27 de agosto de 2014

La lenta agonía de la prensa escrita

Todo lo que leo y veo sobre la prensa escrita me confirma en algo que ya resulta obvio, creo, a todo el mundo: la prensa escrita está herida quizás de muerte. O si no es de muerte, obligada a repensarse al 100%, que es lo que están tratando de hacer todas las empresas implicadas, tratando de sobrevivir.

Leo que un estudio encargado por el New York Times le viene a decir que su única salida es el diario digital y con unos ingresos (incluyendo suscripciones y publicidad) que, grosso modo, le obligan a empequeñecerse hasta una quinta parte de lo que es ahora. ¡Una quinta parte!

Los diarios españoles no son una excepción; al contrario. Así nadie se extraña de que todos, desde El País hasta el más modesta diario local, estén sometidos a una crisis gravísima, que se está llevando por delante a muchos.

Comentario: