19 de septiembre de 2020

El dinero no vale nada

El dinero no cuesta nada, porque los tipos de interés se sitúan en mínimos, y no hay perspectivas de que suban en un futuro próximo. La rentabilidad, más que nunca, hay que buscarla en el riesgo. En los tiempos de incertidumbre en los que vivimos, eso exige inversores valientes. Y gestores de esas inversiones que sepan actuar en este entorno.

Llevo días sugiriendo diversificar la inversión en activos alternativos. Esos activos son, ni más ni menos, activos de riesgo, cuyos gestores generan valor porque consiguen sacar rentabilidad de ese riesgo bien gestionado.

 

Comentario: