6 de agosto de 2013

La España obsoleta (1)

Voy a iniciar una serie de comentarios sobre temas que en mi opinión hacen que un país (en este caso España) no encaje con lo que requiere la sociedad y la e onomía del siglo XXI.

El primer tema que voy a comentar es la lentitud con que la regulación administrativa se adapta a la realidad de las empresas y la actividad económica. Y voy a citar dos casos.

El primero es el encuadramiento de categorías laborales que prevén los convenios colectivos. Hace poco he tenido que opinar sobre el encuadramiento de una empresa joven, dedicada al desarrrollo de software, y la descripción de sus puestos de trabajo no había manera de encajarla en su Convenio.

Otro es la necesidad de codificar las importaciones y exportaciones intracomunitarias, producto a producto, entre cientos de códigos, en un ejercicio de nulo valor para el empresario.

Los legisladores han de pensar más en la empresa si quieren más emprendimiento y más productividad para volver al crecimiento y la generación de puestos de trabajo.

Comentario: