6 de abril de 2014

La responsabilidad de administradores en España

Los administradores de sociedades están en España permanentemente en vilo, porque la tarea de administrador o consejero se ha convertido en un oficio de riesgo. La causa de esa situación se encuentra en la legislación mercantil (la Ley de Sociedades de Capital) que incide con saña en la responsabilidad de los administradores. Dentro de las causas de responsabilidad, la más difusa y preocupante es la llamada responsabilidad “objetiva”, que pretende evitarse en buscar una relación causa-efecto entre la responsabilidad y el daño causado, y para ello se limita a decir que los administradores son responsables si no han convocado junta dentro de los dos meses siguientes a haberse dado cuenta que el patrimonio neto de la sociedad está por debajo del 50% de su capital social.

Este precepto legal asusta a los administradores y provoca un rechazo generalizado a la aceptación de tal papel, creando incluso un efecto perturbador en el tráfico mercantil. Además, como recientemente he sufrido en mis propias carnes, provoca la presentación de demandas temerarias de mala fe por parte de acreedores sin escrúpulos, asesorados por abogados con honorarios a beneficio.

Hay que confiar en la justicia para parar a esos mafiosos del derecho.

 

Comentario: