5 de septiembre de 2014

La delgada línea

Hay un amplio debate entre los economistas norteamericanos sobre si los subsidios a los desempleados pueden llegar a convertirse de subsidios por no trabajar en subsidios para no trabajar. Es decir, si son un incentivo a la holgazanería.

Los políticos de derechas siempre han pensado un poco así, pero ahora se lo están planteando incluso economistas de izquierdas.

Es la cuestión de cuando una ayuda traspasa una delgada línea y se convierte en un chollo, hablando en términos coloquiales, y desincentiva al que la recibe para tratar de dejar de recibirla en algún momento, para dejar de ser merecedor de ella.

En España, por desgracia, se ven muchas ayudas como chollos que no hay que perder, y se hace todo lo posible para no perderlas, cuando debería ser justamente al contrario. Supongo que es así en muchos países. Es responsabilidad de los políticas hacer que no lo sea.

Comentario: