16 de noviembre de 2013

La generosidad, esa virtud escasa…

Ayer me decepcionó un proveedor al que había sido fiel durante más de 20 años y al que por justificadas circunstancias tuve que dejar. No demostró ser generoso.

Creo que la generosidad es una virtud capital en este mundo de dura batalla capitalista. Sin generosidad se vive en lo más parecido a una selva…

Comentario: