24 de julio de 2019

¿Sirve la gestión activa para algo?

De un tiempo a esta parte se está poniendo en cuestión la gestión activa de la mayoría de fondos de inversión. La cuestión central es: ¿consiguen los gestores realmente aportar un valor diferencial respecto al índice con el que compiten, o se obtienen mejores resultados invirtiendo en el indice con un fondo pasivo que lo replique?

Los fondos activos, que requieren un proceso de selección y gestión y un equipo profesional teóricamente muy cualificado, son lógicamente más costosos en comisiones de gestión que los fondos pasivos, que se limitan a seguir el índice (no han de tomar decisiones).

En ese contexto es demoledor un informe que leo en la revista Ocu Inversiones en el que se concluye que en Europa en un período de 5 años, el 80% de los fondos activos no lograron batir a su índice. ¡Es un porcentaje demoledor! Y la cosa no es mejor en EEUU, donde en el mismo período el 82% de los fondos no batieron a su índice.

No es de extrañar que la gestión activa esté cuestionada.

Comentario: