9 de septiembre de 2014

¿Separar el trabajo del resto de la vida es bueno o malo?

Parece que hay una clara coincidencia, últimamente, en que no hay que separarlos. Que la vida es un todo inseparable. Que el trabajo es parte de la vida, del mismo modo que el ocio lo es, o la vida familiar. Que mirar a la vida como un todo holístico es mucho más saludable que hacer separaciones, compartimentos estancos.

Yo creo que están en lo cierto, aunque hay que saber hacerlo, y hay que entrar en los matices. Quizás lo haga otro día.

Comentario: