26 de enero de 2016

China sigue hundiendo las bolsas

Las bolsas de todo el  mundo siguen cayendo y la causa principal, en mi opinión, sigue siendo China. Las dudas (o certezas) sobre su evolución económica y la repercusión en el crecimiento mundial están llevando a una debilidad agravada del precio del petroleo y por tanto a una debilidad agravada de las bolsas.

España, además, sin gobierno y con posibilidades de acabar en uno de izquierdas que incluya al temido Podemos, a quien el gran capital no puede ver, aún ahonda en el problema, y la bolsa española sufre un castigo adicional. Al que se añade el sector bancario, que sufre con las perspectivas de empeoramiento del negocio con el estrechamiento de márgenes con los tipos de interés tan bajos.

La banca no sacará la cabeza del fango hasta que no se muevan algo al alza los tipos de interés europeos y, algunas entidades, como el Santander, cuando den signos de mejora en sus problemas particulares, como es el caso de Brasil.

¿Pasará eso algún día? Seguro que si. Pero mientras tanto, estamos todos en el pozo.

Comentario: