21 de enero de 2020

España: suicidio demográfico

Ha caído en mis manos un informe de Alejandro Macarrón sobre la crisis demográfica que padece España (y Europa) que me ha puesto los pelos de punta.

Actualmente estamos hablando de la crisis climática, que afecta a todo el planeta, pero no nos detenemos tanto a pensar que a nivel europeo y español, el problema más específico y serio que tenemos es la crisis demográfica. La demografía es sin duda nuestro Talón de Aquiles. Puede acabar con España en apenas unas décadas.

La realidad es que hoy en día nacen en España menos niños que los que nacían en los años de la Guerra Civil y la posguerra, ¡cuando teníamos 20 millones de habitantes menos!

Las cifras son francamente preocupantes: en 1976 nacieron 677.000 niños, en 2018 fueron solo 369.000

Eso explica muchas cosas, por ejemplo la España vaciada, o la necesidad perentoria de acoger a una población inmigrante que reequilibre un poco nuestra pirámide poblacional.

Pero no basta con la inmigración. La natalidad ha de recuperarse; ¡no podemos sustituir los niños por mascotas, como muchas parejas están haciendo! Estamos ante una emergencia nacional.

Las consecuencias ya las estamos notando. Problemas como la España vaciada o el déficit de la Seguridad Social o incluso el déficit público, son consecuencia de la crisis demográfica, de que somos ya un país de viejos, y lo seremos mucho más en el futuro, si no hacemos algo y ya.

Comentario: