18 de marzo de 2021

Los fondos europeos: ¿una merienda de negros?

No suelo escribir de temas explícitamente políticos en este blog, pero, por lo que voy viendo, tengo la impresión de que la llegada de los fondos europeos destinados a la recuperación postcovid pueden ser una merienda de negros, si se me permite el término ahora políticamente incorrecto. Es una gran oportunidad de dar un impulso a la modernización y a la creación de riqueza para todos, pero existe el riesgo de que una maraña burocrática, aderezada con la pillería (léase avaricia y corrupción) propia de este país, sea una esperanza perdida más que solo consiga engrosar los bolsillos de los sinvergüenzas de siempre.

Nos jugamos también el prestigio que nos queda como país.

Es algo en lo que todos supongo que estamos de acuerdo, excepto los pillos. ¿Ganarán ellos o ganaremos todos los ciudadanos? La responsabilidad es de los cuatro poderes de nuestra democracia: ejecutivo, legislativo, judicial y medios de comunicación. Al menos en esto les hemos de exigir consensos y eficacia.

  1. Ferran Pi Roca dice:

    Estos fondos son una gran oportunidad pero puede ocurrir lo que dices Paco y que no se aprovechen por no tener buenos proyectos preparados.

    Estos fondos giran en torno a cuatro ejes: Verde, Digital, Igualdad de Género y Cohesión Social.
    Tendremos tres vías de acceso:
    Los Pertes (Proyectos estratégicos de recuperación y transformación económica). Son los proyectos “tractores” o de gran arrastre económico.
    Licitaciones, que serán contrataciones públicas.
    Subvenciones (aportaciones que no exigirán reembolso pero que se obliga a acreditar los gastos en aquellos temas comprometidos en el proyecto. Según sea, podrán ser ser desembolsos al final, durante o un porcentaje cuando se apruebe, por lo que exigirá que las empresas que las soliciten tengan liquidez y aporten también una parte del proyecto.

    Creo que las grandes empresas se llevarán los Pertes. En muchos casos exigirá crear consorcios con varias empresas asociadas para cada proyecto. En esto de asociarse y colaborar las pymes están en desventaja. Están acostumbradas a ir solas y aquí se trata de proyectos de gran calado.

    Para las licitaciones habrá que esperar a que se abran las licitaciones.

    Para las subvenciones, además de la necesidad de liquidez habrá que ir preparado con un buen proyecto, que incluya una propuesta de valor, un plan, números, hitos. Cuanto mejor se prepare el proyecto más posibilidades habrá de ganarlo. Se adjudicará por competición y según puntuaciones recibidas.

    Las empresas aspirantes deberían buscarse un asesor de confianza que actúe de partner y les acompañe en todo el proceso.
    También hará falta actitud. Se habla mucho de big data, mucha digitalización, pero sólo el 8,5% de las empresas españolas, según el INE declara utilizar big data. Ojalá gestionemos el ego y nos pongamos a trabajar para conseguir esos fondos.

  2. pacolopez dice:

    El post me surgió ayer cuando leí la noticia de que tres lineas aereas pequeñas españolas lanzaban un proyecto para aviones eléctricos. No conozco los detalles, pero me hizo sospechar que un proyecto así planteado por compañías aereas y pequeñas no tenía ningún sentido. Aunque sí lo tenía si de lo que se trataba era de trincar la pasta, bajo una apariencia de tecnología y sostenibilidad…

  3. Ferran Pi Roca dice:

    Estamos tan escaldados por pillos que nos reímos al suponer integridad. Se supone que un proyecto ganará fondos si recibe la mejor puntuación compitiendo con otros proyectos y se desembolsará contra inversiones realizadas según cada fase del proyecto. Cada factura debe estar justificada y respaldada. Ojalá seamos campeones por buenos proyectos y no por corruptos.

  4. Montserrat Cánovas Doménech dice:

    Yo también leí acerca de una Cia aérea con un solo avión. Eso me hizo pensar en la posible creación de empresas con el único fin de llevarse alguna subvención.

  5. Montserrat Cánovas Doménech dice:

    Ferran Pi Roca. Quiero creer que se va a hacer bien por razones obvias pero también para recuperar un poco de prestigio y confianza como país.

Comentario: