5 de enero de 2017

Amazon, una gran empresa, pero ¿quién se atreve a invertir en ella?

Con un precio equivalente a 177 años de beneficios, invertir en Amazon parece una locura. Obviamente hay quien lo hace, por eso ha llegado a ese precio, pero hay que creer mucho en la compañía para hacerlo.

Indudablemente nadie duda ya de su modelo de negocio, del liderazgo global absoluto que ha alcanzado en el negocio del comercio electrónico (quizás sólo discutido por la china Alibaba) y de su incursión exitosa en otras áreas de negocio, como los servicios informáticos y muchos más, lo que le ha hecho alcanzar cifras desorbitadas de facturación (el año 2016 habrá superado de largo los 200.000 millones de dólares) y de capitalización bursátil (ahora mismo está en los 370.000 millones de $), demostrando que la estrategia de su fundador y principal accionista (Jeff Bezos) es acertada, a pesar de las críticas que recibió en el pasado, pero en mi opinión sus beneficios son aún reducidos en relación al precio que pagan por sus acciones.

Está claro que esos beneficios crecerán espectacularmente, pero para llegar a justificar un PER de 177 han de crecer mucho.

Yo creo ser un inversor prudente (como casi todos los que invertimos con nuestros ahorros y no queremos especular) y mi religión me prohibe comprar acciones con un PER mayor de 20, 25 a lo sumo.

Comentario: