2 de marzo de 2019

¿Ganarán los salarios o ganará la productividad?

Estamos previendo un aumento de salarios en los países occidentales como consecuencia de una importante disminución del desempleo. Eso hace que los analistas bursátiles teman que los márgenes empresariales se reduzcan. Pero en paralelo la tecnología (robótica, blockchain, inteligencia artificial, etc.) está suponiendo un aumento continuo de la productividad.

La cuestión crucial es esa: ¿ganará la productividad a la inflación de salarios?

Hagan sus apuestas.

  1. Ferran Pi Roca dice:

    España es el penúltimo país en la UE que tiene más baja la productividad por hora trabajada. Según Eurostat Research estamos al 31,5%, la mitad de Noruega que tiena la más alta con un 79,9%.
    A veces se confunde salarios con costes laborales. Por ejemplo se pueden tener salarios más altos que la competencia pero ser más productivo facturando más y tomando decisiones que generen valor para el futuro.

    La baja productividad en España está relacionada con un exceso de presentismo, falta de flexibilidad, falta de conciliación, no uso de nuevas formas de relación laboral como el teletrabajo o el uso de freelancers para proyectos que aporten conocimientos y habilidades que tanto necesitan las Pymes especialmente para enfrentarse a la era digital.
    Además la Pyme va a necesitar ayudas para financiar la transformación digital y las Pymes van a necesitar cambiar de mentalidad y adoptar una nueva cultura y liderazgo.

    Aunque hay cifras que indican que el desempleo disminuye en algunos países, en España hay que tener cuidado porque hemos empezado el año con ERES como el de Vodafone (1.000 personas); Caixa Banc (2.000) y otros como DIA o el Banco Santander. Y la gente que quedará en la calle no tiene toda suficientes competencias digitales.

    En los países europeos donde hay más «robots» no hay más desempleo, porque hay políticas agresivas para implantar nuevas tecnologías y mucha formación y foco. Hay innovación.
    Aquí tenemos retos importantes y parece que las clases derigentes están enfocadas en otras cosas. Afortunadamente el mundo de las startups está creciendo (4.115 Startups en 2018 según Mobile World Capital). Ojalá tengan un marco de ayuda para que puedan ser un referente para impulsar las nuevas tecnologías.
    Las Pymes no tecnológicas tiene que cambiar casi todo aunque les haya ido bien hasta ahora.
    Al final la productividad tiene que ganar al alza de salarios. Ese el el reto en el que hay que trabajar duro.

  2. pacolopez dice:

    100% de acuerdo Ferrán.
    El reto como sociedad que debemos afrontar es conseguir que nuestros empresarios entiendan que la competitividad no se basa en los salarios bajos sino en la innovación y la productividad.

Comentario: