24 de octubre de 2015

Quo vadis Tesla?

¿Adonde vas Tesla? Creo que medio mundo está pendiente del devenir de esta innovadora empresa norteamericana. Una estrella en la bolsa y en los medios. Me pregunto (como supongo que lo hacen otros muchos) si Tesla acabará en el cielo o en el infierno. El cielo es el éxito de sus productos y la gloria en la bolsa. Con la posibilidad de acabar siendo comprada por uno de los gigantes de la automoción. El infierno es la inviabilidad financiera y la quiebra. Quizás siendo comprada por uno de los grandes de la automoción, pero, lógicamente, a precio de saldo.

La apuesta de Tesla es de órdago. Es quizás el proyecto más ambicioso que cotiza en las bolsas actualmente. Su éxito puede suponer para sus accionistas un premio suculento. Pero las posibilidades de fracaso son también muy altas.

Comentario: