27 de diciembre de 2018

Una apuesta por la estabilización e incluso recuperación de las bolsas en 2019

Creo que en 2019 se podrá ganar dinero en bolsa. Las importantes caídas con que se ha desarrollado la segunda mitad de 2018 se deben a factores coyunturales que está costando resolver y cuyas consecuencias más negativas están siendo cotizadas como si fuera imposible evitarlas.

Veamos algunos de ellos.

Brexit

Empecemos por el Brexit: Ni la Gran Bretaña ni la Unión Europea se pueden permitir que el pulso que están llevando a cabo acabe con una derrota de ambos. Sería ridículo. Es cierto que Gran Bretaña se ha metido en un lío colosal del que va a ser difícil salir con la mitad de la población enfrentada a la otra (una situación que nos suena a los catalanes), pero al final habrán de asumir que hay que encontrar una salida. No queda otra.

Es decir, yo creo que el Brexit se resolverá. Y espero que sea en el primer semestre de 2019 (con prórroga), si no es en el primer trimestre (sin prórroga).

Europa respirará tranquila y la confianza en el proyecto europeo se recuperará.

Si hubiera de decir un factor que me preocupa para que eso pase y que retrasa la solución del proceso, diría que es que GB está en pleno empleo, y a los británicos quizás les cuesta creerse que el Brexit les afectará negativamente y que no hay manera de evitarlo. Bueno, si que hay una: repetir el referéndum y decidir seguir, pero eso no creo que pase.

Como en todo conflicto, su solución también puede traernos algo bueno, porque puede servir para reforzar a la UE, eliminando a un socio que siempre ha sido protestón y ha ido a la contra, formando parte de un club al que, en el fondo, nunca se ha adaptado bien.

Guerra comercial

¿A quien beneficia una guerra comercial? A nadie, por mucho de que Trump se crea el ganador. Es por eso que creo que en 2019 se va a firmar la pipa de la paz. Ni EEUU puede prescindir de China ni China de EEUU. La clave será que China sea capaz de hacer el paripé para que el niño malcriado Trump salve la cara y pueda venderlo como un triunfo a sus votantes. Otra cosa es impensable. Que no fuera así nos haría retroceder en el tiempo a todos los niveles.

Incluso creo que podemos sacar buenas enseñanzas del proceso, obligando a China a que acelere su crecimiento interno y abra sus fronteras a otras economías. Aparte de obligarle a respetar la propiedad intelectual y en general adecuar su comportamiento al de una potencia mundial que es lo que ya es.

A partir de 2019 China debería acomodar su crecimiento por debajo del 5%, y ya salir del grupo de las economías emergentes, y disponerse a dominar el mundo (económicamente hablando, por ahora), en tándem con el gigante americano.

Subida del dólar y del tipo de interés del dólar

La FED ha subido recientemente el tipo de interés de referencia del dólar a una franja entre el 2,25 y el 2,50%. Lo ha hecho en una economía en crecimiento y en pleno empleo, y con una inflación al alza, que si no es un problema (apenas pasa del 2%) es porque el petróleo (un componente básico del índice de inflación norteamericano) se mantiene controlado, aunque esto puede cambiar en cualquier momento.

Ha sido muy criticada por esa subida, y los mercados no se la han tomado bien, pero yo creo que es acertada. Otra cosa es que haya anunciado dos subidas más en 2019, y ya veremos si se producen, porque habrá que estar a la evolución de la economía norteamericana después de que se difuminen los beneficios de los recortes fiscales que hizo Trump el año pasado y este,

Yo confió en la FED, y creo que el tiempo nos dará la razón. A poco que el BCE la acompañe con un mensaje tranquilizador, veremos que las aguas vuelven a su cauce.

************

En conclusión, si estos elementos se resuelven más o menos bien, tendremos un año más tranquilo que este, y se demostrará que los inversores, como siempre ocurre, nos hemos pasado de frenada saliendo a lo loco de las bolsas.

Ojalá sea sí.

  1. Diego dice:

    Feliz año nuevo!!!

Comentario: