28 de mayo de 2020

¿Alguien duda de que el mundo postCOVID será un mundo orientado a la sostenibilidad?

Las consecuencias que eso tendrá sobre muchos sectores empresariales serán enormes. Acabo de mencionar el automóvil, pero también el petróleo o el textil, el plástico, el agropecuario, la movilidad, la construcción, etc.etc.

En otro paso también mencioné el turismo.

Era algo que tenía que pasar y a lo que el coronavirus va a dar un impulso.

Qué verdad es que “no hay mal que por bien no venga”.

La recuperación económica se ha de construir sobre esas premisas. Los gobiernos, los empresarios, los inversores, los trabajadores, que se den cuenta de ellos y se apunten a esa apuesta, serán los que se recuperarán antes y mejor de el batacazo del COVID19.

Se va a imponer la tecnología y la economía circular. Será la explosión definitiva de la 4ª Revolución Industrial.

  1. Ferran Pi Roca dice:

    En una sesión con Alfredo Pastor a la que asistí hoy, plantea unas ideas interesantes:
    Hay sectores en España con grandes oportunidades que podemos cocer en casa:

    Automóvil: ¿Por qué no producir un auto español, sostenible y con los accesorios justos para no encarecer su coste, en lugar de depender de las grandes empresas con una carga histórica que llevarán siempre encima? Cuando Fiat se fué parecía el final de Seat, pues la ingeniería de los autos era de Fiat. Seat sólo sabía montar autos. Pero con Antoñanzas se diseñó el Ibiza. ¿Por qué no utilizar los buenos ingenieros que tenemos para hacer lo mismo hoy?

    Turismo: Ya que viajar será más caro, bienvenidos los turistas de calidad. Menos pero que aporten más. Tenemos empresas turísticas muy buenas para adaptarse a este turismo.

    Construcción: Si hablamos de sostenibilidad qué mejor que invertir en la rehabilitación de viviendas y edificios del país.

    El mayor problema que tenemos es el desempleo: el despilfarro de recursos humanos. La gente parada se deteriora con rapidez.
    Semejante al New Deal de Roosevelt, pero aplicado a nivel local, el poder público (el sector privado no puede hacerlo todo), podría iniciar las inversiones en los proyectos comentados. No se trata de pedir proteccionismo sino protección: el sector público invierta y defienda proyectos como los comentados.

  2. pacolopez dice:

    Coincido totalmente en los planteamientos de Pastor en relación a Turismo (ya lo planteaba yo mismo así en un reciente post) y Construcción. Yo añadiría energías sostenibles y salud.
    En cuanto a Automóvil, me apunto a la idea, aunque no creo que sea fácil que alguien se plantee producir coches. Ojalá. Yo optaría más por motocicletas, triciclos. patinetes, o quizás autos de 4 ruedas, pero orientados a nichos concretos, como jardinería, servicios públicos, golf, parques de ocio…
    Obviamente, como dices, hay que reaccionar rápido.
    Yo tampoco descartaría negociar con Renault o Seat/Volkswagen el aprovechamiento de toda o parte de la fábrica y del equipo humano.
    Vamos a ver cómo acaba todo.

  3. Instalación de Canalones dice:

    Esta claro que el Covid ha introducido ciertos cambios sociales que han venido para quedarse. Pero hay que tener en cuenta el impacto que nuevos comportamientos como la generalización del teletrabajo pueden tener en la economía diaria de nuestra sociedad. Esto va a verse reflejado en menos consumo en bares, menos gastos en automóviles y gasolina, entre otros.

    Por nuestra parte, como empresa especializada en instalación de canalones en Valladolid, el hecho de que la gente vaya a pasar más tiempo en su primera y segunda residencia va a traducirse en mayores gastos en reformas de las mismas, así que por ese lado bien, pero hay que tener en cuenta una visión general.

Comentario: