12 de marzo de 2015

A currency, a flag and an army

La Unión Europea está obligada a seguir adentrándose en el camino de la integración si quiere de verdad ser una “unión” y no poner en peligro su identidad y su papel en el mundo. Para eso necesita completar un triángulo esencial: tener una moneda común (algo que el euro cubre, al menos parcialmente, porque no todos los integrantes de la Unión lo poseen), una bandera (en teoría ya existe, pero no así el sentimiento real de pertenencia) y un ejército (algo que leo que está planteando Juncker, y que no será nada fácil, pero que sería un paso decisivo en la dirección correcta, en mi opinión).

Mientras no se lleven a cabo esos avances, Europa seguirá perdiendo puestos en la carrera global. Y eso no puede permitírselo.

Comentario: