer a la fuerza lo que deberían haber hecho hace tiempo voluntariamente.

    Un tejido empresarial mejor capitalizado y con una deuda de mayor calidad en su justa medida será muy beneficioso para todos.

    Los bancos quedarán para aportar liquidez y poco más.

  2. pacolopez dice:

    Coincido al 100%, Ramón.

Comentario: