21 de abril de 2020

Eramos pocos y parió la abuela…

Disculpa la expresión, pero es lo que pienso cuando veo las bolsas de hoy. A la incertidumbre de una pandemia que sigue descontrolada en gran parte del mundo y que ha tumbado por KO a la economía mundial, se une un sector petrolero que no es capaz de parar las extracciones y que inunda literalmente el mundo de barriles, haciendo que su precio caiga por los suelos.

No se me ocurre escenario peor. Y las bolsas piensan lo mismo.

Si hubiera de invertir lo haría ahora.

Y de perdidos al río…

Comentario: