3 de diciembre de 2016

Cómo clasifico los proyectos que me presentan

Continuamente estoy viendo proyectos de negocio que me presentan directamente o en diversos foros. En función del enfoque del proyecto los clasifico en cuatro tipologías, que se corresponden a cómo los imagino en la campana de Gauss que acaba siendo la inversión en capital riesgo:

  1. Potenciales unicornios: planteamientos innovadores y ambiciosos apoyados en un equipo excelente de fundadores, que suponen un negocio potencialmente globalizable y  difícilmente replicable (hasta ahora no he encontrado ninguno)
  2. Startups oportunistas: Startups basadas en aprovechar una ventana de oportunidad para hacer mejor o más rápido lo que ya hacen otros, o abordar un nicho marginal de mercado con el apoyo normalmente de la tecnología de Internet y las redes sociales (es la startup típica)
  3. Negocio: Posible buen negocio (no startup), normalmente con menos riesgo implícito, pero con menos upside
  4. No negocio: Mal negocio, que no tiene visos de sobrevivir a medio plazo

Obviamente, en aquellos proyectos que creo que no son negocio no invierto, pero en los negocios, quizás buenos, pero no con filosofía startup, tampoco. Existe un tipo de inversores para ese tipo de proyectos y otro para startups.

Comentario: